Novedades

Cresto “al cajón” y Bordet “al ocaso”: el pronóstico de Bahler, si el peronismo no se despega de Urribarri

El exdiputado provincial Alejandro Bahler analizó la realidad política y apuntó duramente contra el exgobernador Sergio Urribarri, condenado por corrupción en primera instancia: “Si no salimos los peronistas a hacer una autocrítica en serio de lo que está pasando, seamos culpables de que en el 2023 el peronismo pierda las elecciones”.

“El problema del peronismo se llama Urribarri”

En declaraciones al programa “A quien corresponda” (Radio De la Plaza), Bahler marcó que “ya hay varios candidatos anotados para 2023, pero tenemos un tremendo problema en Concordia y también en la provincia con el peronismo que se llama Sergio Urribarri, que es un exgobernador que ha salido a hacer política como si fuese un nuevo candidato y con tremenda caradurez sale a hacer reuniones donde lo único que está haciendo es un tremendo daño al peronismo”.

En tal sentido, comentó que “hace reuniones chiquitas en su casa donde va convocando a cenar a cinco, seis, 10 dirigentes, pide que se le armen reuniones y va hablando de su experiencia como gobernador y qué hay que hacer. Pero lo que no manifiesta en este tipo de reuniones es de qué manera hay que hacer política para no ser condenado”.

“Estamos ante una situación de una caradurez espantosa porque es un hombre que está condenado, es decir que ya no hay ningún tipo de sospecha, está absolutamente probado que hubo malversación de fondos entre él y un séquito de amigos y familiares. Y ahora el daño que le está haciendo al peronismo es una cosa que no se puede creer, y de esta manera es una confrontación directa en dos partes: al peronismo y a la justicia. Está enfrentando a la Justicia diciendo que sigue teniendo votos, que se sigue moviendo, que sigue siendo el número uno y no quiere darse cuenta cómo le están dando los números en todos lados, que son tremendamente negativos”, analizó el exlegislador peronista.

“Esto lo está haciendo para tratar de tener incidencia, porque si esto se dilata como ocurre muchas veces en la justicia, seguramente va a buscar ir en alguna lista de diputados provinciales, aunque sea número 10, porque necesita nuevamente tener fueros”.

Como ejemplo, Bahler indicó que “no hay un solo dirigente en la provincia y fundamentalmente en Concordia que aparezca en una foto y en voz baja y en secreto todo el mundo está espantado de la foto. No hay uno que quiera quedar pegado al lado de Urribarri entonces llama algunos concejales, algún vecinalista, algún puntero político de un barrio, y está haciendo ese tipo de reuniones manifestando que es una carmelita descalza. Lamentablemente esto está ocurriendo en Concordia, y lamentablemente un personaje como éste va a arrastrar al peronismo”.

Y agregó que al mostrarse muy cercano al gobernador, “es el abrazo del oso, quiere llevar a Bordet al ocaso también. Y el mensaje es a todo el peronismo porque el presidente del peronismo es el gobernador. Entonces si le tira mensaje a la cabeza de quien dirige los destinos del Partido Justicialista en la provincia, de ahí baja a todo el peronismo entrerriano”.

Cresto, “al cajón”

Consultado por la figura de Enrique Cresto y sus aspiraciones a la gobernación, Bahler sostuvo que “en algún momento se lo cuestionó mucho por haber dejado Concordia, él explicó que estar en el Enohsa iba a ser muy bueno para la provincia, para generar obras, cosa que hasta acá sería innegable, porque está haciendo muchísimas obras pueblo por pueblo de agua, cordón cuneta, pavimento, y otras obras importantes que requerían desde hace años los intendentes, fundamentalmente en Concordia. Pero también este arrastre de Urribarri puede llegar a perjudicarlo”.

En cuanto a la estrecha relación que mantienen Cresto y Urribarri, definió: “Lo va a llevar con él al cajón. Si esto se concreta y es así, Cresto va directamente al cajón con Urribarri. Si hoy Cresto no se despega del exgobernador, será una apuesta fea y terrible, y va a restar de una manera espantosa. Por eso creo que van a venir movimientos muy importantes en el peronismo, creo que Urribarri tendrá que terminar su condena como tiene que terminar cualquier condenado, especialmente quien se haya quedado con dineros públicos”.

“Cada uno de nosotros a quienes nos ha tocado conducir algún área en algún momento, tenemos que rendir cuentas las 24 horas de lo que hemos hecho con los fondos públicos. Esto tiene que ser así y cada vez más. La justicia tiene que actuar rápidamente, no tiene que dejar dormidos los expedientes, no le tiene que tener miedo a nadie, la justicia tiene que ser de una vez por todas independiente y en este sentido, creo que lo de Urribarri está muy claro: es un tipo condenado, donde él y su familia tienen fortunas incalculables y se han quedado con el Estado entero”, sentenció.

“Concordia está en el tapete desde hace mucho por la desocupación y la pobreza, y esa desocupación y pobreza, con algunos chicos desnutridos, es la plata que se llevó Urribarri y su familia. Esa plata que es del Estado en vez de haber solucionado algo de los problemas que hay fundamentalmente en Concordia”.

Ante esto, pidió: “Dejémonos de joder y digámosle a la gente la verdad, porque acá todo el mundo se hace el distraído. Si no salimos los peronistas a hacer una autocrítica en serio de lo que está pasando, seamos culpables todos de lo que está pasando y de que en el 2023 el peronismo pierda las elecciones”. “Quiero ver qué dirigente político de esta provincia ha condenado el accionar de este hombre. ¿Vamos a seguir en la joda y tapando la mugre con la alfombra? Yo no lo voy a hacer, y el costo que haya que pagar por decir estas cosas, lo asumo con total responsabilidad, porque no es otra cosa que lo que dijo la justicia, que Urribarri robó plata del Estado y que debe cumplir una condena de ocho años”, planteó.

“Acá cualquier perejil va preso porque se robó una gallina y estos que se robaron la plata del Estado y que han generado pobreza, hacen reuniones políticas y viajan por el mundo. Esto es una joda en serio. Y lo voy a decir cuántas veces lo que tenga que decir: sinvergüenzas abstenerse”, remató.

Fuente: Análisis / Radio De la Plaza
compartir