Novedades

FdT Entre Ríos: Esta es la batalla del «Movimiento»

A estas alturas y con la situación en general del país, los precandidatos del peronismo y kirchnerismo e integrantes de este frente político gobernante que, está dando muy malos resultados y con pronóstico reservado, hoy hacen cálculos y prenden una vela a cada santo para que la situación les sea algo mas favorable a sus ansias de seguir en el poder. Una cuestión muy difícil. Aclaremos que sobre el actual plantel del frente solo unos pocos tienen alguna posibilidad y otros directamente, tendrán que ir pensando en alguna cosa, para ocupar su vida  que, será quizás muy alejada a lo que venían acostumbrados.

En la provincia de Entre Ríos los integrantes de la «casta política del FdT» que, en general ocupan un cargo encumbrado creen, en los milagros y no quieren perder el status quo. Asimismo no pierden oportunidad para alabarse y lanzar loas entre ellos y repiten «acá en la provincia tenemos un buen gobierno, inauguramos obras todos los días y tenemos las cuentas en orden». Es sin duda una lectura correcta según con el prisma con el que se lo mire. Pero, cuando se escucha a quienes son los verdaderos protagonistas(los votantes) que decidirán los destinos de la casta, la opinión y el concepto es totalmente opuesto y se escucha «esto no da para más», «es imposible. no se puede vivir, en este desastre permanente», por ser amables y no reproducir otras expresiones un tanto subidas de tono.

Al gran pueblo entrerriano ya no le importa y, en muchos casos no tienen ni idea si Gustavo Bordet finaliza su mandato y no puede ser reelecto. No ocurre lo mismo con la «casta», todos están ocupados y preocupados por no perder su porción de poder y comodidad, trazan estrategias y alianzas(todo entre ellos). Además creen que no les cabe las generales de la ley-como se dice-en general todos estos sujetos están muy bien pagos y totalmente alejados de la realidad que atraviesa al resto de la sociedad. Pues de otra manera no se explica todo lo que le ocurre y atraviesa la ciudadanía y ellos guardan respetuoso silencio y lo que es peor aún, se sienten espectadores cuando su rol es el de protagonistas.

Si analizamos la hoja de ruta de muchos de estos individuos que se auto perciben peronistas porque así por ejemplo lo dice su filiación pero nos sus actos, podríamos llamarlos «los sin bandera» los que perdieron los idearios o las bases del peronismo que tanto y tanto les regaló. Sí. regaló porque han usufructuado muy bien la posibilidad de pertenecer al peronismo y sin ningún problema sufrieron una especie de «conversión», si la situación ameritaba. El peronismo busca la transformación del conjunto de la sociedad, donde hay una necesidad haya un derecho, donde la educación, la salud y el trabajo son las base de ese ideal. Eso no estaría sucediendo.

Tristemente hoy gran parte de esos idearios se han transformado pero, en sentido adverso, donde un puñado de sujetos siguen transformando sus pasados, presentes y futuros enquistados en su lugar de confort «la política rentada», llevando a gran parte de la sociedad a la pobreza, miseria e indigencia.

Pero, como dice el refrán no hay peor batalla que la que no se pelea. Y, la casta del Frente de Todos está dispuesta. Esta vez la batalla será entre ellos e intentaran sumar una vez más a los «militantes y simpatizantes», para no quedar fuera y mantener su status quo.

Nada está dicho y los milagros existen. Uno de esos milagros es que el «líder espiritual y político» de este sector, Gustavo Bordet, defina si desdobla las elecciones o no. De igual manera esto no cambia la realidad que nos atraviesa pero sin dudas, si la de ellos.

Definitivamente esta es la batalla del «movimiento».

A continuación compartimos el escenario que plantea y analiza Página Política, sobre el Frente de Todos en Entre Ríos.

El escenario político queda a expensas del cuadro económico: esto es el desdoblamiento electoral. Las posibilidades de disputa en el peronismo. Los nombres en pie.

El frente que integra del peronismo espera. En realidad quien espera o hace esperar es Gustavo Bordet. Sin que nadie tenga algún otro plan, el Gobernador transita a su modo el devenir.

El agite por lo bajo ante la quietud que inunda las filas del oficialismo no tiene fuerza y algunos actores se resignan a la popular “lista de unidad”.

Las veces que han venido presidenciables de la oposición a Paraná, como esta última semana, la recibida oficialista fue cuestionar la “campaña permanente”. Marcelo Casaretto lo expresó cuando Horacio Rodríguez Larreta llegó a esta capital, precisamente en modo campaña. El senador Mauricio Santa Cruz hizo lo propio con Patricia Bullrich. No más que eso.

