Novedades

El chat de Alberto Fernández a sus ministros con 20 reflexiones que serán la guía de la campaña electoral

Alberto Fernández diagramó los primeros días del 2023 electoral con antelación. Seis meses antes del cierre de listas, y a pesar de los serios condicionamientos al interior de su propio espacio, el Presidente buscó arengar a sus ministros con 20 reflexiones en defensa de su administración. Embarcado en su plan reeleccionista, buscó justificar los problemas y les habló de la interna, con cierto tono conciliador hacia aquellos que “dudaron con honestidad”.

El mandatario, que decidió lanzar su campaña antes que nadie, les habló a los funcionarios de primera línea de su gobierno través de un chat a través del grupo de WhatsApp del Gabinete, donde conviven ministros muy cercanos, como Victoria Tolosa Paz (Desarrollo Social), Gabriel Katopodis (Obra Pública) y Santiago Cafiero (Relaciones Exteriores); y virtualmente alejados, como Eduardo de Pedro (Interior), con quien la relación no se restauró desde que en 2021, por orden de Cristina Kirchner, “Wado” puso a disposición su renuncia junto a otros seis funcionarios como represalia por la fuertísima derrota en las PASO legislativas.

Si bien la lluvia de críticas del kirchnerismo -que arreció durante prácticamente todo el 2022- amainó en las últimas semanas, la mayor parte de los funcionarios en altos cargos en la Casa Rosada y dependencias afines piensan que en ese sector nadie reivindicará la gestión nacional de los últimos tres años. Sin embargo, el Presidente eligió dirigirse a la totalidad del Gabinete.

“A algunos de ustedes los he visto dudar. Los he visto desanimarse. También los he visto recomponerse y seguir adelante. (Le escribió) a los que confiaron en el camino que emprendimos y a los que dudaron de ese camino también: descarto que dudaron honestamente”, les dijo, quizá en un intento de mejorar las relaciones internas en el contexto de las Fiestas.

De hecho, el jefe de Estado se dirigió a los ministros como “queridos amigos”, y empezó reconociendo que los primeros años de gobierno “no han sido fáciles”. Pero adjudicó las dificultades a la herencia de Mauricio Macri -sin nombrarlo-; a la pandemia; y a la guerra en Ucrania. También reconoció los problemas que trajo el acuerdo con el FMI, pero, una vez más, justificó la medida y se autoreivindicó: “Firmamos un acuerdo que respetó nuestras necesidades en momentos tan difíciles. Le pusimos el pecho”, dijo.

En aquel mensaje, enviado con motivo de fin de año, el Presidente deslizó algunas facturas, contra aquellos que dudaron del programa con el Fondo, aunque omitió mencionar directamente a dirigentes que se mostraron muy críticos, principalmente, el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, quien, apenas se concretó la firma, generó un tembladeral en el Gobierno al renunciar a la titularidad de la bancada oficialista en Diputados.

En la extensa misiva, un dato llamó la atención a quienes la recibieron: Alberto Fernández sólo nombró a un ministro. “Con Sergio tenemos una convicción absoluta: la economía puede crecer mucho más si la disciplina fiscal existe”, deslizó. En el Gobierno muchos creen que el Presidente, al tiempo que apoya al jefe de Hacienda, intenta capitalizar los logros de la gestión económica para su proyecto político, y de hecho, este fin de semana hay quienes leyeron con esa matriz explicativa la publicación que hizo la Casa Rosada de una foto con el tigrense, a solas en la residencia oficial de Chapadmalal.

En el chat, escrito en tono sentido y con frases de estilo personal -por ejemplo: “(les expreso) mi eterna gratitud” y “Los abrazo con el alma”- el Presidente explicó sus motivos: “(…es para que) tomemos conciencia de lo que fuimos capaces de hacer en un escenario político muy complicado”, les dijo. Y si bien a lo largo del texto no hizo alusiones directas a las elecciones, cerró con una prédica símil electoral: “Vamos a iniciar el último año de este mandato. Hagámoslo convencidos de que hemos dado todo de nosotros. Que en pandemia salvamos muchas más vidas que las que perdimos. Que le devolvimos trabajo a quienes lo habían pedido. Que ningún necesitado dejó de recibir nuestra atención y nuestra asistencia”.

Los ministros no parecen haber captado, aún, el pedido de Fernández. Empezaron el año con el perfil muy bajo, casi sin apariciones públicas, especialmente en relación al conflicto con la Corte Suprema, donde prefirieron mantener la reserva. Con excepción de actores vinculados específicamente con la temática, como Martín Soria, de Justicia, fue el Presidente quien actuó como principal y -prácticamente- único vocero, junto a los gobernadores que acompañaron la embestida.

