Novedades

El camarista Leopoldo Bruglia demandará a Alberto Fernández y renunció a la Asociación de Magistrados al no sentirse respaldado

Fue luego de que el Presidente cuestionara la liberación de los integrantes de Revolución Federal y tildara de «ilegítimo» el lugar que ocupa en la Sala I. Dura carta a sus pares y denuncia por «daños y perjuicios».

El juez federal Leopoldo Bruglia, integrante de la Sala I de la Cámara Federal porteña demandará al presidente Alberto Fernández por haberse referido a él como un «juez ilegítimo». El camarista además renunció este miércoles a la Asociación de Magistrados. La nota enviada refiere a la falta de respaldo ante las críticas formuladas por el presidente Alberto Fernández y el ministro de Justicia Martín Soria.

La demanda de Bruglia contra el presidente por daños y perjuicios la está armando la abogada del camarista, quien en diálogo con Clarín sostuvo: «Los dichos del Presidente ocasionan un daño moral importante que afecta los derechos personales y es lo que da origen a la demanda y a la correspondiente indemnización».

Respecto a los dichos de Alberto Fernández el juez insistió: «Habla de que soy ilegítimo, lo cual es mentira y genera un daño moral importante. No puede ser impune lo que dice. La vía judicial es el camino».

Por otro lado, el camarista indicó que Fernández como abogado «tiene plena conciencia de lo que dice y de su alcance y de la afectación que provoca que es calificada justamente por venir de alguien que ocupa la máxima investidura de la Nación».

Además no descartó iniciar acciones legales contra el ministro de Justicia, Martín Soria.

Pero este miércoles, Bruglia también renunció a la Asociación de Magistrados, la entidad que reúne a los jueces y fiscales nacionales. «Que ustedes no adviertan la gravedad institucional de los dichos del Presidente de la Nación -en sus tuits del día de ayer- y de las expresiones del Ministro de Justicia, claramente ofensivos hacia mi investidura y sobre todo falaces -termina generando una deslegitimación en mis funciones que resulta inaceptable– es motivo eficiente para que, sin dejar pasar más tiempo, renuncie a mi vocación asociativa con la dirigencia de esa Asociación», sostiene la nota a la que accedió Clarín.

Los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi deberían estar solo en los tribunales para los cuales concursaron.

Solo una maniobra ilegal (que es un secreto a voces) del ex presidente Mauricio Macri,

— Alberto Fernández (@alferdez) November 2, 2022 » data-providername=»twitter»>

La dura carta de Leopoldo Bruglia a la Asociación de Magistrados

La nota del juez Bruglia, criticado en reiteradas ocasiones por el kirchnerismo, fue enviada al día siguiente de los mensajes del presidente Fernández, que acusó al camarista junto a sus pares de «no querer llegar a la verdad» respecto al atentado del que fue víctima Cristina Kirchner y, también, puso en duda la legitimidad del puesto que ocupa.

Los tuits de Alberto Fernández se refirieron a la decisión de la Sala I de la Cámara Federal porteña de ordenar la liberación de los integrantes de Revolución Federal, en tanto que le pidieron al juez Marcelo Martínez De Giorgi que profundice la investigación.

Ese expediente tramita de manera separada a la investigación que se ocupa del intento de homicidio perpetrado contra la vicepresidenta, causa que está radicada en el juzgado de María Eugenia Capuchetti. Fue la magistrada la que determinó que los dos expedientes no contaban con ningún tipo de vinculación hasta el momento.

Sin embargo, Alberto Fernández dio por corroborada dicha conexión en los mensajes escritos desde las redes sociales y cuestionó que pertenezca a la Cámara Federal, apuntando a normas firmadas por Mauricio Macri. Frente a ese escenario Leopoldo Bruglia anticipó que trabaja en una demanda contra el jefe de Estado por daños y perjuicios.

Al momento de explicar por qué renunció a la Asociación de Magistrados que nuclea más de 750 jueces nacionales y federales, sostuvo que no se sintió respaldado ante «los dichos del Presidente de la Nación» a los que calificó de «ofensivos hacia mi investidura y sobre todo falaces -generando una deslegitimación en mis funciones que resultan inaceptables».

En este punto se ocupó de reiterar cómo llegó a ocupar un lugar en la Cámara federal porteña, responsable de revisar las decisiones de los jueces de instrucción, aspecto central de los mensajes del presidente Fernández que se refirió a una manera «inconstitucional» a través de la cual el magistrado llegó a su cargo.

«Por un decreto presidencial (asentado en una compleja maniobra anterior), publicado en una especial edición del Boletín Oficial de la Nación, fui apartado del cargo que actualmente estoy ocupando y al que, meses después, un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó restituirme. Allí señaló el Supremo que debía permanecer en el sitio que actualmente ocupo, hasta tanto fuera designado un juez reemplazante», dijo Bruglia.

El Presidente había ironizado en su hilo de tuits también contra la Corte, en la misma línea de críticas K.

En una respuesta a Alberto Fernández, Bruglia sostuvo que «no soy ilegítimo, como falazmente lo afirman los funcionarios; la Corte expresamente así lo dijo y sólo consideró que el cargo que legalmente ocupo lo es en forma transitoria».

El Presidente de la Nación y el Ministro de Justicia se pronunciaron sobre ese mecanismo de traslados, utilizado también durante las gestiones kirchneristas, y criticaron a Leopoldo Bruglia como a Pablo Bertuzzi quienes habían sido destituidos por el oficialismo desde el Congreso y restituidos por la Corte Suprema.

Clarin
compartir