Novedades

Frigerio: Se van a revisar los nombramientos de los últimos meses y días de la gestión saliente. «El Estado no es una guarida»

El gobernador Rogelio Frigerio fue entrevistado en el programa “Cuestión de Fondo” que conduce Daniel Enz, a 48 horas de haber asumido al frente del Ejecutivo Provincial.

En ese marco, repasó sus primeras impresiones desde que está al frente de la gestión, compartió su visión sobre el Estado provincial y analizó el futuro inmediato de acuerdo al paquete de medidas económicas que anunció el ministro de Economía de la Nación, Luis Caputo y que tendrán directa incidencia en el destino entrerriano.

“Nosotros vamos a pagar el aguinaldo antes de las Fiestas y después vamos a tener que pedir un préstamo de corto plazo para poder pagar en los primeros días de enero el sueldo de diciembre”, adelantó para tranquilidad del sector público provincial.

Respecto del panorama que se viene luego de los anuncios del Gobierno Nacional, Frigerio destacó: “Va a ser duro para nuestra provincia porque se eliminan los subsidios a la energía, se eliminan los subsidios al transporte, se paralizan prácticamente las transferencias para obras públicas, para viviendas. Para nosotros va a ser durísimo. Nosotros vamos a tener que hacer un esfuerzo enorme para achicar el gasto vinculado con la política, para eliminar los privilegios de la política, para mejorar la eficiencia en la gestión pública y poder tener algunos recursos para compensar -en parte- esa pérdida de transferencias de recursos de origen nacional”.

De todos modos, recalcó que le cuesta ponerse en una posición crítica de un gobierno que recién empieza. “Quiero ver todo el plan, porque si solamente es un plan de ajuste, es un plan, a mi juicio, insuficiente. Pero, yo soy de los que creen que llegó la hora de que el gobierno nacional se ocupe de la que creo es una de sus principales funciones, la estabilidad macroeconómica”, indicó.

Respecto de la inflación, expresó que “si el Gobierno Nacional a mí me soluciona el problema de la inflación, yo me voy a encargar con mucha mejor capacidad de lo que me corresponde a mí, como gobernador de mi provincia, de la educación, de la salud, incluso de algunas obras de infraestructura locales, de la seguridad. Me voy a ocupar mejor si el gobierno nacional se ocupa de una de las cuestiones fundamentales, que la verdad, ningún gobierno hasta ahora, por lo menos en esta democracia, ha podido solucionar, que es el tremendo, gravísimo problema de la inflación, para el cual no hay otra receta que lograr el equilibrio de las cuentas públicas”.

En otro tema abordado en el programa “Cuestión de Fondo”, Frigerio se refirió a los nombramientos de los últimos tiempos y a las adscripciones. “Todos los nombramientos de los últimos días, de los últimos meses de la gestión anterior se van a revisar como corresponde, porque el Estado no es una guarida, no es un lugar donde se resguardan los políticos cuando terminan un ciclo, cuando la gente le dice con el voto que no tienen que estar más en el poder”.

Y envío un mensaje a los demás Poderes del Estado. “Llegó la hora también de que la política, el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial asuman la responsabilidad histórica que tienen; que den el ejemplo y empiecen también a ajustarse el cinturón como lo viene haciendo la gente desde hace muchísimo tiempo”.

Y aseguró que se encontró con “una provincia sin ahorros y con deudas a muy corto plazo”.

-Qué fue lo que más le preocupó de lo que encontró en el Estado entrerriano, desde el lunes a hoy? Más allá –digamos-, de las cuestiones climáticas. Nos referimos, ¿qué se encontró que le haya parecido o quizás no lo tenía en el registro?

