Novedades

Crimen de Fernando Báez Sosa: los motivos por los cuales Alejo Milanesi no declaró en el juicio

La defensa y los abogados de la familia de la víctima consideraron que no era necesaria su palabra. El primero que brindó su testimonio fue Juan Pedro Guarino, el otro de los rugbiers que fue sobreseído.

Este lunes, en los Tribunales de Dolores, se está realizando la decimoprimera audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes en enero de 2020 a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

Durante esta jornada ya declaró Juan Pedro Guarino, uno de los dos rugbiers sobreseídos, en tanto que Alejo Milanesi, el otro, se retiró de la sala de los Tribunales de Dolores y no brindará testimonio. Esto se debe a que tanto Fernando Burlando, abogado de la familia de la víctima, y la defensa de los rugbiers, encabezada por Hugo Tomei, desistieron de su declaración.

La palabra de Guarino fue muy importante, ya que tanto él como Milanesi presenciaron todo lo ocurrido aquella madrugada: cuando sacaron al grupo del boliche, cuando los imputados se fueron a la quinta y cuando fueron arrestados.

Crimen de Fernando Báez Sosa: ¿por qué Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino fueron sobreseídos?

Luego del asesinato, Juan Pedro Guarino, Alejo Milanesi y los ocho rugbiers acusados quedaron imputados por el crimen. Sin embargo, tras pasar 23 días presos, el 10 de febrero de 2020, Guarino y Milanesi recuperaron su libertad luego de ser sobreseídos de la causa.

La fiscal Verónica Zamboni había explicado que no había elementos para vincular a los dos jóvenes en el homicidio: “Las esenciales pericias que arrojarían claridad sobre la participación o no de Guarino y Milanesi en el suceso han arrojado resultado negativo”.

A su vez, la representante del Ministerio Público explicó que “el estar allí con su grupo de amigos o resultar con lesiones (en el caso de Guarino, por una posible quemadura, y en el de Milanesi, por lesiones menores) no habilitan a mantener una imputación penal por homicidio”.

Asimismo, Zamboni había asegurado que ninguno de los dos pudieron ser ubicados en el lugar del ataque a Fernando, ya que solo aparecían en las inmediaciones y alejados de la víctima. Estos dichos se dieron en referencia a que las cámaras de seguridad muestran a ambos jóvenes a unos 50 metros del lugar del hecho.

Por otro lado, la fiscal tuvo en cuenta que los estudios genéticos realizados sobre las prendas de vestir de Milanesi y Guarino indicaron que no había ADN de la víctima. tn

compartir