Novedades

Cómo saber si es Covid: el negocio que creció 215% en una semana por falta de testeos

La decisión del Gobierno nacional de dejar de testear por Covid a la población general del país provocó una demanda públicamente insatisfecha que, ahora se ve, ha sabido suplir y aprovechar el mercado.

Con la suba de casos se disparó en farmacias la venta de autotests y representan una proporción cada vez mayor de la totalidad de testeos realizados. Según datos oficiales, en la semana de quiebre de la sexta ola el volumen de unidades adquiridas por los argentinos se multiplicó por tres.

La semana de quiebre es la que transcurrió entre la segunda y tercera de diciembre, cuando los casos pasaron de 27.119 a 62.261. Así lo refleja el Boletín Epidemiológico Nacional: mientras en la semana 49 hubo 5.385 testeos positivos cuyo diagnóstico se definió por autotest, en la semana 50 la cantidad de positivos por autotest fue de 19.013.

Si se tiene en cuenta la positividad registrada en cada una de esas semanas, -con algún margen de error producto del eventual registro demorado o deficiente- la cantidad de autotests vendidos en quince días pasó de 10.160 a 31.815, un incremento de casi el 215 por ciento.

Esto último sería completamente correcto si todos los resultados de los autotests hubieran sido fehacientemente informados. Se trata de un dato relativamente inestable, pero que de todos modos marca una tendencia. El posible margen de error es constante.

Las farmacias deben registrar los resultados que arrojan los testeos de sus clientes e informarlos al Gobierno. Para que eso ocurra también tiene que haber un compromiso del paciente de aportar los datos necesarios, obligación que asume al retirar el producto.

El Boletín Epidemiológico informa que en la semana 49 (4 al 10 de diciembre), el 19,9 por ciento del total de casos positivos fue realizado por autotest, mientras que en la semana 50 (11 al 17 de diciembre) la proporción de positivos por autotest pasó a ser del 30,5 por ciento. Así, se observa un corrimiento cada vez mayor del costeo de los testeos al ámbito privado.

En este contexto, uno de los datos relevantes conocidos en las últimas horas es el de la positividad del Covid, que continúa en aumento. El distrito que la sigue informando semana a semana con mayor fidelidad es la Ciudad de Buenos Aires, porque es donde el Estado más testea.

Después de dos semanas en las que la cantidad de positivos porteños por cantidad de testeos realizados se ubicó algo por encima del 50 por ciento, en el parte semanal fechado este domingo de Navidad la positividad llegó al 61,8 por ciento. Es decir, seis de cada 10 testeos dieron positivo.

La alta demanda de autotests fue confirmada a Clarín por la cadena Farmacity. Fuentes de la empresa dijeron que en sus locales: “hay una demanda sostenida que creció 32 por ciento en noviembre, con un incremento acelerado en diciembre”.

Desde la cadena agregaron: “Tenemos stock, pero varia según la sucursal. Estamos administrando según la demanda”. Y detallaron que “el precio promedio de cada test rápido de antígenos es de 1.650 pesos”.

Según la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), los resultados se deberían reportar dentro de las 24 horas de la venta mediante diversas vías: comunicándose directamente con la farmacia; escaneando el código QR que provee el farmacéutico al momento de la compra o ingresando el resultado a la web http://autotestfarmacia.org.

No todos los pacientes sintomáticos están en condiciones de costear la compra de un autotest. Aquellos que sí lo pueden hacer, confirman o descartan el cuadro de Covid. En caso de ser positivo cuentan con la información para aislarse y no contagiar. Si da negativo pueden seguir con su vida habitual si el cuadro se los permite.

Los que no se testean, en cambio, quedan en una zona gris y son los que eventualmente seguirán contagiando ante la ignorancia de si los síntomas que padecen son producto del Covid, una gripe u otra enfermedad.

Los testeos públicos, en la mayor parte del país, están reservados para personas de riesgo, por sufrir alguna comorbilidad, o para los adultos mayores. Para el resto, el Gobierno recomienda el aislamiento en caso de tener síntomas compatibles con el Covid.

“No acudir a actividades laborales, educativas, sociales o lugares públicos ante la presencia de síntomas”, dice el consejo oficial que se difundió ante el aumento de los casos de Covid de las últimas semanas. La pregunta entonces es cómo saber si es Covid si no hay testeos. Los que pueden, los compran.

Otra acción del Gobierno con eco contradictorio fue el pedido, hace una semana, del “uso adecuado del barbijo en espacios cerrados, especialmente en momentos de alta circulación de virus respiratorios”. Luego, este lunes, derogó la resolución 705/22 que establecía continuar con el uso del barbijo en interiores.

Clarin

 

compartir