Novedades

Alberto Fernández busca fortalecer su imagen al encabezar la cumbre de la CELAC

A pesar de las críticas, incluso de los propios, el presidente Alberto Fernández se enfoca en afrontar una serie de compromisos internacionales de relevancia alrededor de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que tendrá lugar el 24 de enero.

En la previa, se reunirá a solas con su par de Brasil, Luiz Inácio «Lula» da Silva, en Casa Rosada, y a posterior del intercambio del bloque latinoamericano, recibirá al cubano Miguel Díaz Canel y al primer ministro de Haití, Ariel Henry.

Sin atender -por el momento- los reclamos del sector que responde a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, para que indulte a Milagro Sala y avance con la presión al Poder Judicial, el jefe de Estado se concentra y avanza en cumplir con los actividades que lo tendrán como protagonista por su presidencia pro tempore de la CELAC.

Se espera que además de las confirmadas, se concreten otra serie de bilaterales con mandatarios que asistirán a la Cumbre, que espera a jefes de Estado, cancilleres y representantes de los 33 países miembros.

Durante la noche de hoy, Lula da Silva arribará a la Aeroestación Militar del Aeroparque Jorge Newbery en Buenos Aires, y será recibido por el canciller Santiago Cafiero. El lunes, a las 10.30, ofrecerá la tradicional Ofrenda Floral al Libertador General San Martín, en la Plaza homónima, para luego trasladarse a la Casa de Gobierno en donde mantendrá una reunión con el presidente Alberto Fernández.

Luego, en el Salón Blanco, realizarán la firma, junto a ministros de diferentes carteras, de acuerdos para cooperación en Soberanía Energética e Integración Financiera, Defensa, Salud, Ciencia, Tecnología e Innovación, y Cooperación Antártica.

El embajador en Brasil, Daniel Scioli, hombre del riñón del Presidente, hizo mención de los acuerdos conjuntos al asegurar que “nunca se pudo llegar a una declaración conjunta de tantos temas de coincidencia”. Su tarea fue central en la reconstrucción de la relación del país con el gigante de América del Sur, incluso tras la decisión del exmandatario Jair Bolsonaro de abandonar la CELAC.

Fernández, quien suele sentirse a gusto con los compromisos internacionales, realizará junto a da Silva una declaración a la prensa a fin de comunicar los lineamientos básicos de los acuerdos suscriptos. A posterior, almorzarán en el Salón Eva Perón y a las 15 participarán de la apertura de un Encuentro Empresarial en el Museo del Bicentenario, y de una actividad sobre Derechos Humanos con representantes de diferentes Organismos.

Por la tarde, se estima que el líder del PT se reúna con la vicepresidenta, y luego visite el Centro Cultural Kirchner (CCK), en el que se realizará el Concierto de la Hermandad Argentino Brasileña y se inaugurará la muestra fotográfica: «Pueblos Originarios- Guerreros del Tiempo» de Ricardo Stucker.

Los detalles de la Cumbre de la CELAC

El martes 24, el Presidente encabezará la Cumbre de jefes de Estado de la CELAC que tendrá lugar en una reconocida cadena hotelera del barrio de Retiro, y se extenderá durante toda la jornada. Se espera un intercambio tenso que tendrá inicio a las 9.30 con un discurso inicial a su cargo y la presentación de un informe de gestión en manos de Santiago Cafiero.

Representantes de los 33 países miembro visitarán la Argentina para el intercambio que cuenta con la novedad del regreso de Brasil, luego de la autoexclusión de Jair Bolsonaro, y la presencia de los mandatarios Lacalle Pou (Uruguay), Mario Abdo Benítez (Paraguay), Gabriel Boric (Chile), Lula da Silva (Brasil), Miguel Díaz Canel (Cuba), Gustavo Petro (Colombia), Luis Arce (Bolivia), Xiomara Castro (Honduras) y Luis Abinader (Republica Dominicana).

También estarán presentes la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, y el de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves.

Entre las ausencias anticipadas figuran la de Guillermo Lasso (Ecuador)Andrés Manuel López Obrador (México) y Daniel Ortega (Nicaragua). Tampoco estará presente Joe Biden (Estados Unidos), invitado a último momento, ni Xi Jinping (China) que prometió participar de forma virtual.

