Novedades

El Senado apura la Boleta Única de Papel para darle la primera victoria legislativa a Milei

Victoria Villarruel volverá a poner a prueba la mayoría que conformó con los bloques anti K en el Senado cuando este miércoles se reúna un plenario de comisiones para tratar y dictaminar sobre un proyecto que impulsa la Boleta Única de Papel (BUP), uno de los proyectos que fue incluido por Javier Milei para este período de sesiones extraordinarias y que el oficialismo buscará convertir en ley la próxima semana en la primera sesión del año.

La propuesta obtuvo la media sanción de Diputados en junio de 2022 a partir de un acuerdo entre Juntos por el Cambio, el peronismo disidente y algunos bloques provinciales, pero en el Senado, Cristina Kirchner la cajoneó y nunca llegó al recinto. El año pasado, cuando la oposición le pudo sacar la mayoría al Frente de Todos, la reforma no se pudo tratar porque se estaba en medio de un año electoral.

Ahora separado de todos los procesos electorales, los libertarios con el apoyo de los radicales y el PRO buscan darle la sanción del Senado con la intención de ponerlo en práctica a partir de las elecciones legislativas de 2025, lo que sería el primer gran test de este sistema que ya se utiliza en las elecciones distritales de Santa Fe, Córdoba, Salta y la Ciudad de Buenos Aires. Y el año pasado también se aplicó en los comicios locales de Mendoza.

La propuesta que tiene la media sanción de Diputados tomó el modelo cordobés, con los cargos nacionales en una misma boleta, fotos de los primeros dos candidatos en todos los casos y hasta cinco nombres en la categoría de diputados. En caso de elecciones provinciales simultáneas con otro sistema, habría doble urna, aunque se dejó una opción para elegir la lista completa. El orden quedaría definido por sorteo y las boletas las imprimiría el Estado.

Cómo están los votos para aprobar la Boleta Única

El oficialismo asegura contar con los votos para aprobar el proyecto de Boleta Única de Papel, más allá de algunas diferencias metodológicas que hay entre los distintos sectores de la oposición no K.

La radical Mariana Juri (Mendoza) resaltó que la Boleta Única es «una herramienta muy valiosa para mejorar la posibilidad de elegir» y anticipó que hay predisposición del bloque de la UCR para aprobar el proyecto que tiene media sanción. No obstante aclaró que hay diferencias con una propuesta que había presentado en el Senado y que preveía que la nómina de candidatos vaya en forma horizontal y no vertical como es la que se impulsa desde Diputados.

Desde el PRO también hay predisposición a avanzar con la aprobación de la ley. «Si bien no está entre las urgencias esenciales es una señal de sensatez que le debemos a la gente», dijo la cordobesa Carmen Alvarez Rivero. Con el apoyo de estas dos fuerzas, más los 7 senadores propios, La Libertad Avanza ya tendría 27 votos, a los que se agregarían los 4 de Cambio Federal, más allá de que su presidente Juan Carlos Romero supo expresarse en contra de la Boleta Única Electrónica en Salta.

En tanto, los 3 senadores de Unidad Federal también darían su apoyo a la BUP. Alejandra Vigo es esposa de Juan Schiaretti, quien impulsó el sistema en Córdoba tras una reñida elección provincial de 2007, que lo empujó a avanzar en una reforma electoral que condujo a que en 2011 se aplique la boleta única dejando de lado la papeleta partidaria.

Carlos «Camau» Espínola también apoyó en su momento el ingreso de este nuevo sistema de votación, mientras que Edgardo Kueider, quien completa el bloque, la impulsó en 2018 para Entre Ríos siendo funcionario del gobierno de Gustavo Bordet, aunque no tuvo el apoyo de Juntos por el Cambio en la legislatura provincial. Vale aclarar que el entrerriano siempre se mostró a favor del modelo santafesino que es una boleta por categoría.

La rionegrina Mónica Silva, quien reemplazó a Alberto Weretilneck, aún no se expresó pero se especula que también votará por la afirmativa dado que su jefe político y actual gobernador se había mostrado a favor de la propuesta. Así los libertarios con la oposición no K llegaría a las 35 adhesiones, pero para aprobarse la reforma se necesita la mayoría absoluta, es decir, 37 votos.

Dado que lo senadores Unión por la Patria rechazan la modificación, la apuesta está en los santacruceños José Carambia y Natalia Gadano, quienes responden al gobernador Claudio Vidal; o también en los misioneros del Frente de la Concordia Omar Arce y Sonia Rojas Decut, quienes vienen siendo parte de la nueva mayoría de Villarruel de 39 senadores.

Por ahora, lo único concreto es que el proyecto de BUP, incluido en el temario de convocatoria a sesiones extraordinarias y aprobado en Diputados en junio de 2022, será discutido este miércoles en un plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Asuntos Constitucionales, encabezadas por el oficialista riojano Juan Carlos Pagotto y el peronista disidente por Entre Ríos, Edgardo Kueider, respectivamente.

 

compartir