Novedades

El campo está “al borde del colapso” por la falta de gasoil: advierten sobre importantes pérdidas

Distintas entidades agropecuarias se manifestaron con duras críticas al Gobierno nacional por la escasez de este insumo clave para avanzar con la cosecha en varias provincias. Aseguran que se generará un gran perjuicio para las economías regionales.

 

Ante la falta de gasoil, que ya afecta a casi todo el país, dirigentes de distintas provincias advirtieron que la producción agropecuaria está “al borde del colapso”. Y piden encontrar una solución urgente a esta problemática.

Según los datos difundidos este lunes por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), ya son 19 las provincias que presentan diferentes problemas de abastecimiento del combustible, cuando eran 7 hace poco más de una semana. En algunos lugares, ya se paga hasta más de $250 por litro.

De acuerdo con las respuestas de los asociados, el faltante de combustible se siente con mayor intensidad en las rutas nacionales. Así lo respondió el 66,1% de los consultados, el 23,4% dijo que la carencia se registra en los centros poblados, y un 10,5% mencionó a las rutas provinciales.

Así, en momentos donde el enojo ya reinaba entre los productores agropecuarios por la alta presión que significan las retenciones y la brecha cambiaria, ahora se suma una traba más: desde el Estado no se les puede garantizar el acceso a un insumo clave para llevar a cabo la siembra y la cosecha. Paradójicamente, en un momento donde la petrolera estatal YPF acaba de celebrar sus 100 años de historia.

El campo está “al borde del colapso” por la falta de gasoil: advierten sobre importantes pérdidas

Desde la mesa de enlace (conformada por CRA, Coninagro, Federación Agraria y la Sociedad Rural) se manifestaron días atrás con duras críticas al Gobierno y pidieron respuestas inmediatas. Pero, más allá de los reclamos de la dirigencia nacional, las gremiales de diversos distritos reflejaron cómo esta dificultad afecta a las actividades de los más variados puntos del territorio argentino.

“Pocas veces se vio lo que actualmente estamos atravesando. Esa previsibilidad que nosotros generamos es ahora atacada por la inoperancia y la incapacidad de prever las mínimas necesidades del principal sector productivo y generador de recursos del país”, señalaron desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (CARSFE).

“La falta de un recurso básico para la producción y la logística en un momento crucial de los procesos productivos, como es la carencia absoluta de gasoil, es la evidencia clara y contundente de la falta de compromiso de quienes nos gobiernan, envueltos en disputas de poder y desentendidos por completo de las necesidades de quienes producen y, peor aún, del pueblo, que observan con asombro y resignadamente, el triste espectáculo que nos brindan”, agregó la entidad en un comunicado con duras críticas al gobierno nacional.

Por su parte, el Distrito Entre Ríos de la Sociedad Rural Argentina (SRA) relevó y constató, a través de su red delegados zonales y socios, que en todos los departamentos de esa provincia hay algún tipo de restricción al acceso de combustible.

El relevamiento se realizó entre el sábado 4 y el domingo 5 de junio, abarcando a 38 localidades representativas del 100% de los departamentos de la provincia. Allí se registró “ausencia total de combustible o bien cupos que van de 30 a 100 litros por vehículo o camión”.

Se constató que en varias localidades los mayoristas ofrecían gasoil entre 100 y 2.000 litros en una franja de precios que iban de $160 a $200 por unidad. Mientras que en las estaciones de servicio, con expendio por cupos, se ubicaba entre $125 y $135.

El campo está “al borde del colapso” por la falta de gasoil: advierten sobre importantes pérdidas

“Esta situación totalmente anómala, muy pocas veces registrada en la historia energética de Entre Ríos, no solo pone al borde de la parálisis a la actividad productiva agropecuaria en su conjunto, sino también a diversos eslabones de la economía que el campo impulsa, como el comercio, los servicios, la industria y la construcción, por mencionar algunos”, indicó la SRA.

La actual coyuntura “pone en riesgo la cosecha estimada”, del 20% de la soja de segunda y el 85% del maíz de igual término. También aproximadamente el 80% de la siembra de trigo y la implantación de pasturas tardías “están seriamente comprometidas”, según el relevamiento.

En tanto, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) se refirió “con preocupación” a la “creciente falta de gasoil en la región pampeana, la cual impide el normal trabajo de labores y cosecha”.

El campo está “al borde del colapso” por la falta de gasoil: advierten sobre importantes pérdidas

Desde CARBAP le solicitaron al Ejecutivo nacional “que cese con aquellas acciones que perjudican la producción de biocombustibles y etanol, como así también toda medida que no permita superar la crisis energética. Y exigimos la inmediata normalización en la provisión de gasoil”.

“¿Sabrán los funcionarios nacionales que sin gasoil el campo debe parar, que no puede afrontar las labores necesarias para la campaña de invierno, y que si para el campo se detiene el interior productivo, que sin cosecha no habrá dólares?”, señalaron desde la gremial que preside Horacio Salaverri.

“Descartamos que los funcionarios no desconocen que la demanda anual del sector agropecuario es de aproximadamente 3.850 millones de litros de gasoil. Y con demandas estacionales altas en épocas de siembra y cosecha. ¿Es tan complicado prever ese abastecimiento?”, se preguntó, de manera irónica, esta entidad.

