Novedades

Bordet sobre Urribarri: «no es bueno estigmatizar a nadie».

Sobre la condena a Urribarri puntualizó: “Nosotros siempre hemos garantizado en la provincia la independencia de poderes. No discutimos los fallos. Se acatan. Pero también hay que tomar en cuenta que no es bueno estigmatizar absolutamente a nadie cuando hay instancias que todavía deben dirimirse”, dijo el gobernador de Entre Ríos Gustavo Bordet, en declaraciones a Apf Digital.

“Siempre vamos a mantener la situación de garantía del funcionamiento de las instituciones y también las garantías individuales de todos los habitantes”

Lo dijo en el Centro Provincial de Convenciones previo a la presentación de un acuerdo entre la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación y el Gobierno de Entre Ríos.

El actual gobernador fue intendente de Concordia entre 2007 y 2015, durante dos períodos, en coincidencia con los dos mandatos de Urribarri en el Sillón de Urquiza. Bordet fue el dirigente del peronismo entrerriano bendecido por el ex gobernador para sucederlo y mantuvo una fuerte influencia en el gobierno provincial en los comienzos de la administración Bordet. Con el tiempo, el actual mandatario fue independizándose de su antecesor y lograr una estructura e impronta propia para su gestión.

Urribarri, por su parte, fue presidente de la Cámara de Diputados de la provincia entre 2015 y 2019, durante el primer mandato de Bordet, y luego de asumido Alberto Fernández en la Presidencia fue designado como representante diplomático de la Argentina ante Israel y Chipre. Instantes después de conocida la condena por corrupción, el jueves 7 de abril, el entrerriano renunció a su cargo y fue desplazado por Fernández.

Sergio Urribarri fue condenado la semana pasada por el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Paraná a ocho años de prisión efectiva por haber utilizado fondos públicos para promocionarse a nivel nacional en busca de ser el candidato a presidente del Frente para la Victoria para los comicios de 2015, y por haber beneficiado a ciertas empresas -especialmente pertenecientes a su cuñado Juan Pablo Aguilera- con el direccionamiento irregular de publicidad oficial.

Junto a Sergio Urribarri fueron condenados su ex ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, y su cuñado Aguilera (ambos a seis años y medio de prisión efectiva) y varios ex funcionarios y agentes públicos que participaron del mecanismo de extracción y desvío de fondos públicos que constató el Tribunal.

El propio Urribarri y su defensa cuestionaron en duros términos la condena y la investigación de la Fiscalía que validaron los jueces con su fallo, y adelantaron que continuarán la batalla judicial en las instancias siguientes del proceso penal. La próxima escala es la Cámara de Casación Penal de Paraná. Mientras, el 26 de abril el Tribunal dará a conocer los fundamentos completos de la sentencia anunciada la semana pasada, publicó Uno

 

compartir