Novedades

El consumo «no colabora» para sacar al mercado de su calma

Con un tono marcadamente tranquilo, sobre todo en cuanto a precios, se operó durante toda la cuarta semana de enero en el mercado del pollo parrillero.

Lo cierto es que el consumo tampoco colabora para salir de esta situación, ya que el mismo no alcanza a cubrir las expectativas necesarias para asimilar la oferta existente.

De ahí que no haga falta indagar mucho para poner de manifiesto el alto grado de preocupación por parte de la comunidad empresaria, respecto del actual comportamiento del mercado.

Evidentemente, la disminución de los volúmenes de producción todavía no es suficiente para equilibrar el mercado interno, al tiempo que el atraso cambiario tampoco favorece a incrementar los volúmenes exportados.

Otro segmento comercial que concluyó con resultado positivo en el desarrollo de las operaciones registradas en el mercado del huevo para consumo.

Oferta y demanda reflejan un marcado equilibrio y, por extensión, los valores por docena o por cajón, se mantuvieron dentro de niveles sostenidos.

El único tema que aparece como una asignatura pendiente es el pronunciado aumento de los costos de producción, el cual no guarda correlato con la actual escala de precios –que se mantiene sin cambios– provocando una pérdida de rentabilidad gradual, pero constante, en la economía del sector productor.

De ahí que se haya comenzado a observar un clima potencialmente alcista en el sector, que podría verse reflejado en las operaciones de los primeros días de febrero.

Fuente: Adalberto Rossi / Cátedra Avícola

compartir