La presencia de Nicolás Maduro (Venezuela) al momento es un enigma dado que, a pesar de la confirmación ante la consulta de Noticias Argentinas del embajador argentino en Venezuela, Oscar Laborde, aún no hay confirmación desde Caracas sobre su participación. Su posible asistencia junto a la de Díaz Canel generó el rechazo en la oposición tras argumentar que se trata de regímenes autoritarios.

El mandatario venezolano puede desembarcar en Buenos Aires, de hecho está todo dispuesto para su recibida, ya que no tiene orden de detención internacional, y es improbable que la causa federal que se abrió hace algunos días en Comodoro Py avance.

A su parte, el canciller argumentó la participación de los jefe de Estado y cuestionó las críticas de Juntos por el Cambio al sostener que pueden haber naciones que «gusten» más que otras pero que «las relaciones entre Estados no son emocionales, sino pragmáticas”.

Se trata de un evento de magnitud y relevancia política que colocará a Fernández en el centro de la escena. A media mañana se llevará a cabo la primera sesión plenaria de jefes de Estado para luego dar paso a la foto de familia y al almuerzo del mediodía. A posterior, habrá una segunda sesión cerrada, y la jornada concluirá con una conferencia en la que se espera el anuncio de la presidencia de la CELAC 2023. 

El sucesor de la Argentina al frente de la comunidad que agrupa a todos los Estados americanos será un tema presente entre los expuestos. Al momento, el candidato de consenso es San Vicente y Granadinas, una cadena de islas e islotes del Caribe.

En la previa al intercambio del bloque regional, y con la agenda local relegada, Alberto Fernández sostuvo que confía en que «la CELAC pueda profundizar sus vínculos con China» y criticó a los Estados Unidos por haber «alentado el fantasma» del gigante asiático.

«Estados Unidos desde Trump en adelante ha alentado el fantasma de China, pero nunca participé de esa idea. La Argentina es un país soberano, y tiene derecho a tener vínculos con los que considere sus amigos y con los que mejores posibilidades de desarrollo les ofrezca», remarcó en una entrevista con un medio chino.

Y agregó: «Sería un ingrato si dijera que China no ha actuado en ese sentido con la Argentina. Creo que EEUU puede tener un vínculo maduro con la Argentina al igual que nuestro vínculo con China. Siempre rechacé ese tipo de presión, pero no me parece bien alentar un temor político porque no es razonable. China actúa en la región respetando nuestras lógicas y políticas. Han tenido una actitud muy respetuosa para con el país y lo agradezco».

Bilaterales confirmadas

El miércoles 25 de enero, el Presidente protagonizará dos nuevas bilaterales más que tendrán lugar en Casa Rosada junto a sus pares de Cuba, Miguel Díaz – Canel y el primer ministro Haití, Ariel Henry.

El mandatario de la isla mantuvo negociaciones con Fernández en el marco de la pandemia del Covid 19, y además, fue el primer jefe de Estado en visitarlo tras su asunción en diciembre de 2019. En septiembre de 2018, asistió los despachos de Casa Rosada bajo la gestión de Mauricio Macri, con el objetivo de «fortalecer las relaciones económicas y comerciales entre ambas naciones».

El primer ministro haitiano, Ariel Henry, asumió tras el asesinato de Jovenel Moïse en junio de 2021. Había sido designado como  sucesor dos días antes de su muerte, pero sin el apoyo de los partidos locales.

Según fuentes oficiales, el jefe de Estado recibirá además a la primera ministra de Barbados, Mia Mottley; al presidente del consejo europeo, Carles Mitchel; al ex senador y asesor de Biden, Christopher Dodd, y al director general de la FAO, Qu Dongyu.

A finales de enero, el primer ministro Alemán, Olaf Scholz, llegará a la Argentina en el marco de una gira por Brasil y Chile y apuntará a ampliar las posibilidades de profundizar el comercio bilateral y el flujo de inversiones.

Como titular de la CELAC y anfitrión de la Cumbre, Fernández busca fortalecer su imagen abatida por las críticas opositoras y las embestidas internas del kirchnerismo durante los últimos días.

NA

compartir