Novedades

Caso Calleja realizan nuevos rastrillajes

Personal de la División Investigaciones de la Policía de Entre Ríos trabajaba este lunes por la mañana en calle Montiel al 3.350 de Paraná, a pocos metros de donde fue hallado el pasado 15 de julio el cuerpo sin vida de Gonzalo Calleja. Registran un pozo en busca del teléfono del contador asesinado y otras pertenencias.

Además, en el lugar donde hay muchos pastizales, colaboraban bomberos porque se trabajaba en un pozo de agua, por lo que se necesitaban herramientas para acceder al mismo. En tanto, cuadrillas del municipio de Paraná colaboraban con un grupo electrógeno.

Para la investigación es trascendente dar con las pertenencias de Calleja: faltan su teléfono celular, una mochila negra, la billetera, un reloj y las llaves del vehículo.

La principal hipótesis del homicidio

El cuerpo de Calleja fue hallado el jueves 15 de julio en Paraná, debajo de un árbol entre la maleza de un campo de trigo en las calles Báez y Montiel por dos personas que pasaban ocasionalmente por ese lugar.

La principal pista de la investigación es que Calleja murió en el marco de una privación ilegítima de la libertad en un lugar diferente al que fue hallado, a unos 8 kilómetros de donde se encontró el vehículo del contador, en cuya guantera había más de 9.500 dólares. Por eso sospechan que la muerte se dio en una situación vinculada a la compra y venta de dólares, actividad que desarrollaba el contador, además de ser empleado en una empresa constructora.

“La autopsia realizada al cuerpo de Calleja pudo establecer la ausencia de lesiones traumáticas en el cuerpo de la víctima, determinándose la asfixia como medio de muerte”, explicó una fuente judicial.

Uno

compartir