-Todos los días encuentro cosas que me preocupan. No es una sola cosa. En principio, y lo dije públicamente en mi discurso inaugural hace pocas horas, me encuentro en una provincia sin ahorros y con deudas. Y con deudas de muy corto plazo. Nosotros vamos a pagar el aguinaldo antes de las fiestas y después vamos a tener que pedir un préstamo de corto plazo para poder pagar en los primeros días de enero el sueldo de diciembre. Además, tengo que tomar otro endeudamiento para cumplir con el pago de la amortización y los servicios de deuda de febrero. Son 66 millones. El gobierno anterior me dejó 47 millones, así que la diferencia son 19 millones en pesos, con un instrumento dolarizado. La diferencia, la tenemos que salir a pedir en el mercado ahora con otro dólar, lamentablemente. Eso desde el punto de vista fiscal y financiero. Pero, hoy también terminando de definir el organigrama final de la gestión, en las segundas líneas, en los organismos descentralizados. Y lo que me encuentro es con un montón de espacios del poder que no le sirven para nada a la gente. Y eso es de lo que hablé también en el discurso. Vamos a reducir a la mitad esos cargos de la política, porque más de la mitad -me parece-, son cargos que solamente beneficiaban al que los tenía. No tenían ninguna repercusión positiva en la sociedad.

– ¿Y cuánto les preocupó las medidas económicas anunciadas por el ministro de Economía Luis Caputo?

-Bueno, por supuesto que me preocupan como les preocupa a todos los argentinos. Se habló con mucha crudeza. El ministro habló con mucha crudeza. Pero, creo que también habló con la verdad. Y, yo creo que la gente está esperando eso de los funcionarios: que hablemos con la verdad; que no nos guardemos nada, que no tengamos actitudes demagógicas. Nos ha ido muy mal todos estos años con actitudes demagógicas, con gente que pretende tapar el sol con la mano. Porque cuando te congelan los servicios públicos con una inflación del 150 por ciento mensual, eso lo estamos pagando por otro lado. Lo estamos pagando por el peor flagelo que existe en la economía, que es la inflación. Entonces, si todas estas cosas que está planteando el gobierno son para finalmente derrotar el flagelo de la inflación, yo creo que vale la pena hacer el esfuerzo. Esperemos que sea así.

-Lo que ocurre –y usted es consciente- que más allá de su planteo que es razonable, le acaban de meter la mano en el bolsillo de la gente de manera directa. La gente que hoy fue a cargar nafta, se encontró que volvió a subir. Que ayer la yerba tenía un precio porque había aumentado, pero hoy volvió a subir y sale 100 por ciento más.

-Sin duda, pero la verdad que sería muy injusto echarle la culpa a un gobierno que acaba de asumir hace 48 horas. Esta es una situación que el gobierno anterior venía tapando de alguna manera y que ahora hay que transparentar. Pero, claramente, es muy duro y va a ser duro para nuestra provincia porque se eliminan los subsidios a la energía, se eliminan los subsidios al transporte, se paralizan prácticamente las transferencias para obras públicas, para viviendas. Para nosotros va a ser durísimo. Nosotros vamos a tener que hacer un esfuerzo enorme para achicar el gasto vinculado con la política, para eliminar los privilegios de la política, para mejorar la eficiencia en la gestión pública y poder tener algunos recursos para compensar -en parte- esa pérdida de transferencias de recursos de origen nacional.

-Se podía haber hecho de otra manera, o sea, sin ceder en el plan, pero pensando un poquito más en la gente…

-El tema es que está lleno de maestros ciruelas, sobre todo en mi profesión… de gente que opina desde afuera de cómo hay que hacer las cosas. Y la verdad es que en estos 40 años todos lo han hecho mal, porque así estamos. En 40 años de democracia no hay una sola variable económica o social que haya mejorado. Entonces, la verdad que a mí me cuesta ponerme en una posición crítica de un gobierno que recién empieza. Quiero ver todo el plan, porque si solamente es un plan de ajuste, es un plan, a mi juicio, insuficiente. Pero, yo soy de los que creen que llegó la hora de que el gobierno nacional se ocupe de la que creo es una de sus principales funciones, la estabilidad macroeconómica. Si el gobierno nacional logra la estabilidad macroeconómica, bueno, las provincias vamos a tener otra perspectiva de futuro. Si el gobierno nacional a mí me soluciona el problema de la inflación, yo me voy a encargar con mucha mejor capacidad de lo que me corresponde a mí, como gobernador de mi provincia: de la Educación, de la Salud, incluso de algunas obras de infraestructura locales, de la Seguridad. Me voy a ocupar mejor si el gobierno nacional se ocupa de una de las cuestiones fundamentales, que la verdad, ningún gobierno hasta ahora, por lo menos en esta democracia, ha podido solucionar; y que es el tremendo, gravísimo problema de la inflación, para lo cual no hay otra receta que lograr el equilibrio de las cuentas públicas.

