Novedades

El STJ casi lo hizo otra vez. La candidata no aceptó el ofrecimiento

«Paula Montefiori es la esposa del ex presidente de Sidecreer Juan Jose Canosa condenado a tres años de prisión de cumplimiento condicional con más inhabilitación especial perpetua para el ejercicio de la función pública, quien incurrió en un delito por beneficiar con contratos a empresas de familiares y amigos»-

«La designación de Paula Montefiori como jueza de garantías tiene dos aristas polémicas: la más grave es que se encuentra imputada en una causa por presunto enriquecimiento ilícito; y, por otro lado, no ha concursado para el cargo. De hecho el concurso está en trámite, los postulantes rindieron en junio pasado el examen escrito y están a la espera de que el jurado técnico termine de corregirlos. Su nombre no aparece entre los inscriptos». Pagina Judicial

La defensora oficial Paula Montefiori declinó aceptar el ofrecimiento para cubrir de forma transitoria el Juzgado de Garantías de Paraná que quedó vacante tras la promoción de la jueza Susana María Paola Firpo a vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones.

El ofrecimiento a Montefiori por parte del Superior Tribunal de Justicia (ST), que se debatió en el acuerdo deeste martes 18, no se había perfeccionado: restaba que la elegida aceptase el nombramiento. «Deseo expresar mi más profundo agradecimiento a la decisión tomada por el Superior Tribunal de Justicia de evaluar favorablemente mi postulación para ser Jueza de Garantías, cargo al que con total honestidad, humildad y dedicación me propuse», señaló la funcionaria judicial en una nota que elevó a la presidenta de la Sala Penal del STJ, Claudia Mizawak.

Después, explicó los motivos: «Intereses de los que soy absolutamente ajena, eligieron mi nombramiento para insistir con socavar la imagen de una justicia a la que sirvo con dedicación y desde mis más profundas convicciones». Y apuntó: «Estas mismas convicciones son las que me llevan a tomar la decisión absolutamente personal y en total libertad, de no generar ningún tipo de excusas para que un nuevo servicio de justicia que se viene gestando, pueda ser tan siquiera sospechado o criticado».

En sentido estricto, según una alta fuente del Poder Judicial, en el acuerdo del martes no se resolvió que Montefiori ocupase el cargo de jueza de Garantías. Sí, en cambio, se debatió y analizó su postulación. «Por eso no hay notificación ni firma de nada», aclararon desde la Justicia.

El exsenador Raymundo Kisser (Cambiemos) fue uno de los críticos que públicamente salió a cuestionar la nominación de Montefiori, aunque hacia el interior de la Justicia el tema generó escozor en algunos sectores. «¿Cómo va a investigar una causa por corrupción alguien que tiene causa por corrupción? Con estas cosas, la gente deja de confiar en la Justicia. En realidad, la gente ya no confía en la Justicia porque ocurren estas cosas. Es una grave falta de visión del rol de la Justicia», opinó.

Kisser y un grupo de legisladores de Cambiemos denunciaron a Canosa por enriquecimiento ilícito, causa en la que quedó involucrada su esposa, la defensora oficial Paula Montefiori. En esa investigación penal, todavía en trámite, Montefiori fue indagada Montefiori fue indagada el 1° de octubre de 2021. Su abogado es Andrés Bacigalupo.

Montefiori aludió a esa causa y explicó por qué declinó aceptar el ofrecimiento del STJ, publicó Entre Ríos Ahora.

«No podría aceptar que el esfuerzo realizado por el alto cuerpo judicial en mantener vigentes los derechos humanos, los límites a un poder punitivo desbocado y la posibilidad que los ciudadanos y ciudadanas vivan en un verdadero estado de derecho, sean puestos en duda por mi nombramiento», señaló. «Advierto con preocupación -añadió- el desconocimiento continuo y sistemático de las garantías constitucionales de algunos sectores que debieran defender el estado de derecho, y que no dudaron en condenarme por fuera del sistema judicial en virtud de investigaciones abiertas hace casi seis años».

En su respuesta a Mizawak, Montefiori, que es titular de la Defensoría Pública N° 13, aseguró: «Lejos de entender una renuncia a mis principios, es precisamente en defensa de mis valores que decidí de forma irrevocable desistir de mi postulación en este momento».

Analisis
compartir