Novedades

Escándalo judicial en Chubut “Maltrato a testigos y falsos testimonios”, la grave denuncia tras la absolución de los “hijos del poder”

Una fiscal que participó del juicio donde fueron absueltos tres jóvenes imputados de una violación grupal en Playa Unión (Chubut) denunció que durante las audiencias “hubo abogados defensores que maltrataron a los testigos” a tal punto que “varios salieron llorando de las audiencias” y agregó que no le caben dudas que “hubo falsos testimonios” porque no hay dudas que “algunos testigos primero declararon una cosa y después otra”.

Y aclaró: “hubo una testigo que cambió su declaración cuando pasó a trabajar al estudio jurídico de un abogado que defendió a los imputados”.

Se trata de la fiscal Andrea Vázquez, quien apuntó sus acusaciones sobre todo hacia Francisco Onetto, abogado defensor de Luciano Mallemaci, uno de los absueltos. Pero también hizo hincapié en quienes ejercieron otras defensas.

“Fue una sentencia arbitraria porque no se hizo con perspectiva de género como lo exigen las leyes. Creo además que hubo interrogatorios por parte de la defensa que fueron muy agresivos y fuera de todo procedimiento. Cuando se interrogó a las testigos, amigas de la víctima, se hizo en forma muy agresiva”, resumió la fiscal.

Tras el fallo en Rawson por la violación grupal hubo incidentes. Foto: Diario JornadaTras el fallo en Rawson por la violación grupal hubo incidentes. Foto: Diario Jornada

Y agregó: “En total hubo cinco defensores para tres imputados, al momento de interrogar, uno de los grupos de los defensores lo hacía de manera sugestiva y agresiva, concretamente las maltrataron y las mujeres salían llorando. Estoy hablando de (Francisco) Onetto, el abogado de Mallemaci”.

El pasado 18 de marzo y en un fallo que provocó un escándalo judicial y social en la provincia de Chubut, Ezequiel Quintana (31, de Caleta Olivia), Leandro del Villar (30) y Luciano Mallemaci (27) fueron absueltos tras el juicio al que fueron sometidos por ser imputados en una violación en grupo ocurrida en el balneario Playa Unión en septiembre de 2012.

El tribunal que los absolvió estuvo integrado por tres juezas: Ana Karina Breckle, Marcela Alejandra Pérez y María Laura Martini, duramente cuestionadas a tal punto que tanto la querella como el Ministerio Público Fiscal ya enviaron al Superior Tribunal el pedido de anulación del juicio y la realización de uno nuevo porque entre otras casos “el fallo careció de perspectivas género”.

El juicio se realizó con una gran vigilancia. Las declaraciones de la fiscal Vázquez agregan otro capítulo. Foto: Diario JornadaEl juicio se realizó con una gran vigilancia. Las declaraciones de la fiscal Vázquez agregan otro capítulo. Foto: Diario Jornada

En vísperas de la llegada de la primavera de 2012, un grupo de jóvenes se reunió a festejar en una casa de Playa Unión, ubicada frente al mar y propiedad del exgobernador de Chubut Atilio Viglione (ya fallecido). Precisamente su nieto Robertino ofició de anfitrión. De la fiesta que tenía por objeto esperar la primavera (algo común en muchas viviendas del balneario) participaron jóvenes de Trelew y Puerto Madryn, varios de ellos (como los tres imputados) pertenecientes a familias con poder económico y político en la provincia.

Por eso cuando se conoció, el hecho fue calificado como “la violación de los hijos del poder”.

Al festejo concurrieron chicas de Puerto Madryn. Una de ellas fue la que en 2019 denunció en sus redes sociales que había sido violada por los tres jóvenes mencionados con la participación de otros tres que a lo largo de estos años fueron absueltos por distintas razones. Hasta que tras varias idas y venidas que incluyó un polémico escrito del fiscal Fernando Rivarola (calificó a la violación como “desahogo sexual”) se llegó a un juicio oral que finalizó el pasado 18 de marzo con la absolución de los tres imputados.

El fiscal Rivarola llevó adelante el caso. Su colega Andrea Vázquez realizó duras declaraciones. Foto: Diario JornadaEl fiscal Rivarola llevó adelante el caso. Su colega Andrea Vázquez realizó duras declaraciones. Foto: Diario Jornada

La fiscal Vázquez, que participó de las audiencias dijo además que “vemos que el fallo se remite a valoraciones personales y subjetivas de las juezas que son más propias de una cancha de fútbol que se una sentencia”. Y también explicó por qué la víctima no declaró: “Con el nivel agresivo con el que estaban interrogando los defensores, exponer a la víctima a que sea interrogada iba a ser una carnicería y la iba a terminar de destruir, porque se trata de una mujer que aún está mal física y psicológicamente y no se ha podido recuperar de ese hecho”, expresó en declaraciones a Cadena Tiempo.

“Incluso la víctima fue interrumpida por los defensores cuando hizo uso de la palabra en la última audiencia. Algo que resultó realmente incomprensible, que está fuera de toda lógica», agregó.

Por último, la fiscal se refirió que “hubo falsos testimonios” y dio un ejemplo: “una de las testigos cambió su declaración cuando pasó a trabajar al estudio jurídico de uno de los abogados que defendió primeramente a Mallemaci. Dio una versión inicial que no despejaba al imputado del hecho, pero en la segunda declaración directamente lo quitó del lugar. Todo esto lo va a tener que investigar la Fiscalía de Rawson».

Como anticipó este diario, el caso está lejos de tener un punto final con el fallo conocido el mes pasado. Por el contrario, todo apunta a que habrá un nuevo juicio. Y que por supuesto, será juzgado por otro tribunal. Vale recordar que tras lo ocurrido en setiembre de 2012, la víctima (que hoy tiene 26 años) y su familia que residían en Puerto Madryn decidieron mudarse. Fue debido a las amenazas constantes que recibían para que “no cuenten nada de lo ocurrido”. Desde entonces viven en la ciudad de La Plata.

Chubut. Corresponsal.

compartir