– ¿Cómo es su relación con el ministro Caputo?

-Es una relación de mucho tiempo. Es hincha de River como yo. Nos veíamos cuando iba a la cancha de River.

– ¿A quién sostiene que el ex gobernador Gustavo Bordet, el ex intendente de Paraná Ada Bahl, se molestaron bastante con la dureza de su discurso en la legislatura?

– ¿Por qué dice que fue duro el discurso?

-Nos referimos a la contundencia y al parecer le dolió al oficialismo que se iba.

-En ningún momento lo personalicé. En ningún momento me referí a persona alguna en particular. Dije lo que yo creo es la verdad.

– ¿Ninguno de ellos le transmitió esa molestia?

-No, no lo escuché. Creo que dije lo que la gente estaba esperando que digamos, la verdad. La gente está cansada de que los políticos oculten las cosas. ¿Por qué? ¿Por qué la política no habla de lo que tiene que hablar? ¿Por qué no hablamos de los casos de corrupción? ¿Por qué no hablamos del avance del narcotráfico, de las mafias? ¿Por qué la política tiene que callarse frente a una verdad que golpea y le duele la cara todos los días a los entrerrianos? Tenemos que cambiar esa actitud. Eso es lo que separa y genera una grieta enorme entre la dirigencia política y los ciudadanos, que se sienten cada vez menos representados por una política que mira para otro lado y no enfrenta los problemas que le quitan el sueño a la ciudadanía.

La labor legislativa

-El presidente de la Cámara de Diputados, Gustavo Hein, le anticipó al personal legislativo que estaba hace algunos años y al que se sumó de manera reciente por decisión del Poder Ejecutivo Provincial que se revisarán los decretos de esos nombramientos. Son aproximadamente 180 los empleados en la Cámara de Diputados. ¿Se entiende que se hará lo mismo en el Senado provincial? Porque, por un lado, está el poder que ejercen en ese lugar el presidente del Comité Provincial de la UCR, Fuad Sosa, ex titular del sindicato legislativo.

-No, no tiene ningún cargo Sosa.

-Permítanos terminar. Quien hizo nombrar a varios integrantes de su familia en los últimos años. Entendemos que son 90 los empleados que llegaron allí en los últimos días de la gestión Bordet.

-Todos los nombramientos de los últimos días, de los últimos meses de la gestión anterior se van a revisar como corresponde, porque el Estado no es una guarida, no es un lugar donde se resguardan los políticos cuando terminan un ciclo, cuando la gente le dice con el voto que no tienen que estar más en el poder. Tenemos que terminar con esa idea. Hice mención también en mi discurso inaugural que ganar una elección no es un botín político, no es que cuando uno gana la elección se le abren las puertas a la política para beneficiarse de los cargos públicos. Ganar una elección es solamente asumir una tremenda responsabilidad y yo quiero que sea así a partir de ahora en la provincia.

-Gustavo Hein adopta una actitud en Diputados, pero el Senado no.

-El Senado va a adoptar la misma política que la Cámara de Diputados y que el Poder Ejecutivo de la provincia. Quiero invitar también a la Justicia para que haga lo mismo. La gente necesita ver a los dirigentes políticos con actitudes ejemplares. La gente se viene ajustando el cinturón hace décadas en la Argentina. La gente la viene pasando mal hace décadas en la Argentina. Los jóvenes entrerrianos tienen que buscar muchas veces en otro lado el futuro que acá, en nuestra provincia, no encuentran. Llegó la hora también de que la política, el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial asuman la responsabilidad histórica que tienen; que den el ejemplo y empiecen también a ajustarse el cinturón como lo viene haciendo la gente desde hace muchísimo tiempo.

– ¿Estas revisiones, además de la Legislatura, se harán también en otros organismos del Estado provincial?

