Novedades

Eclipse solar 2022: aplicaciones y sitios web para seguir el evento

Este eclipse solar parcial que se repite cada 18 años ocurrirá durante la tarde del sábado 30 de abril y para poder verlo podés descargarte las aplicaciones Eclipse Guide y Eclipse Calculator 2.0.

Dependiendo de la posición y la distancia entre los astros, reciben diferentes categorías. Así, pueden ser totales, anulares, parciales o híbridos. A continuación, explicamos cada uno de ellos:

  • Eclipses totales: Ocurren cuando la Luna cubre por completo al Sol. Si bien el Sol es mucho más grande que la Luna, la cercanía de ésta a la Tierra hace que parezca que cubre totalmente al Sol. En las mejores condiciones, el periodo de oscuridad total es de un máximo de 7 minutos.
  • Eclipses anulares: Ocurren cuando la Luna está más lejos de la Tierra y por lo tanto no alcanza a cubrir la totalidad del Disco Solar. El efecto parece un gran anillo de luz y de ahí su nombre.
  • Eclipses parciales: Ocurren cuando la alineación no es exacta y la Luna tapa solamente una parte del disco solar.

En el caso del eclipse del 30 de abril, según los cálculos de la NASA, será parcial. La agencia espacial asegura que será visible en los siguientes territorios:

A pesar de que será visible en Sudamérica, este evento astronómico no será visible en México. Bolivia, Brasil, Colombia, Perú, Argentina y Chile son algunos de los países que sí podrán observar el eclipse del 30 de abril de 2022 en todo su esplendor.

  • ¿Qué pasará el 30 de abril de 2022?

Los próximos eclipses solares visibles en México serán el 14 de octubre de 2023 (anular) y el 18 de abril de 2024 (total), según el calendario astronómico de esta década que publica la NASA. A lo largo de la historia, los eclipses solares han permitido a científicos y astrónomos hacer estudios y cálculos que en otras condiciones era imposible realizar.

Por ejemplo: en el momento que la Luna cubre la luz del Sol, se hacen visibles diversos cuerpos celestes y esto permitía hacer cálculos de la geometría espacial. De la misma manera, es posible estudiar las protuberancias solares y la composición química del Sol, el astro principal del Sistema Solar.

En tiempo santiguos, como no existía una explicación científica del fenómeno, se pensaba que los eclipses eran presagios de toda clase de males como la muerte de algún gobernante o incluso el fin de la humanidad. Lo cierto es que este fenómeno astronómico es uno de los más bellos que podemos presenciar. En últimas, nos hacen sentir parte viva del cosmos.

National Geographic

 

compartir