Novedades

En un confuso episodio en Santa Fe murió el comunicador Pablo Ceccarelli

En circunstancias que aún se tratan de establecer, el comunicador Pablo Daniel Ceccarelli, de 50 años, falleció en las primeras horas de este viernes en la ciudad de Santa Fe. En un primer momento, se dijo que la muerte había sido producto de un disparo, pero luego trascendió que habría sufrido una hemorragia producto de una herida de vieja data.

El fallecimiento de Ceccarelli se produjo alrededor de las 5 de la mañana de este viernes, según se pudo determinar. El comunicador y editor de medios había participado de una fiesta en Santa Fe.

Un disparo en una pierna fue la primera causa de muerte que circuló. Luego se indicó que se le habría producido una hemorragia en una herida de vieja data. Según allegados, Ceccarelli se encontraba en una fiesta consumiendo alcohol y sustancias y no le habría dado importancia a la lesión.

De acuerdo a esta versión, el derrame se agravó y las personas que estaban en el lugar solicitaron atención médica, pero la ambulancia que acudió no llegó a cargarlo. Otros testimonios sitúan la escena en el domicilio de Ceccarelli, después de la fiesta. Desde allí habría llamado a una ambulancia, logró abrirles la puerta a los paramédicos, pero habría sufrido un desvanecimiento y las tareas de reanimación no dieron resultado. “Murió prácticamente desangrado”, es por estas horas el comentario entre sus allegados.

Si bien una versión indicaba que los restos de Ceccarelli iban a ser cremados, esa posibilidad está en suspenso hasta que se determinen con claridad las circunstancias que rodearon a su muerte y se conozca el resultado de la autopsia correspondiente.

La herida que presuntamente desencadenó la descompensación sería la que sufrió en 2011 en la Villa 351 en Paraná, supuestamente en una situación ligada a la venta de drogas.

En inmediaciones de Avenida de las Américas y Pronunciamiento, Ceccarelli recibió en ambas piernas disparos de una pistola calibre 9 milímetros con lesiones de entrada y salida de los proyectiles.

Luego del ataque, en sus redes sociales responsabilizó a desconocidos que le había dicho “que se dejara de joder” con determinado dirigente político local. Acusó a la policía de “no llegar nunca” y de “liberar la zona” y contó que tenía “seis agujeros de bala” en las piernas.

En los últimos años, Ceccarelli se dedicó a la edición de distintos medios marginales gráficos y digitales. Desde allí ejercía una suerte de periodismo extorsivo, con la publicación de información falsa sobre distintas personas públicas. También se dedicó a actividades vinculadas a la música tropical.

Su última actividad en redes sociales fue la publicación de videos de TikTok en los que realizaba comentarios irónicos sobre el gobierno de Javier Milei y otros temas de actualidad. Anoche cerca de las 21 posteó un último video en el cual, vestido de traje y con un moño, cuestionó a los votantes de Milei y se despidió diciendo “los tengo que dejar, me tengo que ir a una cena”.

Analisis

compartir