-En todos los organismos. He sido muy claro con eso: en todos los organismos. Y además quiero aclarar otra cosa. Vamos a terminar con las adscripciones. Muchas veces las adscripciones son un mecanismo para encubrir “ñoquis”, gente que no va a trabajar, gente que recibe un sueldo pagado por los contribuyentes y que usa la adscripción como un mecanismo para evitar el control y no ir a trabajar…

-O para beneficiar a allegados directos, como hizo Adán Bahl, llevando al Municipio de Paraná a persona de la Legislatura de su confianza que le pagaba el sueldo más el otro sueldo del municipio.

-Todas las adscripciones se van a terminar. Se van a dar de baja y después vamos a evaluar una por una si tienen algún sentido o no tienen ningún sentido. Y, por otro lado, también fui claro en mi discurso inaugural: se terminan los dobles o triples sueldos en la administración pública.

-Fue muy insistente en la urgencia de debatir y sancionar nuevas leyes como la Ley de Ministerio. Sin embargo, la Cámara de Diputados está convocada para el miércoles 20. ¿Por qué no se dispuso de mayor énfasis para que los legisladores sesionen durante esta semana? Porque ya vienen las fiestas navideñas. ¿Por qué no sesionaron ahora? Con la urgencia que ustedes dicen que están precisando.

-Pero, nosotros, con que podamos sacar la ley de Ministerios el miércoles, está bien. Estos días estuvimos firmando los decretos. Usted sabe que otra de las cosas que tenemos que cambiar y que nos encontramos, es un Estado paralizado. Un Estado que parece que funcionara como en el siglo pasado. Todo con papeles, no existe la firma digital. Tienen que ir los funcionarios llevando los papeles de una oficina a la otra. Y eso hace perder mucho tiempo al Estado. Y, por supuesto, también hace perder plata y efectividad a las políticas públicas y a los contribuyentes (…) La semana que viene va a sesionar la Cámara de Diputados y va a darle media sanción a la Ley del Ministerio y al día siguiente el Senado la va a convertir en ley. Va a ser así y va a ser así todo el verano. Le he pedido a los funcionarios que este año no hay vacaciones.

-Hay lugares que no se sabe quiénes van a conducirlo. Por ejemplo, Energía de Entre Ríos.

-Le he pedido a un técnico del sector privado, que ha pasado en algún momento por nuestra empresa cuando era privada que se llamaba Jaime Barba que organice y se haga cargo de la energía. Todavía no definimos los cargos, pero va a estar al frente de la empresa. El Ente Provincial Regulador de la Energía de Entre Ríos (EPRE) es una intervención y vamos a designar al interventor para normalizar la empresa.

– ¿En Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER)?

-En ATER va a estar Jesús Korell, un contador del Departamento de Gualeguaychú.

– ¿En el Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV)?

-El IAPV es un directorio, pero va a estar presidido por Manuel Schonhals, ex intendente de Nogoyá.

– ¿En el Instituto Autárquico Provincial del Seguro?

-En el Instituto del Seguro va a haber un especialista del área del Seguro. Ya lo vamos a hacer público, creo que mañana. Es alguien especialista del área del Seguro y del sector privado también.

– ¿En la Unidad Ejecutora Provincial (UEP)?

-Va a estar Gustavo Cusinato.

Salto Grande y Caru

– ¿Qué rol va a tener el gobierno entrerriano con las designaciones de los organismos como la Comisión Mixta del Salto Grande o la Comisión Administradora del Río Uruguay? Más allá que los designa el Gobierno Nacional, ¿usted ha hablado algo sobre este tema con Milei?

-Sí, hablé. Estoy trabajando en eso. Lo he dicho muy claro también en cada oportunidad que me ha tocado referirme a estos temas: voy a defender el interés de los entrerrianos en todos los ámbitos que sean necesarios. Y creo que tener alguna incidencia en los nombres que ocupan esos lugares, muchas veces clave para las políticas públicas de nuestra provincia, es algo importante. Y voy a estar ahí incidiendo de la manera que pueda para que se tomen las mejores decisiones. Acuérdense también que nosotros tenemos una pelea que dar por Salto Grande, no solo por la regalía, sino por el precio de la energía. Es una pelea que voy a dar y que estoy empezando a dar desde antes aún de que la gente me diera la enorme responsabilidad de ser el gobernador de Entre Ríos.

