Novedades

Esta semana se trata en el Senado la aprobación del acuerdo con el FMI. El rol del senador entrerriano Kueider.

El nombre del senador nacional entrerriano, que es la voz de Gustavo Bordet en el Senado, circuló hace algunos días como una posible fuga en el bloque oficialista. Lejos de ello, el senador ratificó la unidad, aseguró que nunca fue una opción romper aunque reconoció haber planteado diferencias. 

En tanto el Poder Ejecutivo se entusiasma con tener la sanción del proyecto del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la semana que viene. Por estas horas, en el Senado se vislumbra un escenario similar al de Diputados: un mayor acompañamiento de la oposición que de la propia bancada oficialista en el recinto. Al igual que en la cámara baja, el kirchnerismo duro mantiene el hermetismo.

El lunes, la iniciativa con media sanción comenzará a ser tratada en el Senado, en calidad de cámara revisora, que preside Cristina Elisabet Fernández.

El senador nacional por Entre Ríos Edgardo Kueider sobre la situación que desencadenaría la no aprobación del proyecto con media sanción de Diputados, enviado por el Ejecutivo dijo que, “no hay que describir una proyección sobre el default, hay que describir lo que nos pasó, hay que rememorarlo para saber cómo terminamos”, dijo, al alertar sobre un eventual default.

En el debate de comisión por el acuerdo con el FMI expusieron varios gobernadores. ¿Cómo observó esas ponencias?   

Acompañé a los gobernadores y a los diputados de la Comisión de Presupuesto y Finanzas. Fueron varios los gobernadores tanto del oficialismo como de la oposición. Estaba Gerardo Morales, que es gobernador de Jujuy y titular de la UCR. Los gobernadores expusieron la posición que tienen respecto al FMI. Los que estaban ahí, independientemente de los que hablaron y no hablaron, todos apoyan la aprobación del acuerdo. La posición del gobernador de mi provincia yo ya la conocía, pero las de los otros gobernadores también fueron muy claras. Sobre todo la de Morales que, viniendo de un partido de la oposición, toma otra relevancia.

¿A qué deberían atenerse las provincias en caso de una eventual cesación de pagos?  

A un escenario sumamente negativo. Nosotros somos una provincia productora, agrícola y ganadera. Necesitamos sí o sí para los sectores de nuestra economía que las importaciones estén activas, que podamos importar insumos para el campo y tecnología. Pero además, no solo afectaría a Entre Ríos si no que también a todo el país en lo que tiene que ver con una corrida cambiaria, con una disparada del dólar, una devaluación del peso, la pérdida de poder adquisitivo. Eso impacta en todas las actividades, en la industria, en el turismo. Entre Ríos es una provincia fuerte en el tema turístico y cuando no te alcanza la plata para llegar a fin de mes, lo primero que pasa es que la familia deja de gastar. Va a generar desempleo porque al no poder importar se va a dejar de producir y muchas fábricas van a despedir gente. Eso tiene impacto económico en los municipios y en las provincias. Hay cuestiones que son difíciles de medir, pero está claro que se va a desinflar la economía, no habrá inversión extranjera, baja la recaudación y baja la coparticipación. No hay que describir una proyección sobre el default, hay que describir lo que nos pasó, hay que rememorarlo para saber cómo terminamos. Este tema no tiene que haber ni especulación política ni electoral.

¿Cómo ve las posiciones que adopta Juntos por el Cambio? 

Hay posiciones de especulación política más ligadas al PRO y al macrismo. Veo un grado de mayor responsabilidad en sectores ligados a la UCR. Cuando se plantea acompañar el nuevo endeudamiento pero no el programa económico, uno puede entender que haya cierto grado de razonabilidad, pero si Economía acordó esto y hay que votar el paquete completo, creo que no hay mucho margen. A mí modo de ver, no hay responsabilidad política en la oposición por votar el Plan de Acción, si no nos se votarían los Presupuestos, creo que ahí hay un error de cálculo de Juntos por el Cambio.

 ¿Cómo está la convivencia dentro del bloque del Frente de Todos en el Senado?  

Nosotros tenemos una excelente relación. Nunca tuvimos problemas de convivencia dentro del bloque.

