Novedades

En vísperas de Navidad, Mario Secco golpeó y amenazó de muerte a un bombero voluntario

El feudo de Mario Secco, la ciudad de Ensenada, que gobierna desde hace diecinueve años, se encuentra convulsionada ante un episodio de violencia que generó un fuerte repudio de un sector de la sociedad y el temor a hablar por temor a represalias.

Un confuso episodio tiene como protagonistas en las últimas horas el intendente ultra K de Ensenada, Mario Secco, y  a un empleado de la municipalidad, Edgardo “El Indio” Reyes, quien se desempeñaría como su chofer, luego de que los bomberos del lugar intervinieran ante un llamado telefónico de urgencia.

La localidad bonaerense aparece nuevamente en el ojo de la tormenta luego que de un llamado al cuartel de bomberos alertara acerca de la caída de un auto en el canal oeste de Ensenada, lo que generó una rápida respuesta de parte de los rescatistas, quienes colocaron fajas de seguridad al vehículo para evitar que se hundiera completamente.

El propietario de la camioneta Kangoo les habría solicitado la posibilidad de remolcarlo, dado que los agentes del seguro del vehículo tardarían varias horas en llegar, pero los bomberos siguiendo protocolos habrían sostenido que no estaba permitido hacerlo. Minutos después, un concejal de la ciudad se acercó a prestar sus servicios para solucionar el inconveniente.

Sin embargo, luego de sacar completamente el vehículo del canal, una camioneta apareció a gran velocidad y de ella descendió el intendente Mario Secco, quien en su clásico modo prepotente habría insultado a los bomberos que allí trabajaban, al grito de “pelotx de mierdx, ¿hay que chuparles la pijx para que presten colaboración?”.

De acuerdo a los testimonios recogidos, el jefe comunal parecía fuera de sí, como influenciado por algún tipo de sustancia. Secco se encontraba en la zona de Punta Lara cuando decidió acercarse hasta el lugar para increpar a los bomberos voluntarios e incluso tomar a uno de ellos por el cuello y amenazarlo de muerte.

Ofuscados por lo ocurrido, los bomberos se retiraron del lugar para evitar que el conflicto pase a mayores, dado el conocido prontuario de quien supo tirar a bajo las rejas de la Legislatura bonaerense, irrumpiendo en una sesión de la Cámara de Diputados con proyectiles de bala de goma, en diciembre de 2017.

La noticia rápidamente corrió de boca en boca entre los vecinos de Ensenada, cuestionando una nueva actitud violenta del intendente Secco, al tiempo que destacaron la permanente buena predisposición de los bomberos ante diversas emergencias. Por supuesto, aún siguen siendo pocos los que se animan a levantar la voz por temor a represalias en una ciudad administrada como si fuera una estancia.

Realpolitik

compartir