Novedades

Coparticipación: temor en la Ciudad y máxima tensión en la Corte ante un fallo de impacto millonario

La secuencia, particular, ayuda a entender el momento político que se vive en la Ciudad de Buenos Aires. Sería algo así: como un modo de presionar a Mauricio Macri, que apoya a su primo Jorge como candidato a jefe de Gobierno 2023, el actual alcalde, Horacio Rodríguez Larreta, viene apurando al ministro de Salud Fernán Quirós para que se lance a la misma pelea y le haga sombra al ex intendente de Vicente López. La puesta en escena tenía fecha tentativa: Larreta y Quirós compartirían un acto este jueves, a la mañana, y allí el ministro blanquearía su disposición de competir por la Ciudad.

Con un asterisco: si aparecían certezas de que en ese mismo día y horario la Corte Suprema fallaría sobre la disputa que el Gobierno porteño lleva adelante contra la Nación, por el recorte de coparticipación, la actividad de Larreta y Quirós se suspendería, para no perder impacto público.

Pero esas certezas judiciales aún no habían aparecido hasta este miércoles a la noche en la sede de Uspallata. Y más: lo que hasta la semana pasada se vislumbraba como un fallo unánime e inminente del Máximo Tribunal a favor de la Ciudad, ahora genera temores. El de mínima: que la decisión se demore. El que ni quieren mencionar: que la Corte finalmente no decida como espera Larreta.

Con este escenario de incertidumbre, el jefe de Gobierno decidió finalmente confirmar el acto con Quirós, para este jueves a las 8, y avanzar con el acto. «Ni sabemos si va a salir lo de la Corte. Y si sale no va a hacer tan temprano», aseguró a Clarín una fuente de la Ciudad.

El recorte en medio de la pandemia

La pelea viene desde septiembre de 2020, cuando, de manera sorpresiva, unilateral y en plena pandemia, Alberto Fernández decidió recortarle parte de la coparticipación que Mauricio Macri le había aumentado a la Ciudad cuando le traspasó la Policía. Primero hubo un decreto y luego una ley, que redujo en cerca de dos puntos los fondos para el Gobierno porteño. Para tener una idea, en el último año, la poda superó los 120.000 millones de pesos.

Para frenar ese recorte mensual y volver a los parámetros previos, la Ciudad fue a la Corte Suprema, que es la que dirime este tipo de conflictos entre provincias. La última semana corrió una versión muy fuerte, atribuida a Ricardo Lorenzetti, uno de los cuatro ministros del Máximo Tribunal: el fallo saldría entre este martes 22 y el jueves 24, y, cuanto menos, aceptaría por unanimidad la cautelar para que la Nación deje de descontarle los fondos a la Ciudad.

Siempre según esa versión, la filtración del dato provocó el enojo del titular de la Corte, Horacio Rosatti, que mantiene un durísima interna con Lorenzetti. En el entorno de ambos jueces niegan el relato. Al menos la parte que deja a cada uno de ellos en lugares incómodos.

Con esa máxima tensión de fondo, hoy nadie se atreve a decir qué ocurrirá este jueves, cuando los ministros de la Corte tengan su reunión de acuerdos. «El tema de la coparticipación no apareció en el listado que tratará mañana el tribunal, eso llegó a la Ciudad y por eso hay mucha inquietud», aseguró una fuente que sigue día a día el caso.

«Los temas importantes no circulan en esas minutas. Si los jueces lo quieren tratar mañana (por este jueves) lo pueden definir ese mismo día a la mañana», respondió otra fuente, igual de interesada en el tema, y mantuvo la incertidumbre.

Y además, la Magistratura

Así como la Ciudad no quiere chocar su agenda entre la coparticipación y el lanzamiento de Quirós, la Corte tiene su propia superposición de grandes temas. Además de esta disputa millonaria entre la Nación y el Gobierno porteño, el Tribunal debe definir si les toma juramento a los ocho miembros del Congreso nominados para el Consejo de la Magistratura.

Allí hay una disputa puntual, por uno de los cargos que le corresponden al Senado: el kirchnerismo nominó al camporista Martín Doñate y Juntos por el Cambio reclama ese lugar para Luis Juez. También algunos esperan que la Corte trate el tema este jueves. «Silenzio stampa», respondieron desde el Máximo Tribunal cuando Clarín preguntó por el tema.

En medio de la interna de la Corte, una versión hablaba este miércoles de una fuerte presión del jefe de Gabinete, Juan Manzur, para frenar o moderar el supuesto fallo a favor de la Ciudad. El tucumano es uno de los referentes de los gobernadores peronistas, que también tienen intereses en el tema: el recorte que le hicieron a Larreta les amplió los fondos, en particular al bonaerense Axel Kicillof. En el entorno del tucumano, lo despegaron de la acusación: «No habló ni con Lorenzetti ni con Rosatti ni con nadie».

compartir