Novedades

Diputados completó su primera jornada de debate en comisiones de la ley ómnibus con funcionarios del Gobierno

Hubo algunos cruces y mucha pirotecnia verbal, en medio de un escenario de alto voltaje político a raíz de la compleja situación económica y social.

Con algunos cruces y mucha pirotecnia verbal, en medio de un escenario de alto voltaje político a raíz de la compleja situación económica y social, la Cámara de Diputados completó este martes su primera jornada de debate en comisiones del proyecto de «Bases y Puntos de Partida por la Libertad de los Argentinos», más conocida como “ley ómnibus”.

El ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona fue el último representante del Poder Ejecutivo que expuso en un plenario en el cual ya habían intervenido previamente otros funcionarios de alto rango como el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, y el Procurador del Tesoro, Rodolfo Barra.

La definición más contundente llegó de la boca de Rodríguez Chirillo, quien admitió que el Gobierno podría aceptar la propuesta de un sector de la oposición para reducir la duración de las emergencias que se propone la ley ómnibus que presentó el presidente Javier Milei.

“(La declaración de la emergencia) tiene un plazo determinado y nos están sugiriendo que se acorte, algo que podríamos aceptar”, reconoció el funcionario las emergencias económica, financiera, fiscal, previsional, de seguridad, defensa, tarifaria, energética, sanitaria, administrativa y social.

La Ley de Bases establece en su artículo 3 la declaración de las emergencias “hasta el 31 de diciembre de 2025″, con la posibilidad de prorrogarlas por dos años más, a consideración del Poder Ejecutivo.

La oposición fue muy crítica de ese punto y pidió que también se ponga una cláusula para que sea el Congreso el que autorice si hay prórroga o no.

A la vez, Rodríguez Chirillo rechazó las críticas de la oposición y aseguró que el Gobierno “no pretende que se cierre el Congreso”.

Por su parte, la intervención de Barra generó un fuerte revuelo, especialmente por una frase que erizó la piel de más de uno en la oposición: «Si hay crisis económica, no va a haber Constitución vigente”.

El funcionario citó párrafos escritos por el gran prócer del liberalismo Juan Bautista Alberdi para justificar la masiva delegación de facultades al Poder Ejecutivo que prevé la ley ómnibus en el marco de la declaración de emergencias.

«Proféticamente remataba Alberdi diciendo que en muchos puntos las facultades especiales dadas al Poder Ejecutivo pueden ser el único medio para llevar a cabo ciertas reformas de larga, difícil e insegura ejecución», parafraseó.

A su turno, Cúneo Libarona aseguró que el proyecto de ley de “Bases y Puntos de Partida» es “el futuro”, reconoció que la Argentina tiene “un régimen en materia de Justicia que ha fracasado” y anticipó que se va a trabajar en un nuevo Código Procesal Penal.

“No me interesa hablar de herencias. Sí me interesa hablar de futuro y esta ley es el futuro”, sentenció el reconocido abogado.

Para Cúneo Libarona, “hoy tenemos un régimen en materia de Justicia que ha fracasado, un régimen procesal que fracasó, un código penal que necesita ser reformado”.

Al respecto, sostuvo que desde su ministerio “se va a trabajar ansiosamente, atacando todos los males que nos azotan a todos, desde la delincuencia común, la trata, el narcotráfico, la corrupción y hechos graves que nos dañan”.

Rolandi repasó la agenda de presentaciones de ministros y funcionarios que le darán continuidad al trabajo en el plenario de comisiones que preside el libertario Gabriel Bornonori (titular de Asuntos Constitucionales).

Este miércoles a partir de las 9 horas disertará en primer turno el ministro de Interior, Guillermo Francos, y su equipo de colaboradores, sobre la reforma electoral, medio ambiente y turismo.

A las 14 horas está prevista la presentación de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para explicar los asuntos de la ley ómnibus relativos a su área de incumbencia, y acto seguido concurrirá el equipo del ministerio de Economía y Finanzas con todos sus secretarios para explayarse sobre los capítulos del proyecto vinculados a los cambios fiscales, impositivos, deuda, defensa de la competencia, energía y bioeconomía.

El jueves, en tanto, concurrirá desde las 9 horas el equipo de la cartera de Capital Humano con las presencias del secretario de Educación, Carlos Torrendell, y sus pares de Niñez, Pablo de la Torre, de Cultura, Leonardo Cifelli. 

A las 14 horas cerrará esta tercera jornada de discusiones el ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro, sobre Transporte, ley de Concesiones y régimen de inventivos a las grandes inversiones.

Los grandes ausentes en este esquema de exposiciones de funcionarios son el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro de Economía y Finanzas, Luis “Toto” Caputo.

La presencia de estas dos figuras del Gabinete de Milei fueron -junto al asesor presidencial Federico Sturzenegger, uno de los autores tanto del mega DNu como de la ley ómnibus- reclamadas por el titular del bloque de Unión por la Patria, Germán Martínez. 

También por la diputada del Frente de Izquierda Myriam Bregman, quien no dejó pasar el ocultamiento en las sombras de Sturzenegger.

«¿Qué es, otro fantasma como Conan?», criticó con ironía la legisladora de izquierda en el inicio del debate del plenario de comisiones, en referencia al perro fallecido del presidente.

El diputado de Hacemos Coalición Federal Maximiliano Ferraro cuestionó la delegación de facultades.

“Hemos convertido en regla en este Parlamento el estado de excepción de las emergencias y las facultades delegadas. Creo que cuando uno transfiere facultades o se delega poderes especiales a una persona, en este caso al Poder Ejecutivo, lo que estamos haciendo en definitiva, es trasladar a las burocracias del Estado a que puedan ser mucho más permeables a los distintos intereses corporativos o lobbies y eso debilita la decisión de cambio, de transformación que requiere la Argentina”, criticó el presidente de la Coalición Cívica.

A su turno, la diputada de Unión por la Patria Carolina Gaillard recordó que la ley ómnibus incluye un pedido al Congreso de la Nación para autorizar el contenido del mega DNU y remarcó como irregular este procedimiento.

A propósito de esto, señaló que el DNU sólo puede validarse o invalidarse a “todo o nada” por los plenos de las cámaras con la previa intervención de la comisión bicameral de Juicio Legislativo.

Barra contestó que “su tesis es peligrosa porque supone limitar las potestades del Congreso”. “No se puede desmenuzar el DNU ni tratar dentro de la ley ómnibus”, dijo la entrerriana alzando la voz.

“Le está restringiendo la potestad al Congreso para derogar el DNU, para modificarlo sustancialmente. Son dos caminos: uno es la comisión bicameral y otro es el funcionamiento normal del Congreso”, consideró el Procurador del Tesoro.

Y siguió: “Las potestades del Congreso no pueden autolimitarse. No se da cuenta que yo le estoy dando más posibilidades al Congreso de tomar una decisión que solo con el trámite de la comisión bicameral,. Pero este es un problema de interpretaciones. Cada uno tiene su pensamiento pero le aseguro que si mañana el Congreso sanciona una ley que deroga el DNU, se acabó el DNU porque lo derogó una ley”.

compartir