Novedades

El campo le pidió medidas «urgentes» al Gobierno por la implacable sequía que afecta al sector

Luego de la fallida reunión convocada por el secretario de Agricultura de la Nación, Juan José Bahillo la semana pasada en Buenos Aires, cuya invitación fue rechazada por los dirigentes de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), hoy se concretó el encuentro. Pero esta vez fue en Rosario y con la presencia de los ministros de la Producción de las provincias de Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y La Pampa, esto, más la gravedad de la sequía que azota al campo, fue decisivo para que la Mesa de Enlace acepte y viaje de manera urgente a primera hora del lunes, luego de la Navidad, a participar de la reunión.

Tras tres años de escasez de lluvias consecutiva, esta campaña la sequía parece haberse ensañado especialmente con gran parte de las regiones productivas del país. Los efectos en los cultivos y pasturas son devastadores en muchos lotes de distintos puntos del país, y la ganadería y la lechería atraviesan momentos críticos con mortandad de animales por falta de alimento y agua en algunas localidades.

«Fue una reunión para compartir con los ministros y las autoridades de la Mesa de Enlace, más allá de coincidencias o disidencias, la evaluación que nosotros estamos haciendo de los distintos sectores productivos y someterlas a masa crítica», explicó Bahillo luego del encuentro que tuvo lugar en la sede de Gobernación de la provincia de Santa Fe en Rosario.

Al finalizar, no hubo anuncio de medidas como quizás muchos esperaban.«No fue una reunión resolutiva, no hay anuncios, yo me llevo de acá distintas opiniones e ideas que, por otro lado, ya habíamos hablado con el ministro (de Economía de la Nación) Massa y me pidió que, antes de avanzar, lo evalúe con las autoridades provinciales y la Mesa de Enlace, y resolveremos en los próximos días algunas medidas de todo lo que hablamos», aclaró el secretario.

Tanto los ministros como la CEEA pidieron que se dicten con «urgencia» los decretos de las declaraciones de emergencia que permiten suspender los pagos de anticipos de ganancias.

La Mesa de Enlace planteó tres puntos fundamentales y apremiantes frente a la crítica situación que se atraviesa en muchos campos debido a la sequía : financiamiento, alivio fiscal y rapidez en la toma de medidas.

Las autoridades de las provincias presentaron un detallado panorama de las distintas actividades productivas en cada zona y pidieron que se aceleren los circuitos administrativos para que les lleguen los fondos desde la Nación a fin de atender a los damnificados así como líneas de financiamiento y fondos rotatorios que permitan llegar a todos los productores necesitados.

«Solicitamos que se agilicen las declaraciones juradas locales, provinciales y nacionales, de manera de poder implementar ya algunas medidas que la ley prevé, que si bien son insuficientes, por lo menos son un alivio para el productor como puede ser la suspensión de los anticipos de ganancias, una ganancia que no va a existir el año que viene», contó Elbio Laucirica, presidente de Coninagro.

Los puntos básicos que dominaron la reunión, según el titular de CRA, Jorge Chemes, fueron: «Morigerar la carga impositiva, la suspensión de los anticipos de ganancias porque va a haber grandes pérdidas, entonces hay que manifestarse ante la AFIP y lograr que todo el paquete impositivo o se prorrogue o se suspendan todas las acciones negativas en el bolsillo del productor». Por otro lado, determinar qué mecanismos de financiación van a ponerse en práctica porque «una vez que se termine la sequía, va a haber que seguir trabajando y el productor no va a tener capital de producción, al no cosechar, no va a haber dinero, entonces: ¿con qué vamos a financiar esta continuación productiva?», se preguntó.

Asimismo, Chemes pidió «que todo esté muy aceitado, desde la AFIP hasta los bancos, porque después vamos al interior y nos encotramos con que estas medidas que se decidieron en el más alto nivel, el funcionario de turno no las conoce, o no les llegó la resolución».

«No queremos más títulos«, dijo Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria Argentina. «Ni el título que van a dar Aportes No Reembolsables, ni que van a dar créditos a tasa subsidiada y después ninguna de estas cosas se cumplen», remarcó. «El Estado debe diseñar rápidamente las políticas para asistir en un momento tan crucial como el que está atravesando el sector agropecuario y que no deben ser promesas, deben ser ejecuciones en un corto plazo para que los productores puedan salir de esta situación», reclamó Achetoni. «El clima que hay entre los productores y el tiempo, ya no dan para más»y hay que tomarlo con mucha seriedad«, sostuvo.

«Esto es como la Justicia: si llega tarde, no es Justicia. La ayuda que no llega en tiempo y forma, no ayuda”, opinó Raúl Etchebehere, vicepresidente 2° de la Sociedad Rural Argentina. El dirigente, contó que expusieron la realidad del campo a Bahillo y le advirtieron «que no solo es un tema de los granos sino también de la lechería y de la carne en donde el año próximo no van a haber terneros ni preñeces”. Por otra parte, indicó que resolver la situación «no es cuestión de tasas subsidiadas de créditos porque si en vez del 60, tienen el 58%, se hace impagable, hay muchos productores que vienen de dos o tres años de sequía y no tienen como pagar«, aseguró. “El objetivo principal fue mostrar en la reunión la realidad de los productores, alguna parte la conocían y otra no tanto, y dejamos en claro que las medidas extemporáneas, como el dólar soja afectan a toda la cadena a futuro, por eso se debe pensar cómo se van a instrumentar y sus consecuencias”, señaló el ruralista.

La CEEA solicitó, además, la prórroga o condonación de los créditos y las deudas impositivas a nivel nacional y provincial.

En la rerunión, se abordaron también los avances del Programa de Incremento Exportador II y las medidas del Gobierno vinculadas para el acceso a insumos de la industria lechera, porcina, aviar y de economías regionales con el objetivo de impulsar las cadenas productivas agroalimentarias.

Esta semana, según anticipó Bahillo, se harán efectivos los aportes no reembolsables para los pequeños productores que no pudieron acceder a los beneficios de vender al valor preferencial del dólar soja de $200 establecido en septiembre, los cuales estaban en etapa de validación de la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos).

 

compartir