Las dos películas que se observan en vivo y en directo sobre la política entrerriana son muy diferentes. Porque diferentes son las realidades de uno y otro campamento. Los referentes competitivos de Juntos por el Cambio tienen, en marcha, una interna que los obliga a hacer política las 24 horas y que el año pasado les dio los mejores frutos.

Ni siquiera tienen la tarea de hacer oposición. De eso se encarga la realidad que con el correr de las horas en las que opera el mercado se come de a bocados el salario. Cristina Kirchner, si retoma el diccionario de 2017 cuando creó Unidad Ciudadana, debería decir: “Les estamos desordenando la vida a la gente”.

La situación económica en Entre Ríos no es mala. El sitio Valor Local publicó un informe en el que da cuenta que la coparticipación que recibió la provincia durante el primer semestre del año tuvo un crecimiento interanual del 68,5 por ciento, según datos del Ministerio de Economía, lo que implicó superar a la inflación registrada en el mismo período.

El otro dato tranquilizador, por los menos por estos días, es que el Gobierno tiene en plazos fijos lo correspondiente a tres salarios. Esto, que también se registra en otros distritos, se lo informó Silvina Batakis a Alberto Fernández. La pregunta que comenzó a circular los últimos días en medios especializados es si el ajuste no debería también coparticiparse con las provincias.

MAPA

Bordet ha dejado trascender que el desdoblamiento es lo más lógico que suceda. No lo tiene definido y en declaraciones públicas dijo que el cronograma electoral saldrá por consenso o fruto de conversaciones con la oposición. ¿Ya estamos hablando de una transición? No tiene mucha lógica esa convocatoria, pero llena espacios de silencio.

Algo hay que decir. “Las elecciones se adelantarán si se garantiza un triunfo, sino se irá a octubre, que pase lo que Dios quiera, y la culpa será de todos”. Así, sencillo y docente, lo explicaron por separado ante Página Política dos voces autorizadas del entorno del mandatario.

El Gobernador tiene buena aceptación que se certifica con la imagen positiva arriba del 60 por ciento. En algunos trabajos es la misma que la que ostenta Rogelio Frigerio. Por eso no se tiran con nada. El precandidato de Juntos por el Cambio ni siquiera habla mal del peronismo.

Se limita a cuestionar al “espacio que gobernó 20 años y no le solucionó los problemas a la gente”. Bordet se enfila a dejar el gobierno como Jorge Busti en 1999: con buena imagen personal. La pregunta es a quién le entregará el bastón de mariscal.

En el oficialismo están quienes creen que la única que queda es que los principales referentes territoriales pongan el cuerpo. José Eduardo Lauritto en Concepción del Uruguay; y Adrián Fuertes en Villaguay, por caso. La lógica sería apostar a una buena performance en los principales distritos, a donde a Frigerio le estaría costando tener candidatos o candidatas de volumen, pese a ser él el gran elector.

¿GUALEGUAYCHÚ?

Martín Piaggio tiene a su primo Martín Roberto en lista de espera. A Juan José Bahillo le hacen llegar encuestas que le devuelven buena imagen para ver si se entusiasma con volver al pago. Asegura que no jugará, pero tiene nombres para proponer. Anotan al director de la ATER, Germán Grané.

Lo que suceda en ese distrito depende de la decisión del Intendente de subirse o no a una interna provincial. En las últimas horas se conoció una mala noticia para él: Juan Javier García, el ex intendente de Chajarí y uno de los principales entusiastas de su candidatura, anunció inesperadamente su retirada de la política.

Una campaña provincial requiere dinero y tiempo. Si se adelanta la elección, las listas cierran en febrero. Con solo pegarle una leída a la Ley Castrillón Piaggio podrá tener un panorama claro sobre cuáles son las posibilidades que tiene para dar una pelea seria.

Concordia es el otro enigma. El peronista durante años miró esa ciudad como quien busca un matafuego en pleno incendio. Esta vez “la capital del peronismo” está en problemas. El nombre que se afirma en diferentes terminales para competir por la Intendencia es el de Ángel Giano.

En Paraná Adán Bahl se asienta en la gestión y los números le dan para repetir al frente del Municipio. Su nombre y el de Laura Stratta son los únicos en pie para suceder a Bordet, según Bordet. Enrique Cresto también está listo, según Cresto. Todos saben que el tren no pasa todos los días. En caso que el escenario sea adverso y nadie quiera poner la cara de la derrota, Casaretto los librará de tamaña capitulación.

Fuente: Cadena Entrerriana/Pagina Política

compartir