La falta del combustible pone en jaque a las economías regionales

El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Alfredo González, advirtió este martes que esta problemática “pone al borde del colapso a las economías regionales” y reclamó una “solución urgente”, para impedir que la crisis impacte aún más en los precios.

Según datos de esta entidad, las economías regionales emplean alrededor del 70% de la mano de obra rural del país, generando cerca de un millón de puestos de trabajo directos e indirectos.

Representan alrededor del 10% de las exportaciones argentinas. De los 31 complejos productivos analizados: están en plena cosecha la caña de azúcar, la yerba y los cítricos.

El campo está “al borde del colapso” por la falta de gasoil: advierten sobre importantes pérdidas

Entrevistado por TN, el director ejecutivo de CAME, Pablo Vernengo, aseguró: “De continuar esto, vamos a tener serios problemas con el ingreso de tomates de Saltapor lo que el precio de este producto podría subir. Está comprometida toda la zona norte del sector hortícola, donde en plena época de invierno se abastece al país, principalmente de tomates, desde Corrientes, Salta y Jujuy”.

Mayor escasez en zonas limítrofes, por compras de vecinos sudamericanos

“Hace dos meses que venimos denunciando la falta de combustible en las zonas limítrofes. Porque a los vecinos sudamericanos comprarlo en Argentina les sale más barato. A su vez, en el sur falta gas en algunas localidades, y producciones netamente para exportación, como jugos de peras y manzanas, tienen las plantas paradas”, alertó.

Por su lado, González explicó que “los reportes que nos llegan desde diferentes lugares del país son serios, porque están afectando la operatividad de los productores”.

Al mismo tiempo, señaló que “hay que evitar que se instale un mercado del gasoil paralelo, como consecuencia del faltante del combustible y la desesperación de los productores que necesitan imperiosamente seguir trabajando”.

El titular de CAME remarcó que las provincias del norte son las más afectadas y que la situación en las localidades limítrofes, donde llegan los camiones del exterior para abastecerse de combustible barato, “exige tomar cartas en el asunto sin dilaciones”.

Un problema que comenzó en el norte y se extendió al resto del país

Justamente, en el norte, es donde empezó a sentirse con fuerza estas dificultades. Entrevistado por TN, el presidente de la Asociación de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte Argentino (Apronor), Augusto Battig, aseveró: “Si no se regulariza la situación en el transcurso de esta semana, este tema se va a agravar al 100% y habrá muchas actividades que se van a frenar por la falta de este insumo fundamental”.

“Para el común de los ciudadanos, siguen cupificando el servicio: en las estaciones cargan hasta $2.000. En lo que respecta al gasoil a granel que mandan al campo, siguen con demoras de 7 a 15 días, con un precio de hasta $220 por litro, cuando tendría que estar alrededor de los $160″, describió el referente de esta entidad con representación en Tucumán, Salta, Jujuy, Catamarca y Santiago del Estero.

Comentó que “en Tucumán el gobernador Osvaldo Jaldo logró evitar la huelga que tenían prevista los transportistas para expresar su malestar, pero no descartó que la medida de fuerza podría realizarse en el corto plazo si no hay una rápida solución. “Esta dificultad ya está salpicando también al transporte de pasajeros, no solo al de carga”, advirtió.

El campo está “al borde del colapso” por la falta de gasoil: advierten sobre importantes pérdidas

El dirigente también cuestionó algunas declaraciones del jefe de Gabinete y ex gobernador tucumano, Juan Manzur. “Él había dicho que entre 24 y 48 horas este problema iba a estar solucionado. La verdad que no entiendo entonces por qué hemos llegado a esta instancia si tenían una solución tan sencilla para el corto plazo, cuando desde Apronor, hace más de 20 días, ya advertíamos sobre que esto iba a ocurrir. Han esperado a que explote la bomba y ahora quieren apagar el incendio. Dudo de que lo puedan solucionar tan rápido, porque tiene que venir un buque de crudo, que luego hay que refinarlo y transportarlo. Pero Dios quiera que me equivoque”.

SI bien aclaró que no tienen cuantificadas las pérdidas que se generarían en las producciones agropecuarias, Battig detalló los trastornos que se generan en las distintas actividades. “Estamos atravesando la cosecha de tres sectores distintos. Uno de estos es el citrícola, con protagonismo del limón, que seguramente no pueden recolectarlo en tiempo y forma. Por eso, es probable que haya pérdidas de calidad y que se sufra el rechazo de algunos mercados internacionales”, en los que la Argentina lidera, particularmente en los jugos de este producto.

Sobre la actividad azucarera, Battig comentó: “Una hectárea de azúcar mueve mucho volumen, entonces en la zafra un camión se carga rápido con caña, y luego tiene que esperar entre 12 y 15 horas para que le den 150 litros de gasoil en las estaciones de servicio. Por lo tanto, las pérdidas para los cañeros seguramente son muy elevadas por el tiempo que lleva tener toda la maquinaria parada. Porque en condiciones normales, con una zafra avanzada, un transporte de caña de azúcar puede hacer 4 o 5 viajes en un día, y ahora puede hacer sólo uno”.

En relación al maíz, el ejecutivo indicó que “la trilla recién ahora se está empezando a generalizar en el norte”, y para ese tipo de cultivo hay alternativas, como el silobolsa, para acopiarlo en caso de no tener flete hacia las plantas de silo cercanas o al puerto. “Pero igual sería importante tener el combustible para poder cosecharlo”, enfatizó.

 

compartir