Novedades

Femicidio en Dock Sud: un prefecto mató de tres balazos a su pareja y se pegó un tiro

Los dos se habían conocido trabajando en la Prefectura Naval Argentina (PNA). Producto de la relación, tuvieron un hijo, hoy de 2 años. Pero todo terminaría en tragedia: el hombre asesinó a la mujer y se pegó un tiro en la cabeza.

El femicidio seguido de suicidio se registró este viernes en Dock Sud, partido de Avellaneda, en una casa ubicada sobre la calle Sargento Ponce al 800.

Un llamado al 911, alrededor de las 21, alertó sobre ruidos de disparos de arma de fuego en la casa.

Cuando los agentes del Comando de Patrullas Avellaneda llegaron al lugar, se encontraron con la brutal escena: en el living comedor estaban los dos cuerpos tendidos en el suelo boca arriba, rodeados de un gran charco de sangre.

Según establecieron los investigadores, Rafael Horacio Díaz (32), cabo de la PNA, le pegó tres balazos a Sandra Natalia Almirón (34), también integrante de la misma fuerza federal, y luego se suicidó de un disparo en la cabeza.

Díaz y Almirón se desempeñaban en la Prefectura Naval Argentina.
Díaz y Almirón se desempeñaban en la Prefectura Naval Argentina.

 

Junto al cadáver del prefecto, que cumplía funciones en Dock Sud, encontraron su pistola calibre 9 milímetros.

Almirón, que se desempeñaba en La Boca, presentaba tres disparos en la zona del pecho, pero aún respiraba. Y aunque fue trasladada de urgencia al Hospital Interzonal General de Agudos Presidente Perón, murió en el camino.

Peritos de la Policía Científica confirmaron que el arma del prefecto fue incautada: una Pietro Beretta 92 FS, calibre 9 milímetros, con cuatro balas en su cargador. Además, en el lugar se hallaron cuatro vainas servidas.

El prefecto Rafael Horacio Díaz (32) mató a balazos a su pareja, Sandra Natalia Almirón (34), y se suicidó en Dock Sud.El prefecto Rafael Horacio Díaz (32) mató a balazos a su pareja, Sandra Natalia Almirón (34), y se suicidó en Dock Sud.

 

La víctima era oriunda de la localidad de Santa Ana, en Misiones, y era madre de dos hijos de 6 y 2 años, el más chico de su relación con el femicida.

«Todavía no puedo creer todo esto, cómo pueden tener a un loco como este en la fuerza. Por qué hiciste esto con mi hermana, Dios mío, danos fuerzas para seguir con esto«, escribió una familiar de Almirón en Facebook.

En el caso tomó intervención la UFI N° 4 de Avellaneda-Lanús, a cargo de Mariano Zitto.

Clarin

compartir