¿Pero hay diferencias como en la Cámara Baja respecto del acuerdo? 

Sí que las hay y está bien que las haya. Nosotros formamos parte de la coalición de gobierno, hay un Presidente, y hay una cuestión trascendental en la que le tenemos que dar el apoyo a nuestro Presidente. Es el Presidente de la coalición y tenemos que apoyar a nuestro gobierno. Es una situación muy delicada independientemente de que ninguno de nosotros quería ir al Fondo, no promovimos ir al Fondo, nosotros hubiésemos ido al Fondo y fue Mauricio Macri quien fue al FMI, pero nosotros tenemos que hacernos cargo de esta situación y encontrar una salida.

¿Usted está trabajando para juntar los votos para aprobar el acuerdo?

Yo estoy hablando con muchos senadores para acompañar el acuerdo con el FMI. Porque independientemente del acompañamiento al Presidente, que es mí Presidente y el de todos los argentinos, estoy convencido de que la no aprobación afectaría la vida de miles de argentinos y no estoy dispuesto a que eso suceda. En esa lógica voy a hablar con todos los senadores que pueda para convencerlos de que acompañen el acuerdo.

Su nombre circuló hace algunas semanas dentro una posible ruptura dentro del bloque. ¿Cómo se resolvió esa situación? 

Yo creo que es legítimo, es positivo y es enriquecedor que tengamos un debate interno y de que cada uno diga lo que piensa y si tenemos diferencias que se expresen. Yo hice lo propio, expreso lo que pienso. Lo que no pretendo hacer es quedarme callado. Nunca planteamos romper el bloque. A mí me tocó ser parte de las negociaciones en nombre del gobernador Bordet, y Alberto Fernández en nombre de Cristina Kirchner, para producir la unidad del peronismo en Entre Ríos, y fue la primera provincia en llegar a su acuerdo de unidad en el año 2019. Por eso quiero poner en relieve eso, si yo fui promotor de la unidad junto con el gobernador, con Alberto y con Cristina, no tengo ninguna intención de ser parte de una ruptura. Yo quiero que estemos todos unidos pero también digo que hay que abordar la agenda de la gente, dijo Kueider a El Economista.

En el Senado Nacional CFK no es Massa. El tigrense se mostró hiperactivo, cedió a los reclamos de la oposición y redujo la redacción del proyecto a la mínima expresión para conseguir el voto de las diferentes bancadas de la oposición. Su objetivo siempre fue que el acuerdo se selle. Ella sigue en silencio. ¿Publicará una carta luego de la votación? 

Este viernes el jefe de la bancada oficialista, José Mayans habló con Radio La Red y dio algunas pistas. El formoseño contó que «los bloques se están reuniendo», pero aclaró que «no sabe» cómo será la votación.

«Lo de ayer fue importante, si bien ellos aportaron los votos, también son los que dejaron la deuda». Y remató: «Con Cristina Fernández hablamos del tema y se respeta que hará cada senador».

Si se replica el escenario de Diputados, las chances de que la camporista Anabel Fernández Sagasti no acompañe el proyecto son altas. El neuquino ultrakirchnerista Oscar Parrilli podría ser otros de esos 10 senadores que votarían en contra o se abstendrían en el recinto.

Solo resta definir si la bancada que preside Alfredo Cornejo habilitará el debate «sobre tablas» para que, una vez firmado el dictamen en comisión, no deban esperar una semana para tratarlo en el recinto, como dicta el reglamento.

El asunto lo resolverá el interbloque en los próximos días. Las chances de que el asunto se resuelva en la misma semana son altas.

Por estas horas, desde Casa Rosada se ilusionan con que, a más de dos años de mandato, el acuerdo finalmente se concrete. Y evitar así el default.

Si bien Cadena Entrerriana, intentó comunicarse con el senador nacional como en otras oportunidades y siempre hubo respuestas, en esta oportunidad y, seguramente por la inminencia de la resolución definitiva y/o el hermetismo que mantiene la mayoría del oficialismo, después  de todo lo ocurrido en Diputados donde claramente se mostró una fragmentación dentro del espacio aunque se lo niegue, «no acompañaron al Presidente y a los argentinos». Por ahora Kueider, eligió el silencio.

 

 

 

compartir