Novedades

Australia, el próximo escollo de la Selección: un habitué de los Mundiales y el recuerdo del repechaje con Maradona en el 93

El equipo de Scaloni enfrentará en octavos de final a un equipo con menor jerarquía pero muy físico. El historial favorece a la Albiceleste.

Australia disputa su sexto Mundial, el quinto de manera consecutiva y el cuarto -también sucesivo- como representante de la AFC (la Confederación asiática). En cualquier caso, un habitué de las últimas dos décadas y media.

Se trata de un caso curioso: se fue de la Confederación de Oceanía a los efectos de evitar el Repechaje y clasificar de modo directo, sin tanta agonía o suspenso. Sin embargo, también en Asia tuvo que disputar el Repechaje. Sin ir más lejos fue -quizá- el seleccionado que más sufrió para acceder a la gran cita en Qatar.Tuvo que llegar a la serie de los penales en el desempate frente a Perú, tras igualar sin goles, para gritar su desahogo clasificatorio en Al Rayyan, territorio qatarí. Fue la tarde en que el arquero Andrew Redmayne bailoteó para desconcentrar a los futbolistas incaicos y se convirtió en héroe nacional.

El australiano loco Redmayne, el día que eliminaron a Perú. pic.twitter.com/pUBwRdPF2q

— Sergio Chouza (@SergioChouza) November 30, 2022 » data-providername=»twitter»>

Así, el seleccionado que se viste regularmente de amarillo -representante de un país que es potencia deportiva- fue el penúltimo en acceder al Mundial, el 13 de junio de este año. Al día siguiente, con gol de Joel Campbell, Costa Rica venció a Nueva Zelanda y se ganó la plaza 32.

Más curiosidades australianas: es el único equipo nacional que participó en Mundiales representando a Confederaciones diferentes. También es el único que se consagró campeón continental en distintas Confederaciones (cuatro veces en Oceanía y en 2015, como local, en Asia). Además es el único equipo oceánico en acceder a una final de una competición de la FIFA: la desaparecida Copa de las Confederaciones, en 1997.

The Socceroos apuntan en cada presentación a lo que alguna vez comentó el arquero Mark Schwarzer (tiene el récord de presencias en el seleccionado con 109 entre 1993 y 2013; y la mayor cantidad de vallas invictas): «Australia siempre aparece como un equipo que se va a quedar en la primera ronda. Pero siempre resulta complicado enfrentarnos. Lo demostramos en 2006 y en 2010. Ahí, en Alemania llegamos a octavos y nos eliminó Italia, en el último minuto con un gol de penal». Schwarzer estuvo en ese partido. No pudo lucirse en uno de sus puntos fuertes, los penales: el remate de Francesco Totti fue gol y también la puerta que se le abrió a Italia para luego salir campeón. En Sudáfrica 2010 no pasaron la primera ronda por diferencia de goles. El beneficiado fue Ghana.

Ahora, Australia está en octavos y el sábado enfrentará a la Argentina producto de su resiliencia. Cayó por goleada en la primera fecha, pero a su modo y manera, con su fútbol pragmático y muy físico hiló dos victorias por 1-0 y entró.

El historial ante la Argentina tiene como amplio dominador a la Albiceleste. Jugaron un total de 7 partidos, disputados desde 1988. En esa primera vez, por la Copa de Oro Bicentenario de Australia, se dio una derrota histórica de la Selección que había sido campeona del mundo en México: 1-4 con los goles de Paul Wade, Charlie Yankos -en dos oportunidades- y Vlado Bozinoski. Oscar Ruggeri marcó el tanto de los dirigidos por Carlos Bilardo. Desde ese fatídico día, Argentina no perdió más. ganó 5 veces y empató 1.

La única igualdad tiene que ver con una serie muy recordada en esta parte del mundo, el repechaje para ingresar al Mundial de Estados Unidos 1994. La Selección de Basile cayó con Colombia por 0-5 en el Monumental y quedó condenada a jugar ida y vuelta ante los Socceroos. Para esos dos duelos trascendentales, la primera decisión del Coco fue llamar a Diego Maradona y el 10 se hizo dueño del equipo automáticamente. En Sidney fue empate 1-1, y la vuelta fue un sufrido 1-0 por una corajeada de Gabriel Batistuta, que salvó a la Argentina del papelón mundial.

En 2011, casi 20 años después, y luego de su polémica salida como entrenador de la Selección, Maradona recordó aquellos dos partidos con una frase que hizo ruido. «¿Por qué no hubo antidoping en el partido con Australia si habíamos tenido en todos los partidos? Te daban un café veloz y por ahí la clavabas en un ángulo”, afirmó en el programa el Show del Fútbol, que conducía Alejandro Fantino.

Graham Arnold, el entrenador

No debe existir nadie en el mundo que esté identificado con un seleccionado como Graham Arnold con el de Australia. Nació en Sydney hace 59 años. Fue delantero destacado en la A-League y tuvo un experiencia europea de casi ocho temporadas (entre Roda y de NAC Breda, de Holanda; y Liege y Charleroi, de Bélgica). Ya sobre el final de sus carrera jugó para el Sanfrecce Hiroshima, de Japón, y el Northern Spirit, de su país. Disputó 453 partidos e hizo 161 goles.

En el seleccionado también tuvo un paso valioso: entre 1985 y 1997 ofreció 56 presencias y 20 goles. En el 1986 fue elegido el mejor jugador del año; en 2004 ingresó en el Hall of Fame del fútbol de Australia.

​Como entrenador también se destacó. Dirigió en la A-League, obtuvo seis títulos (entre el Sydney FC y el Central Coast Mariners) y tres veces fue laureado como Entrenador del Año.

En cuanto al equipo nacional fue asistente, entrenador de los seleccionados juveniles, del equipo olímpico y desde 2018 se hizo cargo del equipo nacional para procurar llevarlo a Qatar, Más, también en el terreno de las curiosidades, más allá de lo significativo del dato: con Arnold como técnico, Australia se convirtió en el primer equipo de la historia de las Eliminatorias de la FIFA en ganar once partidos consecutivos en la misma edición. Sucedió hace poco: entre setiembre de 2018 y octubre de 2021. A partir del 12/10/21 comenzaron las dificultadores: el equipo sacó 6 puntos de 24 posibles. Y para llegar al Mundial tuvo que ganar un desempate (2-1 a Emiratos Arabes Unidos) y el Repechaje (0-0 y 5-4 en los penales frente a Perú.

También tiene un espejo en el que mirarse…

Australia, tras sus últimas Eliminatorias como oceánica, disputó el Repechaje para acceder a Alemania 2006. En ese duelo ida y vuelta le había tocado un bicampeón del mundo acostumbrado a la épica: Uruguay. Hacía poco, el neerlandés Guus Hiddink se habia hecho cargo del plantel y en simultáneo dirigía el ciclo exitoso más reciente del PSV Eindhoven.

En aquel contexto, en un breve diálogo que le ofreció a Clarín en el día de su cumpleaños número 59, respondió:

​ -En tan poco tiempo, ¿pudo cambiarle la mentalidad a los jugadores australianos?

Es difícil. Hay que pensar dos pasos adelante y a veces no es fácil para un jugador australiano. Yo desafié a todo el equipo a mejorar. Y en eso estamos.

Hoy se animan a más. Pero enfrente estará Argentina. La Argentina de este Messi Maradoneano. Nada menos. Se verá…

compartir