Novedades

Dura crítica del campo al gobierno ante aumento de retenciones. «No dudaremos en defender nuestros derechos como en 2008»

 

No hay más margen para manoseos ni para seguir expoliándonos como sector, ni avasallándonos. Los productores de todo el país no lo permitiremos ni dudaremos en defender nuestros derechos, como lo hicimos hace 14 años, exactamente un día como hoy”, manifestó la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA).

“No permitiremos que nos sigan expoliando ni dudaremos en defender nuestros derechos, como lo hicimos hace 14 años”, subrayó la Mesa de Enlace en un comunicado.

Un rumor que comenzó a correr con fuerza en las últimas horas indica que el Gobierno evalúa una fuerte suba de las retenciones al trigo y al maíz, para evitar que una posible disparada de sus precios internacionales ante la continuidad del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania derive en más inflación de los alimentos básicos.

La fecha en que ese trascendido tomó relevancia no es menor: un 11 de marzo. La misma de 2008 en que se anunció la resolución 125 que imponía las retenciones móviles y que derivó en una protesta del campo que duró cuatro meses y pasó a la historia.

Precisamente, la Mesa de Enlace –que se conformó en aquel entonces– utilizó esa efeméride para advertirle en las últimas horas del viernes al Gobierno que está dispuesto a ir a la confrontación si finalmente la Casa Rosada define esta medida.

Comunicado completo

A raíz de las versiones que indican que el gobierno nacional evalúa elevar las retenciones al trigo y al maíz, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias expresa su férreo rechazo y anticipa que no hay ningún margen para que sigan expoliando a los productores.

Luego de que esta madrugada tuviera sanción en la Cámara de Diputados el acuerdo con el FMI, circulan versiones que indican que el gobierno de Fernández analiza tomar esa medida que perjudicaría, una vez más, a los productores agropecuarios.

En este escenario, la CEEA rechaza cualquier intención de aumento de retenciones, así como también cualquier otra intervención distorsiva en los mercados.

Como venimos sosteniendo, no solucionan ninguno de los problemas existentes, no combaten la inflación ni la pobreza; por el contrario, suman malestar y perjudican a los productores agropecuarios, y traerían consecuencias negativas, porque van en contra de todo lo que se necesita: una mayor producción, más inversión y más trabajo.

De hecho, estos rumores no hacen más que acrecentar la ya enorme incertidumbre que tiene el sector agropecuario, lo cual impacta negativamente en nuestra actividad y, en definitiva, en la economía nacional.

Reiteramos lo que siempre hemos dicho: rechazamos y combatimos la idea del fideicomiso, por lo que nos oponemos por considerarlo improcedente y contrario a los objetivos que dice perseguir. Y también nos oponemos fervientemente a cualquier intento de aumentar los derechos de exportación; por el contrario, creemos que deben eliminarse.

En este difícil escenario, en que no terminamos de comprender el rumbo económico que quiere llevar el gobierno, ya que las versiones entre los ministros se contradicen permanentemente entre sí, le pedimos al presidente Fernández que reflexione y nos escuche.

No deben seguir provocando al sector que más aporta al país, valiéndose de amenazas tales como subir las retenciones o cualquier otro tipo de impuestos. El camino es el inverso. Deben darnos certidumbre para trabajar y hacer crecer a la Argentina, y deben estimular a las economías regionales para contener la crítica situación que vivimos los productores, en especial los pequeños y medianos, y todos los afectados por las tremendas inclemencias climáticas que sufrió nuestro país.

No hay más margen para manoseos ni para seguir expoliándonos como sector, ni avasallándonos. Los productores de todo el país no lo permitiremos ni dudaremos en defender nuestros derechos, como lo hicimos hace 14 años, exactamente un día como hoy.

 

 

compartir