Novedades

Empresas automotrices reclamaron al Banco Central por el límite al acceso de dólares: “Paradas de producción”

En una tercera carta enviada al Gobierno en los primeros cuatro meses del año, las empresas automotrices volvieron a exigir una normativa que los excluya del límite de acceso a dólares.

Decenas de empresas automotrices se manifestaron a través de una carta dirigida al Banco Central de la República Argentina para solicitar una nueva normativa que los excluya del límite al acceso de dólares. De esta manera, explicaron que la medida vigente afecta los modos de producción actuales, y la gravedad podría ser mayor en los próximos meses debido al desabastecimiento de materiales para la fabricación de vehículos.

En este sentido, el comunicado fue firmado por 50 empresas y el gremio Smata, y se trata del tercer pedido enviado en un mensaje desde que comenzó en año. Así es que también decidieron incluir entre sus destinatarios al jefe de Gabinete, Juan Manzur, y al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

“Tenemos el agrado de dirigirnos a ustedes a fin de trasmitirle nuestra preocupación por la demora en dar respuesta a nuestro planteo con relación al impacto de la comunicación de la referencia en el abastecimiento necesario para la fabricación de la cadena de la industria automotriz” se expresa al inicio de la carta.

.Luego, continúa “Como lo anticipáramos tanto en las reuniones mantenidas como en las dos notas presentada confirmamos que varias empresas autopartistas nos han informado que a partir de los primeros días del mes de mayo no podrán continuar abasteciendo a las empresas terminales”.

Por lo que explican que las razones se deben a “No haber sido aceptado por parte de sus proveedores del exterior los cambios en las condiciones comerciales que tenían previamente a la comunicación A 7466″.

En este sentido, las empresas automotrices lanzaron una contundente advertencia e indicaron que los problemas mencionados también “Alcanzará progresivamente al resto de las empresas autopartistas y terminales, teniendo como resultado paradas de producción y suspensión del personal de toda la cadena productiva (aproximadamente unos 80 mil)”. Además, señalaron que se tendrá “Un impacto negativo muy significativo en las exportaciones y en el índice de la actividad industrial (IPI)”.

Al concluir, declararon que “De no encontrarse una solución en el corto plazo, esta situación pondrá en discusión y riesgo los planes de producción, exportación e inversiones proyectados para el año, tanto de las empresas terminales como autopartistas, la mayoría de estas últimas empresas PYMES”.

compartir