Novedades

Archivan la causa por supuestas irregularidades en el gasoducto de Vaca Muerta

El juez federal Daniel Rafecas archivó la causa por presuntas irregularidades en la licitación adjudicada a Techint para proveer los caños del gasoducto de Vaca Muerta.

El magistrado entendió que todo se dio conforme las normas y luego del analizarse documentación, sumado a que el ex ministro de Producción Matías Kulfas negara conocer de irregularidades.

En su fallo, el juez entendió que no solo Kulfas negara irregularidades, sino también lo hizo Antonio Pronsato, el exfuncionario de ENARSA encargado de la ejecución del gasoducto.

Rafecas en su fallo consideró que todos los señalamientos tras los dichos en off de récord y en on por Kulfas, que fueron el motivo de la denuncia, quedaron desvirtuados cuando la semana pasada se presentó como testigo y dijo no tener conocimiento sobre algún tipo de delito.

Además, en su fallo. de más de 200 páginas. el juez evaluó que la Justicia no puede entorpecer «políticas estratégicas», esto es la construcción del gasoducto en sí que se estima llevará un año de duración.

La causa judicial fue luego de la renuncia forzada de Kulfas quien salió primero en off y luego en on a contestarle a la vicepresidenta en torno de la licitación del gasoducto. Él dijo que gente que respondía a ella era la responsable de la licitación.

Luego de Kulfas, fue Antonio Pronsato, ejecutor del gasoducto por ENARSA, quien también dijo que no sabía de la existencia de delito alguno.

Tras ello, el juez citó a dos comisiones de expertos que extraen gas en Vaca Muerta para tener detalles técnicos.

«La declaración testimonial deja en evidencia que el propio autor de los dichos que precipitaron las denuncias del caso terminó explicando que tales manifestaciones habían sido expresadas como respuesta a un comentario que lo había ofendido y que, a su juicio, era injustificado», señaló Rafecas en su fallo.

Sobre la elección de Techint, el juez evaluó que otras empresas locales no cuentan con cañerías de idoneidad para el gasoducto, o bien directamente no las producen.

«Por todo lo expuesto es que la elección de las cañerías de las características solicitadas, lejos de haber pretendido direccionar la licitación hacia una sola empresa, tenía el relevante –y fundamentado objeto de trasladar el volumen de gas establecido y cumplir con las normas de seguridad establecidas en la materia a nivel internacional», afirmó el juez.

compartir