Gustavo Bordet se reunió con los integrantes de la Liga de Intendentes Justicialista menos uno, para analizar la agenda de trabajo y requerimientos de cada localidad y por supuesto la agenda política de cara al 2023. No dejó de avisar a los presentes que, “nosotros tenemos que defender a nuestro gobierno”, dijo Bordet, para subrayar que “el peronismo nunca le soltó la mano a sus presidentes”. Y que,  la suerte de los  gobiernos provincial y municipal está atada a la administración de Alberto Fernández.
Pero, es un secreto a voces – más allá de las palabras del gobernador-, que corre la posibilidad del adelantamiento de las elecciones, separadas de las generales. La próxima semana el encuentro se dará  con los intendentes radicales y vecinalistas.
“Hay un marco de mucha franqueza, ponderó Bordet tras el encuentro que se llevó a cabo este viernes en Victoria, y destacó que “hay un ida y vuelta que es muy positivo y que es lo que nos permite ir construyendo una red de confianza que se va generando con los intendentes de todos los signos políticos en la provincia de Entre Ríos».Bordet valoró que «es muy importante poder tener reuniones con los distintos agrupamientos políticos de los intendentes», en este caso, con la Liga de Intendentes Justicialistas, y adelantó que la semana que viene «estaré con el Foro de Intendentes Radicales y también con el Movimiento Vecinalista, entendiendo que es importante ponernos de acuerdo en agendas de trabajo en la construcción de una agenda que nos permita avanzar en las realizaciones y propuestas que cada municipio trae, poder concretar acciones de gobierno que redunden en beneficios para cada uno de los vecinos y vecinas de las localidades que están representadas por los intendentes o las intendentas».En ese sentido, dijo que “es una muy buena oportunidad para poder intercambiar opiniones, aunar criterios y ponernos de acuerdo en construir mejores ciudades y una mejor provincia».

Sobre los temas que dialogaron, detalló que “los ministros van evacuando distintas consultas que se realizan de acuerdo a las áreas de competencia de cada uno de ellos, tiene que ver también con muchas dudas que se presentan para poder aclarar y conversar».

Convocó a “dejar de lado los dogmas y fortalecer la unidad”. Esto último, en el marco de una crisis política en la coalición oficialista que se ventila minuto a minuto por los medios nacionales, la consigna deja de ser un slogan para convertirse en un posicionamiento. Acá no habrá guerra.
}Acompañaron al gobernador,  la vicegobernadora Laura Stratta; los ministros de Gobierno, Rosario Romero; de Desarrollo Social, Marisa Paira; Planeamiento, Marcelo Richard; Economía, Hugo Ballay; Salud, Sonia Velázquez; Producción, Juan José Bahillo; el presidente de la Liga de Intendentes Justicialistas, Lucas Larrarte; y presidentes municipales que conforman dicha Liga.Ejes estratégicosPor su parte, la vicegobernadora Stratta explicó que “estos son espacios y momentos para compartir cuáles son los ejes estratégicos de la gestión”, y consideró que “tiene que ver con un modo de construir y de entender la política y la gestión, que es de cara a quienes gobiernan, a la gente, hay una necesidad muy grande de seguir construyendo confianza con los entrerrianos y entrerrianas y acá estamos para seguir haciendo, transformando y para fijar objetivos comunes, que tienen que ver con el bienestar general y el desarrollo y crecimiento de nuestras comunidades”.

Stratta valoró que los últimos, “fueron años muy duros y el gobierno, pese a la pandemia y el contexto difícil, nunca dejó de gestionar, trabajar y diseñar políticas públicas”.

“Ahora estos esfuerzos se empiezan a ver, a concretar, estamos inaugurando obras, otras están comenzando pero tiene que ver con una impronta fuerte de dar respuestas a las demandas que nos plantean nuestros vecinos y nuestra sociedad y para eso está la política, para transformar y reparar», concluyó.

Intercambiar ideas

En tanto que el presidente de la Liga, Lucas Larrarte, indicó que “los tiempos van cambiando y esto nos permite tener estos espacios para intercambiar ideas, conocer sobre los programas y las proyecciones políticas para este año, que es muy importante para la gestión, sobre todo para empezar a pensar una realidad nueva, de reconstrucción no solamente de lo que hace a la infraestructura de cada una de las localidades entrerrianas, sino también de reconstrucción de los vínculos y relaciones con las instituciones y los pueblos”.

“Hemos pasado épocas muy difíciles”, sostuvo, “en las que tuvimos que tomar decisiones que quizás a muchos no nos gustaba tomar, pero debíamos hacerlo para cuidar lo más importante que tiene nuestra gente que es la salud”, aclaró.

Afirmó entonces que “ahora estamos empezando una nueva etapa en la que tenemos que cuidar otra cosa, la economía de nuestra gente y el gobernador lo dijo cuando inició este año las Sesiones Ordinarias de la Legislatura, que no había economía sin salud”.

“Tenemos la salud gracias a una política sanitaria exitosa en nuestra provincia de Entre Ríos y ahora vamos a tratar de mejorar la economía, de llegar cada entrerriano y entrerriana con la obra que necesita para vivir mejor pero también con una mano tendida que en caso de dificultad o adversidad la puedan superar», cerró.

Mirar hacia adelante

Estaban todos los intendentes, menos Martín Piaggio intendente de Gualeguaychú, quien en las últimas horas se expresó en disidencia del acuerdo con el organismo internacional de crédito. Su ausencia, no obstante, fue comunicada a media semana y fue por cuestiones familiares.
El intendente de Paraná, Adán Bahl, dijo que «estas reuniones sirven para agigantar varios pasos y ahorrar tiempo en la gestión diaria. Todos los intendentes gestionamos permanentemente para nuestras localidades y poder hacerlo de manera sincronizada y única en una reunión siempre es muy positiva».Apuntó que «luego de la pandemia todo debería ser mejor y las energías la ponemos en ese sentido. Ese también fue el mensaje del gobernador de que nos concentremos en la gestión, que pongamos toda la energía y que aprovechemos la sinergia entre nación, provincia y municipios».En tanto que el intendente de Concordia, Alfredo Francolini, calificó de positiva la reunión y aseguró que «para nosotros era necesario este encuentro. Fue positivo encontrarnos, intercambiar opiniones de las situaciones que tenemos cada municipio, pero también hablar en general de los temas políticos».

Por último, el intendente de Concepción del Uruguay, Martín Oliva, aseguró que el encuentro fue «altamente fructífero» y agregó que «el mensaje es cercanía con la gente, gestión, creo que todos los días hacemos eso, cercanía y gestión».