Novedades

Cuáles fueron los tres productos más insólitos secuestrados por la Aduana en 2022. Gualeguaychú protagoniza uno de los hechos

Se confiscaron desde paquetes que contenían cálculos biliares bovinos, denominados “oro bovino”, hasta una encomienda con una cabeza momificada; también se descubrió un toro “subfacturado»

El año 2022 ya es historia, pero quedará marcado en la memoria de los empleados de la Aduana argentina por el hallazgo y secuestro, en distintos procedimientos, de tres particulares tipo de “mercaderías” que llamaron la atención de los agentes. Se confiscaron desde paquetes que contenían cálculos biliares bovinos, denominados “oro bovino”, hasta una encomienda con una cabeza momificada. También se descubrió un toro “subfacturado”.

Aunque parezca extraño, los cálculos biliares bovinos son un negocio rentable y, por momentos, su precio por gramo puede incluso llegar a superar el del oro, según informaron fuentes oficiales. Esto se debe a que en el campo de la medicina natural se cree que estos depósitos sólidos que se forman dentro de la vesícula biliar tienen propiedades relajantes y antiinflamatorias. También se los usan para tratar la fiebre, para fabricar anticonceptivos y hasta afrodisíacos.

El año pasado, en dos situaciones, la Aduana de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú participó de dos procedimientos en donde incautó envases con lo que se denominó en la jerga “oro bovino”.

En el primero de los casos, los agentes descubrieron, en una verificación vehicular de rutina, que un automóvil con matrícula argentina que salía del país rumbo a Uruguay llevaba 181,14 gramos de cálculos biliares bovinos. Se encontraban en una bolsa de nylon y un envase, que iban, respectivamente, dentro de la consola central del vehículo y debajo del asiento del conductor. Se estimó que el valor de la mercadería ascendía a USD 2667 y, tramitada la actuación por transgresión del régimen de equipaje, se declaró la extinción de la acción penal ante el pago voluntario de la multa, un monto equivalente al valor en pesos de la mercadería en infracción.

El segundo caso fue muy similar, pero con una cantidad más significativa del “oro bovino”. Además de estar la mercadería en la consola central del vehículo (de matrícula uruguaya), también iba en el asiento trasero. El valor de los 925 gramos de cálculos ascendía a USD 7400.

Un cráneo por encomienda

Un control mediante escáner en la sección Encomiendas Postales Internacionales de la Aduana de Monte Grande, en la provincia de Buenos Aires, encontró que una pieza de exportación arrojaba una imagen compatible con restos humanos: efectivamente, se trataba de un cráneo.

El paquete en cuestión envuelto en papel madera, con un peso de 916 gramos, había sido depositado en la sucursal de San Telmo del Correo Argentino y había sido declarada como un “Adorno Spiderman artesanal”. Según la información manuscrita en el envío, el destinatario era Paul Abrahamian, en Brooklyn, Nueva York, EEUU, indicaron desde la Aduana.

Cuando los agente procedieron a abrir la encomienda encontraron un bulto envuelto en film cubierto con dos máscaras del hombre araña y un gorro de lana. Al separar los elementos, el personal especializado de la Dirección General de Aduanas-AFIP descubrió una cabeza humana momificada. Análisis preliminares determinaron que había sido cortada para separarla del cuerpo y que habría pertenecido a un niño de entre 10 y 12 años.

El supuesto destinatario del paquete es el titular de una empresa llamada Deadskull LLC, que traducida al español significa “cráneo muerto”. Abrahamian participó en seis temporadas consecutivas del reality show Big Brother (Gran Hermano) del año 2016 al 2018 y llegó a la final en dos oportunidades.

Ante el particular hallazgo, la Aduana dio intervención al Juzgado Nacional en lo Penal Económico N.º 2 que ordenó entregar el cráneo momificado al personal del Departamento de Delitos Fiscales de la Policía Federal Argentina para su guarda y custodia hasta ser entregado al Equipo Argentino de Antropología Forense y efectuar la pericia correspondiente.

Un toro “subvalorado”

En el Paso Internacional Concordia-Salto, el organismo que dirige Guillermo Michel se valió de YouTube para detectar la flagrante subfacturación de un toro reproductor. Los exportadores declararon que Barón rojo, un Angus puro pedigree, valía aproximadamente $315.000 (USD 2100), pero los inspectores aduaneros encontraron, en un video de un remate subido a esa red social, que en realidad había sido vendido por $1.800.000 —es decir, casi seis veces el valor declarado.

La Dirección General de Aduanas-AFIP procedió a la liberación del ejemplar, no sin antes exigir el pago de un seguro de caución y efectuar la correspondiente denuncia ante la justicia.

 

compartir