Novedades

En una dura resolución, la Corte Suprema anuló el fallo del juez de Paraná que quiso ayudar a Cristina Kirchner y lo llamó ignorante

Para el máximo tribunal, la decisión del juez Daniel Alonso “representa un alzamiento inadmisible” contra una decisión de la Corte. Envió el caso al Consejo de la Magistratura para que evalúe sanciones.

Horas después de que la Corte Suprema de Justicia ordenó poner marcha «de forma inmediata» la nueva integración del Consejo de la Magistratura, el máximo tribunal emitió este lunes un durísimo fallo contra la resolución del juez de Paraná que la semana pasada frenó el nombramiento de dos miembros del Congreso en el Consejo de la Magistratura.

La Corte anuló la medida precautelar con la que el juez Daniel Alonso había ordenado detener la designación de un diputado y un senador para el Consejo -y que este mismo lunes había disparado un pedido de per saltum a la Corte por parte de los legisladores elegidos por sus bloques para sumarse a la Magistratura- y calificó de «alzamiento inadmisible» la disposición del juez federal de Paraná, que abrió su juzgado en Pascuas para emitir un fallo en sintonía con el Gobierno rechazar la apelación a su propia medida.

De esta forma, el tribunal que preside Horacio Rosatti anuló la medida con la que Alonso había tratado de detener el cumplimiento del fallo de la misma Corte sobre el Consejo, ordenándole al Congreso que no designe a sus dos nuevos representantes.

«Lo allí decidido representa un alzamiento inadmisible contra la sentencia dictada por esta Corte», dice el fallo que lleva las firmas de Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz. Al igual que en fallo que activó la nueva conformación del Consejo -y aunque en diciembre sí había votado por la inconstitucionalidad de la integración anterior del organismo- Ricardo Lorenzetti no firmó la anulación de la precautelar del juez Alonso.

La resolución de la Corte es fustiga al «magistrado a cargo del Juzgado Federal n° 2 de Paraná», quien «actuó con ostensible ausencia de jurisdicción, creando sin fundamento alguno el título para justificar su competencia e irrumpir de manera absolutamente irregular en la ejecución de la sentencia firme dictada por este Tribunal​» respecto del Consejo de la Magistratura.

«Al disponer la medida interina referida -continúa el fallo del máximo tribunal-, el magistrado claramente se entrometió en la decisión de esta Corte que ordenó que el Consejo de la Magistratura llevase a cabo las acciones necesarias a fin de cumplir con el sistema de integración del cuerpo previsto en la ley 24.937, para lo cual debían ser elegidos e incorporados al órgano los representantes necesarios para completar la composición fijada en dicha ley. En otras palabras, al disponer como medida interina que las cámaras del Congreso no envíen a sus representantes al Consejo de la Magistratura, el magistrado se alzó de manera flagrante y directa contra un pronunciamiento firme de este Tribunal pretendiendo imposibilitar su cumplimiento. Este alzamiento contra el Máximo Tribunal del país conlleva un grave desconocimiento de la superior autoridad de la que esta Corte está institucionalmente investida y, necesariamente, implica un acto que en sí mismo atenta contra una de las piedras basales del orden establecido por la Constitución Nacional».

Ese «supuesto indubitable de actuaciones judiciales deformadas», dice la Corte, justifica el envío del fallo al Consejo de la Magistratura, «a fin de que evalúe la conducta del magistrado».

Este domingo, Alonso había abierto sorpresivamente su juzgado para rechazar la apelación del fiscal contra su decisión de impedirle al Congreso que envíe a sus representantes a la Magistratura. Fue otro intento desesperado del kirchnerismo con un magistrado afín para resistir los cambios en el organismo.

Por un amparo que presentó el diputado K Marcelo Casaretto y aceptó el juez Alonso, la vicepresidenta Cristina Kirchner y el titular de Diputados, Sergio Massa, habían quedado habilitados a demorar el nombramiento de los representantes del Congreso en la Magistratura: son un legislador del PRO y otro de la UCR.

Clarin

compartir