Novedades

Asma: educación y ambientes saludables, claves para una vida activa

Este 7 de mayo se celebra el Día Mundial del Asma, una instancia que sirve para tomar conciencia sobre esta enfermedad que no tiene cura, pero con un tratamiento adecuado puede facilitar que las personas asmáticas lleven una vida normal y activa. Desde el Ministerio de Salud de Entre Ríos se promueven pautas de conocimiento y prevención de esta enfermedad

Se calcula que el asma afecta a 260 millones de personas en todo el mundo. Se trata de una enfermedad crónica que compromete las vías respiratorias y provoca síntomas como respiración sibilante, falta de aire, opresión en el pecho, y tos, que varían con el tiempo, en su aparición, frecuencia e intensidad.

Desde el Ministerio de Salud de Entre Ríos se promueven pautas de conocimiento y prevención de esta enfermedad, ya que en ellas radica el adecuado manejo y control de la misma.

«En nuestro país, el 10 por ciento de la población sufre de asma y lo que es más importante, la mitad de ellos no lo sabe», señala el médico Walter Matarucco, actual presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, para quien es necesario que se realicen actividades tendientes a concientizar a la población, a los profesionales y a todo el equipo de salud en el tema.

Con el lema «La educación sobre el asma empodera», este año las organizaciones y especialistas buscan advertir sobre el rol fundamental que tiene conocer sobre los alcances de una enfermedad que si bien constituye un grave problema de salud a escala mundial, requiere de la concientización adecuada para su control y para reconocer la necesidad de la asistencia médica.

Desde 1998, el primer martes del mes de mayo se conmemora este día, establecido a instancias de la Iniciativa Global para el Asma -GINA- con el auspicio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es necesario saber que si bien el asma afecta a todos los grupos de edad y altera la vida familiar, especialmente en el caso de la población pediátrica, en la actualidad existen importantes avances en los tratamientos que hacen que se pueda controlar y las personas asmáticas encuentren elementos para proteger las condiciones que determinan un buen nivel de salud en ambientes saludables.

«Es una enfermedad inflamatoria crónica de causa desconocida que provoca el estrechamiento o afinamiento de los bronquios» explica Matarucco, especialista del Hospital Delicia Concepción Masvernat de Concordia, e indica que los síntomas más importantes son la dificultad respiratoria o presión en el pecho, tos seca o silbidos que pueden escucharse inclusive desde afuera. De allí que señale que es fundamental la consulta al médico para su correspondiente diagnóstico.

«Básicamente el diagnóstico de asma es clínico, es decir se realiza con los datos que aporta el paciente, pero a veces puede ser necesario realizar algunos estudios con el objetivo de confirmar y también de hacer el seguimiento de la enfermedad como por ejemplo una espirometría que es un estudio muy sencillo que se hace en pocos minutos y que cualquier persona lo puede realizar» sostuvo Matarucco.

El especialista indicó que informar a la población, educar al paciente y a los equipos médicos de asistencia puede facilitar el tratamiento adecuado, y fundamentalmente que las personas con algún síntoma, puedan consultar a un médico para saber si tienen asma o no. Matarucco reconoce que uno de los problemas más importantes en esta afección, es el tratamiento, que si bien es sencillo -ya que se realiza con medicación inhalada en forma de aerosol o polvo seco- el problema es que mucha gente abandona la medicación y esto lo pone en riesgo para sufrir una crisis o para tener una internación.

Por eso este año, el lema pone el foco en la educación que sirve para que la gente comprenda sobre esta afección, participe en el tratamiento y lleve a buen puerto su condición crónica.

Cada paciente tiene lo que los especialistas denominan un plan de acción, «un plan escrito para que la persona pueda saber qué es lo que tiene y qué debe hacer en el caso que sus síntomas empeoren».

Además la educación debe fortalecer las estrategias para promover ambientes saludables, ya que los factores ambientales pueden desencadenar y agravar el asma. Uno de los objetivos principales para un buen control del asma es evitar los alérgenos e irritantes ambientales, un aspecto que debe considerarse en la historia clínica de las personas para su adecuado tratamiento.

 

compartir