Novedades

Al menos 30 personas fueron evacuadas por una explosión e incendio en un conventillo en Barracas: nueve heridos de gravedad

Las víctimas fueron trasladadas a diferentes hospitales con quemaduras de hasta el 50% de su cuerpo; no hubo fallecidos ni menores afectados; se investiga el origen de la detonación

Al menos 30 personas debieron ser evacuadas de urgencia luego de que se produjera una explosión seguida de incendio en un conventillo ubicado en el barrio porteño de Barracas. Nueve heridos fueron trasladados a urgencia con quemaduras de hasta el 50% de su cuerpo y afectados por inhalación de humo. Por el momento se desconoce la causa de la detonación.

Según pudo saber LA NACION, el hecho tuvo su inicio alrededor de la una de la madrugada en una vivienda ubicada en Olavarría al 1700 entre las calles Isabel la Católica y Montes de Oca. En el lugar se montó un operativo integrado por la Policía de la Ciudad, SAME, Defensa Civil y Tránsito, tras emitirse una alera por incendio, en medio de una noche lluviosa y de alta humedad.

Como primera medida se dispuso la interrupción del transito, para luego dar lugar a los trabajos de rescate. El incendio se produjo en el segundo piso y afecto diferentes ambientes.

Si bien no hubo víctimas fatales, sí se debió trasladar de urgencia a nueve personas que estuvieron expuestas al humo producto del fuego y a las propias llamas que les ocasionaron quemaduras corporales.

Según comentaron a este medio fuentes de Seguridad, los trasladados fueron nueve personas: cinco mujeres y cuatro hombres de entre 40 y 65 años. Siete de ellos con heridas de gravedad, de los cuales dos fueron derivados al Hospital Argerich con quemaduras del 40%; otro par al Hospital General de Agudos José María Penna, donde fueron intubados e ingresaron al quirófano y otro al Hospital Ramos Mejía.

El operativo continuó en la zona y se dispuso un corte total. Se presentaron 14 móviles de ambulancias, unidades de Triage, unidades de oxigenación y de catástrofes. Otros de los atendidos en el lugar presentaban cortes en el cuello. Además, se dispuso la intervención de psicólogos de SAME. No hubo menores que debieran ser atendidos.

Las causas de la explosión e incendio están siendo investigadas por bomberos. En altas horas de la madrugada continuaban con tareas de ventilación en el edificio y con la remoción del mobiliario quemado.

Tal como pudo saber LA NACION, el fuego ya fue controlado. En tanto Defensa Civil y Guardia de auxilio evaluarán junto a Bomberos los daños estructurales de la vivienda para diagnosticar si hay o no peligro de derrumbe.

compartir