Novedades

En Córdoba, la interna de JxC es pura armonía, al menos por ahora

La competencia entre Mario Negri y Luis Juez, quienes encabezan las principales listas de senadores del espacio opositor, se mantiene armoniosa. A diferencia de lo que sucede en la provincia de Buenos Aires, los dos competidores coinciden en descargar su agresividad contra una tercera: Cristina Kirchner.

Mientras que Negri hace hincapié en la oposición que dirigió desde la presidencia del bloque de JxC en la Cámara de Diputados a los proyectos kirchneristas, su adversario juega con su propio nombre con el slogan: “Hay que poner un juez frente a Cristina

Sabido es que el antikirchnerismo es la carta que seduce al electorado cordobés. Los cruces entre ambos candidatos llegarán, pero a medida que se acerque la fecha de las PASO. Por ahora compiten entre sí tratando de mostrar quien ha sido más oposicionista.

El radical Negri afirma que hay que cambiar algo en el sistema. “Hay una idea desde 1983 que está muy instalada y sostiene que el Senado es un derecho adquirido del peronismo. Cristina Kirchner ha logrado hacer del Senado su escritorio, prácticamente durante esta pandemia”, afirma.

Si bien en Juntos por el Cambio cordobés compiten cuatro listas, sólo dos tienen chances reales de imponerse. Negri lo sabe, y ha salido a ocupar todos los espacios mediáticos a su alcance para ponerse de su lado al electorado.

“Me siento con potencia y capacidad para encender las luces del Senado. Es allí donde se construyen las políticas del kirchnerismo, allí está la persona más inteligente de ese espacio, la que quiere volver a los ’70, la que piensa que podemos vivir del mundo aislados, en un marco de alianza solamente con Venezuela y dos o tres países más, o la que cree que los derechos humanos se pueden violar un poquito y no mucho”, sostiene.

Juez afirma exactamente lo mismo: “Voy a pararme frente a Cristina para decirle que el país es de todos, no solo de ella. Este es el convencimiento que tengo hoy frente a ustedes. El de cumplir con el propósito de poner un juez frente a Cristina Fernández de Kirchner en el Senado de la Nación para defender un proyecto de país y de Justicia que nos concierne y nos incluya a todos. Este también es el sentimiento y la convicción que me anima hoy aquí, junto a mis compañeros de lista, que son la expresión que hoy demanda la gente”.

El actual diputado nacional reconoce haber estado convencido de que finalmente se alcanzaría una lista de unidad, pero finalmente resultó imposible evitar la competencia. Pese a ello, asegura no tener dudas de que “la gente va a acompañar todo lo que decimos y hacemos en favor de todos los cordobeses y argentinos que la pasan mal, que han sufrido las políticas sanitarias y de vacunación del gobierno, y en favor de quienes necesitan trabajar y engrandece este país con esfuerzo, sacrificio, en razón de un futuro que hoy no tienen”.

Los dos candidatos que encabezan las respectivas listas de diputados en las boletas de Negri y de Juez –Gustavo Santos y Diego de Loredo-, repiten el mismo discurso sin correrse ni un milímetro. Santos, ex ministro de Turismo de Mauricio Macri, se expone poco a los medios y dedica su tiempo a reunirse con empresarios. El radical Rodrigo de Loredo –que acompaña a Juez enfrentando a su propio partido-, asegura que “tenemos la honestidad, el coraje, el temple y la osadía que se necesita para ponerle un límite al kirchnerismo.”

Por ahora, todos salen a dar fe de un antikirchnerismo visceral. Con el paso de los días y los números de las encuestas a la vista, el clima comenzará a caldearse tal como sucedió en elecciones anteriores, para beneficio del impertérrito Juan Schiaretti.

 

REALPOLITIK

compartir