Novedades

Caso sospechoso en el país: preocupa el aumento de un tipo de hepatitis aguda en chicos y de origen desconocido

Médicos y científicos están desconcertados y preocupados, tras detectarse cada vez más casos de una misteriosa enfermedad hepática en niños que se identificó por primera vez en Gran Bretaña, con nuevas infecciones que se propagan a Europa y EE.UU.

Hay un caso sospechoso en Argentina, preocupa el aumento de un tipo de hepatitis aguda en chicos y de origen desconocido.

En el mundo, se registraron 170 pacientes con este diagnóstico; advierten que el 10% necesitó un trasplante; pediatras argentinos trabajan en un documento con recomendaciones para los profesionales.

Ya son por lo menos 170 los casos documentados en 12 países. Los primeros, el año pasado, se detectaron en Estados Unidos y, este año, Reino Unido se sumó a las notificaciones, a las que le siguieron otros estados de Europa. En el país, según se pudo conocer, hay en estudio por lo menos un caso sospechoso en el Hospital Ricardo Gutiérrez. La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) está trabajando con otras sociedades científicas en un documento conjunto con recomendaciones para los profesionales.

“El síndrome clínico en los casos identificados es hepatitis aguda (inflamación hepática) con un aumento marcado de las enzimas hepáticas [que indican si hay daño] –actualizó la OMS sobre este brote–. Muchos casos tenían síntomas gastrointestinales, incluido dolor abdominal, diarrea y vómitos, y niveles elevados de las enzimas (aspartato transaminasa (AST) o alanino aminotransaminasa (ALT) superiores a 500 U/L) e ictericia [piel amarillenta]. La mayoría de los casos no tuvo fiebre. En ninguno se detectaron los virus comunes (A, B, C, D y E) causantes de las hepatitis agudas.”

La semana pasada, las autoridades británicas informaron de 74 casos de hepatitis o inflamación del hígado en niños desde enero. Los virus habituales que causan la hepatitis infecciosa no se observaron en los casos, y los científicos y médicos están considerando otras posibles fuentes.

Autoridades sanitarias de Escocia también alertaron de 10 casos de este mismo tipo de hepatitis en niños pequeños, previamente sanos, con un rango de edad de 11 meses a cinco años. Según señalaron desde el Gobierno británico, de estos diez casos, nueve comenzaron los síntomas –ictericia, diarrea, vómitos y dolor abdominal– en marzo de 2022, mientras que uno de los pacientes comenzó el pasado mes de enero. Todos ellos, detallan, fueron detectados cuando estaban hospitalizados.

De los 74 casos detectados sólo en Reino Unido hasta el 8 de abril, 49 están en Inglaterra, 13 en Escocia y el resto en Gales e Irlanda del Norte, al igual que Estados Unidos que ha informado brotes similares. Por lo general, según reportan diversos medios, en Escocia, hay alrededor de 7-8 casos en un año en pacientes sin condiciones subyacentes. El 5 de abril, la organización fue informada de 10 casos de hepatitis aguda grave en niños menores de 10 años en Escocia. Tres días después, hubo otros 74 casos en el Reino Unido.

Sin embargo, esta inflamación del hígado, insisten los expertos, no corresponde con ninguno de los tipos actualmente observados (A, B, C, D o E). Por lo que según la OMS, “la prioridad es determinar la etiología de estos casos para orientar futuras acciones clínicas y de salud pública” ya que, cualquier vínculo epidemiológico entre los casos, podría proporcionar indicaciones para rastrear la fuente de la enfermedad.

La Dra. Vivian Luchsinger, viróloga del Instituto de Ciencias Biomédicas ICBM Facultad de medicina Universidad de Chile, señala que “como no sabemos la causa, es difícil decir si esa infección viral está en Chile o no”.

Pero si se llegase a saber que es por una causa infecciosa, o sea un virus, con la movilidad y la globalización, podría fácilmente ir de un lugar a otro, “pero en realidad mientras no sepamos la causa, es difícil precisar si vamos a tener que estar pendientes o si vamos a tener casos o no” añade.

”La hepatitis es muy común en niños después de una variedad de infecciones virales, pero lo que se está viendo en este momento es muy diferente”, dijo en un comunicado Graham Cooke, profesor de investigación de enfermedades infecciosas del Instituto Nacional de Investigación en Salud y Atención (NIHR) del Imperial College London.

Eso es lo llamativo de estos casos, comenta Luchsinger, “que no se ha identificado el agente” ya que hay múltiples causas de hepatitis y dentro de esas múltiples causas, “hay múltiples virus que pueden causar esta inflamación del hígado”.

Por su parte, los niños que han sido diagnosticados con esta hepatitis desconocida, “están experimentando una inflamación más severa, lo que en algunos casos hace que el hígado falle y requiera un trasplante”, añadió Cooke.

La OMS señaló que dado el aumento de los casos en el último mes y la mayor vigilancia por parte de las autoridades sanitarias del país, era “muy probable” que se detectaran más casos.

Posibles causas

Los expertos están divididos en cuanto a la causa de la enfermedad y se encuentran sin suficientes datos para continuar, aunque no parece probable que se trate de virus de la hepatitis A, B, C, E y D, los más conocidos, ya que estos se descartaron mediante pruebas de laboratorio.

En cambio, en varios casos se detectaron el Sars-CoV-2 y/o adenovirus, lo que se suma a que la OMS declaró que ha habido un aumento en la actividad de adenovirus en el Reino Unido.

La Dra. Bernardita Romero, gastroenteróloga pediátrica de Clínica Universidad de los Andes, explica que “hay muchos virus respiratorios que pueden provocar hepatitis y con el coronavirus (Covid-19) se ha descrito que éste afecta el hígado también, entonces en el fondo hay virus que son hepatotropos que van ligados al hígado directamente (y que generan hepatitis directamente) y otros que son respiratorios, pero que igual pueden producir alguna inflamación en el hígado”.

La OMS asegura que el origen de estas hepatitis está bajo investigación activa y se están realizando pruebas de laboratorio para infecciones adicionales, productos químicos y toxinas para los casos identificados.

“Estamos trabajando con socios para crear conciencia entre los profesionales de la salud, de modo que cualquier otro niño que pueda verse afectado pueda identificarse temprano y llevarse a cabo las pruebas correspondientes. Esto también nos ayudará a construir una mejor imagen de lo que puede estar causando los casos”, señaló Meera Chand, directora de infecciones clínicas y emergentes de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA).

“Cuando hay un grupo de casos como este, creo que es probable que haya una causa viral”, comentó el profesor Simon Taylor-Robinson, hepatólogo del Imperial College London, ya que incluidos los adenovirus e incluso influenza, en raras ocasiones pueden causar inflamación del hígado.

La Tercera /Cadena Entrerriana

compartir