Novedades

Con su más dramática batalla interna, el oficialismo le suma incertidumbre y tensión a una sociedad abrumada

La pelea escaló luego de la dura derrota electoral. Para precipitar cambios de gabinete, Cristina Kirchner jugó las renuncias de ministros propios. Y la tensión creció con el rechazo del Presidente a esas presiones. El conflicto genera crujido institucional y puede impactar en la economía

compartir