Novedades

Argentina sin fecha para abrir la frontera terrestre con Uruguay

El viernes 1° de octubre Argentina comienza a abrir -de forma paulatina- las fronteras para el ingreso de extranjeros de países vecinos que quieran ir a hacer turismo. En principio, los uruguayos podrán viajar, exclusivamente, desde Montevideo o Colonia en barco a Buenos Aires, y desde el Aeropuerto Internacional de Canelones a Aeroparque.

En tanto, el tránsito de uruguayos hacia las ciudades limítrofes, mediante los puentes internacionales de Gualeguaychú, Colon y Concordia, no estarán en principio habilitados.

De todos modos, el gobierno de la provincia de Entre Ríos ya está trabajando en un protocolo de “corredor seguro”, que permita la habilitación de los pasos terrestres que unen Argentina con Uruguay, comentaron a El País fuentes oficiales del gobierno argentino.

Sin embargo, la cónsul argentina en Salto, Carola Del Río, dijo a El País en que por el momento no hay fecha para la apertura de los pasos fronterizos. La jerarca, además, explicó que toda la apertura para turistas será siempre por “corredores sanitarios habilitados”.

“La disposición que hoy por hoy está vigente prevé que los gobernadores puedan solicitar la apertura de los pasos terrestres. Para ello tendrán que presentar un protocolo sanitario que será evaluado por las autoridades sanitarias nacionales, y eventualmente se podría disponer la apertura”, advirtió.

La información sorprendió a varias autoridades departamentales de las localidades limítrofes con Argentina. Es que en las intendencias de Salto, Paysandú, Río Negro, así como en el Poder Ejecutivo, estimaban que esta apertura se concretaría a partir de pasado mañana.

Medidas

Ante la inminente apertura de fronteras del vecino país, las autoridades del gobierno diseñaron un plan de actuación para mitigar los posibles efectos económicos en los comercios uruguayos, pues estos pueden ver mermada su actividad ante las compras “relámpago” en las ciudades limítrofes.

La principal preocupación en los comercios del litoral pasa por los viajes de uruguayos para hacer compras y surtidos de comestibles a precios tres veces más económicos que los de este lado del río.

Por eso el Poder Ejecutivo anunció ayer un paquete de medidas para que, cuando se abran las fronteras terrestres, se intente mitigar esa diferencia de competitividad entre los comercios locales y los argentinos. Sin embargo, los intendentes de los departamentos fronterizos entienden que la diferencia cambiaria es tan grande, que la principal medida de contención para evitar “la fuga” de uruguayos compradores está dada por las exigencias en los protocolos sanitarios.

El pais

compartir