En los 20 puntos, Alberto Fernández destacó el cumplimiento del déficit fiscal, el récord de exportaciones, la “acumulación de reservas”; el “crecimiento del empleo formal e informal”; la desaceleración de la inflación, la entrega de viviendas, las políticas en ciencia y tecnología, cultura, turismo, seguridad, FF.AA., género y comunicación; la “expansión en la inversión”, los programas sociales; el “posicionamiento en el mundo” y dijo que “no hubo ajuste”.

Convencido de que tendrá margen para pelear en las PASO, cree que aún está a tiempo de mejorar los vinculos más dañados en el Gabinete; incentivar a los ministros de su órbita y, sobre todo, convencer a los que se paran en una posición intermedia para consolidar un discurso unificado orientado a legitimar el grueso de su mandato. No es habitual que el utilice el chat de ministros para enviar largos mensajes. Pero Alberto Fernández se impuso la misión de ajustar la piezas de su dividido gobierno para enfrentar a Juntos por el Cambio, una cruzada política con final abierto.

Los 20 puntos que resumen, a ojos del Presidente, la gestión de los últimos 3 años:

1. Contra todos los pronósticos, cumplimos las metas que nos fijamos en nuestro programa económico. El año termina y nuestro déficit fiscal es del 2,47%. Debíamos no superar el 2,5%;

2. En Argentina no hubo un ajuste. Su PBI crecerá este año mucho más que el 5%;

3. Tuvimos récord de exportaciones;

4. Hemos acumulado reservas y sorteado el famoso “estrangulamiento por la falta de divisas”. Hoy contamos con 8.000 millones de dólares de libre disponibilidad;

5. En Argentina el empleo formal creció el 4,1%. En los años de Macri cayó un 3,5% lo que representó la expulsión de 220 mil trabajadores del sistema formal de trabajo;

6. Además de los más de 500 mil puestos de trabajo formales creados, se crearon más de 1 millón de puestos de trabajos informales;

7. Contra todos los pronósticos, la inflación sigue dando muestras de que está desacelerándose. La hiperinflación tan pregonada nunca ocurrió;

8. Hemos entregado más de 70 mil viviendas y estamos construyendo 140 mil más. También otorgamos casi 80 mil créditos para la construcción de viviendas. Esas son familias que hoy tienen la dignidad de un techo;

9. Desarrollamos más de 5 mil obras públicas en todo el país. Estamos construyendo el gasoducto que nos dará soberanía energética en materia de gas;

10. Mantuvimos actualizados todos los programas sociales existentes. Contra todos los pronósticos terminamos el año en paz y con la felicidad de haber sido coronados como Campeones del Mundo en Qatar;

11. Seguimos promoviendo la inversión en Ciencia y Tecnología. El año entrante cumpliremos con la meta de inversión que nos hemos fijado;

12. En el presupuesto del 2023 seguimos expandiendo la inversión en obra pública, vivienda, salud, educación y ciencia y técnica;

13. Hemos vuelto a poner en valor a nuestra cultura mostrando la importancia del Estado en esa materia;

14. Hemos promovido el turismo como nunca antes se había hecho. Este verano la Argentina va a explotar de turistas que la disfruten;

15. Nos posicionamos en el mundo como un actor central. Presidimos la CELAC y el MERCOSUR, estuvimos presentes activamente en la Cumbre de las Américas, en el G-7 y en el G-20. En todos lados dejamos en claro la defensa de los intereses argentinos;

16. También estuvimos presentes en la COP 27 y seguimos comprometiendo nuestros esfuerzos por mejorar el ambiente. Nuestros equipos del Ministerio, estuvieron activos combatiendo el fuego en todo el país;

17. Nuestras Fuerzas de Seguridad han sido requeridas por distintas provincias y siempre estuvieron allí presentes;

18. Seguimos jerarquizando a nuestras FFAA mejorando sus salarios y dotándolas de un mejor equipamiento;

19. Seguimos trabajando por ampliar derechos. Una joven puntana está hoy al frente del Ministerio de la Mujer, Género y Diversidad para garantizar que la marcha iniciada no se interrumpa. Ahora el INADI trabajará a su lado;

20. El sistema de medios nos ha maltratado mucho. Pero nuestra comunicación fue mejorando y cada vez se les hace más difícil ocultar nuestros logros.

Infobae

compartir