Novedades

Caballos recuperados de la tracción a sangre ya fueron trasladados al campo

En el Centro Municipal de Cuidados Ecuestres se formalizó la adopción de 4 equinos que gracias al Programa Municipal de Erradicación de la Tracción a Sangre pudieron dejar atrás las extenuantes jornadas de trabajo duro y maltratos para «jubilarse» y disfrutar de un pacífico retiro en la zona rural. 

 

Tres de estos animales fueron entregados a familias que los llevarán a campos de la región y el cuarto fue trasladado al Centro de Equinoterapia “Pucará”, donde participará de las actividades de rehabilitación y acompañamiento que los caballos realizan con niños y niñas con capacidades diferentes. 

 

Al respecto, el director de Saneamiento Ambiental, Giuliano Rossi, indicó que “estas acciones dan continuidad a las políticas públicas iniciadas por el intendente Enrique Cresto en su primera gestión, cuando decidió priorizar la erradicación de la tracción a sangre y la reconversión de la actividad de los recolectores informales y carreros”, recordó. 

 

“Para nuestro equipo este es un momento de alegría”, dijo, “porque la entrega de los animales cierra un ciclo, que es el rescate, el tratamiento y la posterior adopción de los caballos y su nueva vida en el campo”, destacó el funcionario. 

 

Rossi también explicó que “los adoptantes son fruto del registro que abrimos en el 2016. Las personas se fueron inscribiendo en el registro y esta vez les tocó el turno a familias de Los Charrúas, Colonia Ayuí, y Calabacilla; mientras que el cuarto caballo se quedará en el Centro de Equinoterapia”, detalló. 

TRABAJO EN EQUIPO

 

Sobre este último aspecto, Laura Arrizabalaga, la directora del centro terapéutico que funciona en el parque San Carlos, agradeció la donación del nuevo caballo y dijo que su llegada es el logro “de la decisión del Intendente y de un gran trabajo coordinado con Salud, Ambiente, los veterinarios municipales y otras áreas que tomaron intervención para que podamos incorporar a un nuevo miembro al equipo”, dijo. 

 

“Estamos felices porque no estaba haciendo falta otro caballo y ahora vamos a poder ampliar turnos y reorganizar algunas de las actividades que venimos desarrollando”, valoró Arrizabalaga. 

 

También participaron de la entrega de los caballos el coordinador de Saneamiento Ambiental, Ivan Alalí; la directora de Políticas para la Infancia, Niñez y Familia, Noelia Vargas; los veterinarios municipales Marcelo Mazzula y Julio Gesualdi, y la esposa del Intendente y presidenta de Fundación Conased, Leticia Ponzinibbio; entre otras autoridades.  

 

compartir