Novedades

El Dakar: ¿puede volver el Mundial de Rally a la Argentina?

Mohammed ben Sulayem habló sobre la apertura de marcas en la F1, las denuncias de censura por parte de los pilotos y el fair play financiero dentro de la máxima categoría.

El Rolls Royce llegó escoltado por seis autos de alta gama. Un vehículo de esa marca llama la atención en cualquier ámbito, mucho más al transitar el camino principal del campamento Dakar.

Un señor con vestimenta árabe se bajó de uno de esos autos rápidamente para abrir una de las enormes puertas pesadas del distinguido coche lujoso. Desde su interior se bajó Mohammed ben Sulayem, actual presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

Se reunió con delegados de la entidad que el ex piloto de Dubai preside, también con las autoridades del Dakar y de Arabia Saudita, para luego recorrer el campamento y dialogar con Sebastien LoebNasser Al-Attiyah y Carlos Sainz, estrellas de la especialidad.

Más tarde, en una de las carpas alistadas en el corazón del campamento, Mohammed ben Sulayem recibió a un puñado de representantes de medios de habla hispana, entre los que se encontraba Clarín.

Saludo uno por uno muy amablemente y al sentarse, se dispuso a dialogar sobre distintos temas, principalmente la Fórmula 1.

“Para mí fue una grata noticia saber que el equipo Andretti y Cadillac tienen intenciones de ingresar en la máxima categoría. Me llena de satisfacción y de optimismo”, comentó el líder de la FIA.

Mohammed ben Sulayem con Carlos Sainz saliendo de su Audi.
Foto: AFP
Mohammed ben Sulayem con Carlos Sainz saliendo de su Audi. Foto: AFP

Sobre ese punto, fijó su postura, ante algunas corrientes del deporte motor que prefieren mantener la exclusividad en un núcleo muy cerrado: “Existen dos lados de la sustentabilidad, la del ambiente y la del deporte. Ahora si nos centramos en el deporte en sí, hay que estar abiertos a la llegada de todos los fabricantes del mundo que quieran participar. ¿Qué mejor que suceda eso?”

-¿Usted prefiere abrir directamente a la Fórmula 1?

-Si una compañía tan grande como General Motors está interesada en la Fórmula 1 es importante, en conjunto con el equipo Andretti. Como presidente de la FIA debo mantener abierta a la entidad a ver las oportunidades de éxito. Hay que impulsar aún más al deporte motor. Cada socio que llegue será bienvenido. Y más si proviene desde los Estados Unidos, donde la F1 tiene tres fechas. Podría haber hasta 12 equipos en la categoría y sería muy bueno.

-Uno de los temas más polémicos es la prohibición de mensajes de cualquier clase por parte de los pilotos, con un nuevo código de ética de la FIA. ¿Cuál es la explicación?

-Estoy a favor de que cualquier causa de índole social sea expresada. El deporte debe construir lazos y debe ser aprovechado para las buenas acciones. Pero también deben revisarse y ser aprobadas por el Consejo Mundial del Deporte. La FIA no debería usarse como plataforma de temas personales.

-¿Los pilotos se pueden expresar?

-Lo que mejor hacen los pilotos es manejar. Ellos son las figuras. Y hay otros ámbitos para expresarse. No hay intención de silenciar a nadie, aunque sí pretendemos que la FIA sea neutral.

-¿Habrá sanciones al respecto?

-Los comisarios deportivos lo determinarán, como lo hacen si exceden la velocidad máxima en una zona delimitada. Si las reglas son claras, no debe haber problemas.

-Otro tema que se instaló fuertemente es el del tope presupuestario en los equipos de Fórmula 1. ¿Qué análisis hace tras el caso Red Bull y su supuesto exceso de gasto?

-Los equipos tienen un desafío en tecnología dentro de un límite en el presupuesto. El caso Red Bull fue claro. Todos están vigilados por la FIA. El objetivo de esta estrategia es que los equipos pequeños puedan darle pelea a los grandes. Aston Martin, por ejemplo, podría en dos o tres años pelear por la victoria. Miren el caso de Ferrari, que no gana y tiene recursos.

El presidente de la FIA en los boxes de Red Bull en el Gran Premio de Austria.
Foto: EFE/EPA/RONALD WITTEK
El presidente de la FIA en los boxes de Red Bull en el Gran Premio de Austria. Foto: EFE/EPA/RONALD WITTEK

-Hace un año usted dijo que era factible que el Rally volviera a la Argentina, ¿puede recuperar la fecha del Mundial?

-Sí, creo que sí. Como se sabe el Rally ya estuvo en Argentina. No es un problema del Campeonato o de los terrenos. Estamos en contacto con el promotor y debemos esperar cómo resuelven la logística. Donde y cuando. El problema es el soporte de la financiación y de la logística. Nos reunimos con representantes del ACA para ver de qué manera puede volver el Rally de la Argentina al Mundial.

-¿Cuál es su relación con las autoridades de la ACA?

-La relación con el ACA es perfecta. La relación con el ACA enriquece a todos. Hace poco estuvimos reunidos para evaluar diversos aspectos de la actividad. Para mí el proceso eleccionario ya pasó. Yo soy el presidente de la FIA, por lo tanto, la entidad está para gestionar ante todas las Federaciones o Asociaciones de automóviles del mundo.

RIAD, ARABIA SAUDITA.

compartir