Novedades

Detectaron en Santa Fe el primer caso de hepatitis aguda grave de la Argentina

El Ministerio de Salud de la Nación informó esta noche que se detectó en el Hospital de Niños de zona norte de la ciudad de Rosario, Santa Fe, un cuadro de hepatitis aguda grave de origen desconocido en un paciente de 8 años.

Se trata del primer caso reportado en el país, desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó la aparición de un brote en distintos países.

Desde la cartera de Salud de Santa Fe se informó que se trata de «un caso aislado que está siendo seguido por los equipos» de especialistas. Según se indicó, el paciente fue trasladado a un centro privado de salud. «No es para alarmar», indicó un funcionario consultado por Clarín.

En rigor de la situación, se indicó que el caso ganó trascendencia porque «se comunica por disposición de la OMS». «Esto no implica más que eso. Ha habido casos así», añadió.

Justamente, la entidad había confirmado este martes el aumento de los casos de la hepatitis aguda infantil de origen desconocido en el mundo y afirmó que se trata de un tema «muy urgente» al que están dando «prioridad absoluta».

La semana pasada la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) había emitido un comunicado en el que solicitaba que los médicos de nuestro país estén alerta ante la posible aparición de casos.

Se trata de «una hepatitis aguda grave con elevación marcada de las enzimas hepáticas e ictericia, acompañado en la mayoría de los casos por síntomas gastrointestinales previos que incluyen dolor abdominal, diarrea y vómitos», describió la SAP y aclaró que la mayoría de los casos no presentaron fiebre.

En ninguno de los casos confirmados se detectaron «los virus comunes que causan la hepatitis viral aguda», como el virus de la hepatitis A, B, C, D y E, pero sí han sido detectados adenovirus en al menos 74 pacientes.

Los primeros diez casos de esta hepatitis aguda fueron notificados por el Reino Unido a la OMS el 5 de abril.

Los contagiados fueron niños menores de diez años sin dolencias previas, y desde entonces también se han detectado contagios en España, Israel, Dinamarca, Italia, Estados Unidos y Bélgica, entre otros.

Ya se reportaron un caso fatal en Europa y otros tres en Indonesia. La edad de los afectados oscila entre el mes y los 16 años.

«La hepatitis leve es muy habitual en niños tras una serie de infecciones virales, pero lo que se está viendo ahora es muy diferente», dijo Graham Cooke, profesor de enfermedades infecciosas en el Imperial College de Londres. En Gran Bretaña, algunos casos han necesitado tratamiento específico en unidades hepáticas y unos pocos necesitaron un trasplante.

«En la actualidad, la causa exacta de la hepatitis en estos niños sigue siendo desconocida», afirmaron los CDC europeos en un comunicado difundido este martes.

Clarín

compartir