Novedades

Desde el mes próximo: El gobierno analiza actualizar los impuestos a los combustibles

En la búsqueda de lograr el equilibrio fiscal, la carga impositiva -que no se modifica desde 2021- volvería a la normalidad. ¿Cómo impactará en los precios de la nafta y el gasoil?

A partir del Decreto 567/2023, dictado el 10 de noviembre de 2023 por el expresidente Alberto Fernández, se postergó la actualización de los impuestos a los combustibles en sus dos modalidades: impuesto a los combustibles líquidos (ICL) e impuesto al dióxido de carbono (IDC).

Esta cadena de prórrogas, implica que se encuentran pendiente de traslado al surtidor los reajustes del tercer y cuarto trimestres del año 2021, el año 2022 en su totalidad, el primer y segundo y tercer trimestre calendario del año 2023.

En función de ello, a partir del 1º de febrero se deberán sumar al precio dicha recomposición tributaria.

Según lo analizado por el licenciado en administración y especialista en combustibles Cristian Bergmann, las actualizaciones en su conjunto deberían ser del 187 por ciento, ya sea tanto para gasoil como para naftas. Este guarismo incluye la inflación del tercer y cuarto trimestre 2021 del orden del 18,8 por ciento, toda la inflación anual del año 2023 que implicó 94,8 por ciento, más la inflación del primer, segundo y tercer trimestre del 2023 que registró 73,9 por ciento según el INDEC.

Para determinar el impacto en surtidores, tomando como referencia los precios vigentes en CABA para la nafta súper, y suponiendo que se traslada en su totalidad, representará un aumento del 6,5 por ciento por litro vendido y en el caso del gasoil grado 2, el aumento en surtidor sería del 4,2 por ciento.

El gobierno nacional está buscando la convergencia de precios relativos de toda la economía. En este sentido, energía y combustibles son claves por su impacto fiscal”, afirmó Bergmann en diálogo con surtidores.com.ar.

compartir