Novedades

Cómo será y quiénes podrán usar el paso fronterizo terrestre más transitado del país desde el lunes

Se trata de Puerto Iguazú; contará con laboratorio propio de testeos que se deberán hacer todos los argentinos y residentes que regresen al país y los turistas brasileros, los primeros habilitados.

El lunes el Gobierno tendrá una prueba del fuego en su estrategia de apertura de pasos fronterizos para empezar a dejar atrás las férreas restricciones que se impusieron por la pandemia de coronavirus. Es que pasado mañana se hará la prueba piloto para abrir el paso terrestre más transitado del país, por el que transitan hasta 50.000 personas a diario.

Tras lo sucedido este sábado en el Cristo Redentor de Mendoza y en el aeropuerto internacional de la misma provincia, que ya permite el ingreso de turistas chilenos, el próximo objetivo es habilitar el Centro de Frontera Iguazú–Foz de Iguazú, ubicado en la provincia de Misiones y muy cerca de uno de los puntos turísticos más importantes: las Cataratas del Iguazú.

El paso en Misiones conecta la Argentina con Brasil y a su vez Brasil con Paraguay. Según indicaron a LA NACION fuentes de Migraciones, el paso tiene capacidad para atender a más de 50 mil personas por día. Esto se debe a que es el segundo más importante en movimientos migratorios, alternando el primer lugar con el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

Según los datos oficiales (prepandemia) el de Iguazú es el cruce más importante en materia de turismo. En este marco de flexibilizaciones, desde el lunes contará con laboratorio propio de testeos, que se deberán hacer todos los argentinos y residentes que regresen al país y los turistas brasileros que serán los primeros habilitados hasta que entre en vigencia la nueva etapa, el viernes 1° de octubre.

Para atender la demanda, el control de frontera tendrá 190 agentes de migraciones en 62 puestos de atención: 31 para la entrada, 29 para la de salida y dos para atención de transportes de carga, lo único habilitado a circular en este tiempo. El paso cuenta además con una cámara termográfica, y ocho puertas biométricas de ingreso y egreso.

En diálogo con LA NACION, la titular de Migraciones, Florencia Carignano, detalló: “Antes de la pandemia por este paso pasaban 50 mil personas por día, en ocasiones tenía más movimiento que el aeropuerto de Ezeiza. Es el paso fronterizo turístico por excelencia en el país. Es un paso gigante”.

Asimismo la funcionaria que depende del Ministerio del Interior agregó: “Por ahí podrán entrar turistas brasileños y, por Mendoza, turistas chilenos, además de argentinos y residentes. Es una prueba piloto para aceitar el sistema que estaba apagado hace un año y medio por la pandemia”.

Sobre qué requisitos se deberán cumplir, explicó: “Al igual que en el aeropuerto de Ezeiza, deberán presentar un PCR hecho 72 horas antes del ingreso. Además, llenar una declaración jurada online y, cuando se acerquen al paso terrestre, hacerse el test de antígenos. Si da negativo, pueden ingresar y hacer turismo los días que quieran. Si se quedan más de cinco días, entre el día cinco y el siete se tienen que hacer una nueva prueba de PCR. Si salen del país antes de los cinco días, no es necesario”.

Por último Carignano remarcó: “Desde el lunes chilenos y brasileños pueden ingresar por esos dos pasos sin pedir ningún tipo de autorización previa. Solo presentar el PCR, la declaración jurada y tener el esquema completo de vacunación dos semanas antes de ingresar. Sin eso no pueden cruzar”.

Los datos prepandemia

Durante el 2019 por el paso de Iguazú transitaron 11.156.311 personas: entraron 5.580.736 y salieron 5.575.575. La mayor parte de ese movimiento migratorio fue por turismo internacional. Las principales nacionalidades eran brasilera, paraguaya, francesa, estadounidense, española, uruguaya, alemana, británica y peruana.

La apertura formal se hará el lunes y contará con la presencia de autoridades nacionales, provinciales y empresarios del sector turístico, uno de los más beneficiados por esta activación. El evento está previsto que se lleve adelante a las 17 y que cuente con la presencia del ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y la de Carignano, quienes recorrerán las instalaciones y posteriormente darán una conferencia de prensa. El paso estará habilitado desde el primer minuto de la semana.

En la previa, De Pedro dijo: “Abrir las fronteras significa, volver al trabajo, al comercio, al turismo. Lo hacemos con un corredor seguro que nos permite abrir la frontera cuidando la vida de todos y todas y con la sinergia necesaria para crear las condiciones competitivas e impulsar el turismo”.

La apertura de los pasos fronterizos es el último paso después de meses trabajando por cuidar la salud de los argentinos y argentinas. Empieza una nueva etapa, donde dejamos de hablar de restricciones y empezamos a hablar de aperturas, de flexibilización segura, para recuperar la normalidad”, agregó el ministro.

Fuente: La Nación

compartir