Novedades

En lugar de lluvias, llegan tormentas institucionales al mercado de granos

 Si bien se dieron algunas lluvias durante la semana, no resultaron suficientes para cambiar la situación del maíz y la soja, bajando cada día más las expectativas de producción. Dante Romano, profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral brinda un detalle de cómo están los cultivos en Argentina y en el mundo, poniendo especial atención a la situación nacional del precio de pizarra.

Al igual que adelantaba el especialista en la entrega anterior de “Agroperspectivas”, el clima sudamericano sigue estando en el centro de la escena local. Los pronósticos son poco halagüeños a pesar de las lluvias y el debilitamiento de La Niña. “Ya se perdió el trigo en Argentina, pero ahora peligran el maíz de primera y la soja, tanto en nuestro país como en el sur de Brasil y los mercados acusan el golpe con subas, que son mayores localmente” explica Romano.

La situación de la pizzarra:

Romano se toma el tiempo para explicar la situación de la pizarra, un problema que complejiza la comercialización de granos. Según comenta, a lo largo de la semana “algunos exportadores comunicaron que dejarán de tomar el precio de pizarra como forma de fijación”. Si bien esto aún no se afirma, lo que argumentan los agroexportadores es que los precios fijados por la Cámara Arbitral de Cereales no son representativos y que trabajarán con negocios a fijar por mercado comprador, generando fuertes tensiones en el comercio de granos que aún se rige de acuerdo a las normas y a los usos y costumbres.

Romano concluye su análisis diciendo que, si bien esta situación constituye un revés para la institucionalidad del mercado de granos, la misma no es culpa ni de los compradores ni de los vendedores, sino más bien del propio Gobierno, que distorsiona el mercado con programas como el del dólar soja y las postergaciones en las fechas de las declaraciones de exportación.

Informe completo:

63bc3d4c766af20628cd084f

compartir