Se trata de una línea Fondagro Sector Lechero de un programa de Aportes No Reintegrables para atender y mitigar la situación de pequeños y medianos productores tamberos de la provincia en el marco de la sequía que atraviesa la provincia.
 
El ministro de Economía Hugo Ballay al brindar precisiones del programa, expresó: “La ayuda consiste en aportes para tambos que tengan hasta 100 vacas en ordeñe, estamos hablando de 522 tambos aproximadamente que representan en 60 por ciento de los existentes”, detalló.Luego hizo referencia a la implementación de este programa cuyos fondos serán gestionado por las entidades que representan el sector a través de la firma de un convenio: “La experiencia nos muestra que muchas veces el Estado llega con ayuda pero no llega en tiempo y forma. Es una autocrítica que hicimos y ahora con esa articulación y con la colaboración de las instituciones que tienen más cercanía y contacto con el tambero, nos va a permitir llegar en tiempo y forma”, dijo y agradeció a las entidades por el acompañamiento.

MONTOS A PERCIBIR
Y al hacer una estimación de los fondos disponibles, dijo que “el monto total sería de 355 millones de pesos aproximadamente y los aportes van desde los 400.000 pesos hasta 1 millón de pesos por cada tamberos, dependiendo la cantidad de vacas en ordeñe”.El secretario de Agricultura destacó la importancia de que el mecanismo sea ágil “para que no se nos caiga ningún tambero, que lleguen a tiempo y en la forma en que el productor lo necesita para paliar esta situación”. Y agregó: “Nada va a reemplazar la falta de lluvias, pero es nuestra obligación como Estado provincial, trabajando con los productores y las entidades, llegar rápido a este estrato de pequeños y medianos productores”, remarcó Amavet

En tanto Paulini explicó: “El sector está siendo muy castigado por la sequía y mucha falta esta ayuda. Quiero destacar que lo más interesante de esto es la agilidad, porque lo necesitamos ya, no se puede esperar mucho”.

En ese sentido remarcó: “Es muy buena la iniciativa de hacer esto lo más ágil posible, y por intermedio de las entidades vamos a poner todo el empeño necesario para que esto se haga lo más rápido que se pueda”.

Luego explicó: “Las pérdida no se ven de manera instantáneas, pero lo que sucede es que estamos consumiendo reservas que se deberían consumir en invierno, y tampoco estamos pudiendo hacer ahora reservas para el invierno. Tal ahora la disminución no se nota tanto, pero es porque estamos gastando lo que vamos a necesitar en el invierno”.

Vale destacar que la medida para el sector tambero rige en simultáneo con la declaración del “estado de emergencia y/o desastre agropecuario” declarado por el gobierno provincial para el sector agropecuario.