Novedades

Alerta meteorológica nivel amarillo por frío extremo: hasta cuándo dura la ola polar y qué zonas están afectadas

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió una alerta meteorológica nivel amarillo por frío extremo para varias provincias.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta nivel amarillo por frío extremo que afecta a las provincias de Chaco, Santiago del Estero, Córdoba, Jujuy, La Rioja, San Juan, Mendoza y San Luis. Este fenómeno climático requiere que los ciudadanos sigan ciertas recomendaciones para evitar sufrir las consecuencias del frío.

El alerta por temperatura extrema por frío comenzó a regir a partir de las 17:54 del domingo y podría extenderse hasta el mismo horario de este lunes 27 de mayo. Esta medida tiene como objetivo advertir a la población sobre las bajas temperaturas que pueden tener efectos negativos en la salud, especialmente para ciertos grupos de riesgo.

Qué significa una alerta meteorológica nivel amarillo por frío extremo

Según el sitio web oficial del Servicio Meteorológico Nacional, el nivel amarillo del pronóstico indica que las temperaturas pueden afectar a un sector particular de la sociedad. “Pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo, como niños y niñas, personas mayores de 65 años, con enfermedades crónicas”, describieron en las referencias del SMN.

Las bajas temperaturas pueden causar varios problemas de salud, incluyendo hipotermia y congelación, especialmente entre los grupos de riesgo. Además, el frío extremo puede agravar condiciones médicas preexistentes, como enfermedades cardíacas y respiratorias.

Recomendaciones para enfrentar el frío extremo

Ante esta alerta, es fundamental que los ciudadanos tomen precauciones para protegerse del frío extremo. Aquí algunas recomendaciones clave:

  • Abrigo Adecuado: Usar varias capas de ropa, incluyendo abrigos, bufandas, gorros y guantes, para mantener el calor corporal.
  • Calefacción Segura: Asegurarse de que los sistemas de calefacción funcionen correctamente y de manera segura. Evitar el uso de braseros o estufas a gas sin ventilación adecuada.
  • Hidratación y Alimentación: Consumir alimentos calientes y mantenerse bien hidratado.
  • Cuidado de Grupos de Riesgo: Prestar especial atención a los niños, personas mayores y aquellos con enfermedades crónicas, ya que son los más vulnerables a las bajas temperaturas.
  • Evitar Exposición Prolongada: Limitar el tiempo al aire libre, especialmente durante las horas de mayor frío.
compartir