Novedades

El precio del GNC tendrá un leve aumento en todo el país a partir de noviembre

El incremento variará según la zona y se da como consecuencia del incremento trimestral fijado por los nuevos contratos firmados entre las distribuidoras y las estaciones de servicio

El último aumento de este combustible se había aplicado en agosto de este año y fue entre $2 y $3, para venderse a un promedio de $40 en las estaciones de servicio del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Según González, los precios del GNC en todo el país tienen una gran disparidad. En ese sentido, lo atribuyó a la cantidad de oferta y a un mercado que está amesetado. “En el interior del país, incluso en el Gran Buenos Aires, el precio del GNC alcanza hasta los 58 pesos el metro cúbico mientras que el promedio país está alrededor de $47 y en la Ciudad de Buenos Aires cuesta alrededor de $36 en promedio”, afirmó.

“Con los costos que existen, no debería haber ninguna estación que lo venda por debajo de los $40. Tenemos grupos de estacioneros que venden a $33,90 y eso hace que muchos estén por quebrar. La competencia es feroz”, detalló.

En Argentina hay entre un 1.700.000 y un 1.800.000 vehículos que funcionan con GNC, lo que representa alrededor del 15% del parque general automotor

El aumento del costo de un peso es cuestionado por los estacioneros que tuvieron subas salariales en agosto y octubre. “Cada uno ajustará lo que pueda, sobre todo en CABA que estamos muy atrasados en los precios por la feroz competencia. Son lo más bajo del país”, indicó González.

En otro orden, indicó que en Argentina hay entre un 1.700.000 y un 1.800.000 vehículos que funcionan con GNC, lo que representa alrededor del 15% del parque general automotor.

Este combustible continúa como el más económico del mercado: un auto mediano que consume un litro por cada ocho kilómetros; eso implica que para recorrer 400 kilómetros, el costo total sería de unos $1.400, contra los $4.550 que habría que desembolsar para cargar nafta súper y hacer ese trayecto.

Cabe recordar que los combustibles aumentaron en mayo un 5% y se concretó así el último incremento previsto para 2021. Se trató de la última suba del esquema estipulado por YPF, que decidió aplicar tres subas en tres meses.

La petrolera estatal, que tiene una participación de mercado superior al 55% en el segmento minorista de combustibles, marcó el ritmo de recuperación de precios para el sector con un escalonamiento de incrementos que totalizaron el 15% entre marzo y mayo.

Infobae
compartir