Novedades

El senador Dal Molin sorprendido por «las urgencias de Bordet» a días de su retirada

Entre Ríos parece tener una transición pacífica y ordenada, pero la orientación política necesaria para adoptar medidas de gobierno, durante el periodo, fueron dejadas de lado. Las etapas de transición, luego de tener nuevas autoridades electas, no solo deben ser administrativas, sino con un componente político indudable. 
Sorprende la urgencia que tiene el Poder Ejecutivo, que, para la última sesión de la Cámara de Senadores de Entre Ríos prevista para el próximo 29 de noviembre, es decir a tan sólo 10 días del cambio institucional, pretenden aprobar acuerdos para funcionarios y leyes con creación de cargos en la Justicia y organismos de control. Los proyectos de leyes fueron pedidos en la sesión pasada y se solicitó que ingresen con o sin despacho para su tratamiento en la próxima sesión, y, la mayoría oficialista sin miramientos las aprobarán. 
Estas leyes, más allá de los institucional, tiene un componente político, dado que los funcionarios a nombrar durarán 8 años, tal como lo establece la Carta Magna entrerriana. “Me voy, pero dejo mi huella”, parecen decir quienes hoy están en retirada. Son cargos que debieron ser cubiertos hace muchísimo tiempo: 9 años, uno de ellos y 2 años el otro. Me refiero al contador y tesorero de la provincia. También dos fiscales en el Tribunal de Cuentas. ¿Por qué hacerlo el último día?
También parece que se olvidan de las propias iniciativas que dictaron, entre ellas el Decreto 2635 de agosto pasado, que dispone suspender todo incremento de gastos corrientes de carácter permanente –léase nombramientos- en función de lo dispuesto en Ley de Responsabilidad Fiscal. Nombramientos, que se conocen en off, pero nadie desmiente ni en la Cámara de Senadores ni en la de Diputados, como en otras áreas. Hay que decirlo abiertamente, están violando la medida.
Hoy se desconoce cuántos son, aunque existen datos en los que se puede inferir la cantidad, si comparamos el Presupuesto 2023, con el proyecto de 2024, el escalafón legislativo (léase diputados y senadores) hace crecer su planta en 79 agentes, aunque puede ser unos cuantos más.
 
(*) Senador provincial por el departamento Federación de  Juntos por el Cambio y reelecto para un período más en la Cámara Alta.
 
compartir