Novedades

Despedida al músico de Chajarí fallecido este miércoles en accidente de tránsito. Chau Germancito… La Tierra sin Mal tenía un lugar reservado para vos

Fatalidad: Una mujer y un músico chajariense falleció tras fatal vuelco en la autovía a la altura de San José

“A la muerte hay que matarla”, escribió hace décadas Osvaldo Ardizzone, inmenso periodista argentino. Tenía razón el maestro. Es cierto. Al menos en ocasiones, “a la muerte hay que matarla”.

Hoy, cuando recibimos la triste noticia sobre la muerte de Germán Duarte, repetí una y otra vez aquella frase: “A la muerte hay que matarla”.

Estoy seguro que todas las guitarras dejaron escapar una lágrima; las mismas lágrimas que no pudimos evitar tantos que te conocimos y te quisimos.

El anecdotario para recordarte es inmenso y estoy seguro que cada uno tendrá una historia o más en su memoria.

Siempre dispuesto a colaborar, a formar parte de esos “de siempre” cuando había que ayudar a una escuela o un cooperadora.

Siempre presente y con ganas si había que sumar una guitarra a algún cantor que lo necesitaba.

Siempre agradecido por lo que recibiste y sin dejar de lado un abrazo sincero, de esos en los que los corazones se unen y las sonrisas se ensanchan.

Te vamos a extrañar Germancito. Más aún, estoy seguro que sos de esos que no se van nunca, de los que quedan siempre, porque tu nombre va a estar presente en cada reunión de musicantes.

Chau querido. Descansa en paz. La Tierra sin Mal tenía un lugar reservado para vos. Lástima que el viaje se concretó tan temprano.

G. S.

Chajarí al Día

compartir