– Usted lo mencionó al principio que son numerosas las estructuras administrativas del Estado Provincial que se desconoce para qué sirven. ¿Cuántas quedan fuera en el organigrama de lo que había y de lo que usted considera que debe haber?

-Bueno, lo que pasa es que usted sabe que hay una gran falta de información, hay una dificultad de acceso a la información pública tremenda en la provincia.

-¿Se encuentran con faltante información, quiere decir?

-Sí, por supuesto. Yo necesito poner a alguna persona, al menos alguna persona, en cada una de estas dependencias a las que usted hace referencia para saber qué hay. Porque no es que haya una información que usted se mete en internet y pueda tener la información online de toda la estructura administrativa del Estado. Eso no existe. En el siglo XXI debería ser lo más normal del mundo. Cualquier vecino se pueda meter y averiguar lo que quiera del Estado. Y el Estado tiene la obligación de darle esa información a los vecinos. Y así va a ser de acá a un tiempo cuando podamos arreglar y ordenar también este punto.

Caja de Jubilaciones y Pensiones de Entre Ríos

-La Caja de Jubilaciones es problemática. ¿Va a promover el debate en torno a la realidad de la Caja de Jubilación de la provincia?

-Por supuesto que sí. Ya lo he dicho también. Vamos a hacer un llamado a todas las fuerzas políticas para poner ese tema en debate. De nuevo, basta de oscurantismo. Basta de mirar para otro lado cuando tenemos un problema enfrente evidente que hay que solucionar.

-Sí, pero acá todos los gobernadores han ido “pateando” el debate sobre el sistema pasivo …

-Hace 20 años que estamos gobernados por los mismos, deme una oportunidad. Mi desafío no es generar el debate. Mi desafío es solucionarles los problemas a los entrerrianos. Para eso me han votado. No es solamente generar el debate. Generar el debate, arranco. Y tomar decisiones. Pero, voy a generar el debate porque quiero también dejar “de patear” para adelante el problema de la sostenibilidad en el tiempo de nuestra Caja de previsión social.

– ¿Cómo está viendo la realidad del Instituto de la Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper)? Porque es un organismo que se está viendo muy afectado por todo lo que debe pagar mensualmente por drogas o tratamientos, que son sumas millonarias. Hasta la semana pasada el Iosper pagaba más de 350 millones de pesos por algunas prestaciones y eso ahora con el dólar a 800 pasó a casi 780 millones mensuales. Es decir, una diferencia de 420 millones de pesos. Yo no sé si usted ya habló o alguien de su equipo ya habló con Fernando Cañete, el titular del Iosper, para ver cómo va a seguir el aporte previsto por ley.

-Bueno, el aporte aumentó hace algunos meses. Evidentemente. tenemos que estar pendientes del impacto que vaya a haber con estas medidas que ha tomado el Gobierno Nacional en las últimas horas. Yo voy a hacerme cargo también de las decisiones que se toman en el Iosper como en todas las dependencias públicas. También acá hubo una cultura de alguna manera del Estado Provincial de delegar en otras organizaciones algunas cuestiones que son funciones indelegables del Poder Ejecutivo votado por la gente. Eso se termina. Ahora hay gobernador que se hace cargo de todos los aspectos vinculados con las decisiones del Poder Ejecutivo Provincial. Incluso las decisiones vinculadas con el Iosper.

-Bueno, pero está establecido por ley, van a tener que modificar la ley.

-No, no hace falta.

-Está diciendo que enviará algún gerente.

-Como dice la ley. Yo voy a cumplir con la ley.

Recursos nacionales

– ¿Qué tiene pensado, digamos, para los próximos días? Porque realmente las decisiones del gobierno de Milei están generando cierta preocupación en las provincias, en los municipios. ¿Cómo piensa organizarse? Porque usted aparece como líder de los gobernadores de la oposición.

-Es un rol que me endilgan varios, pero que yo no asumo. Soy un gobernador más.

-Por eso, ¿cuáles serían los pasos para los próximos días?

-Hemos tenido contactos, he hablado con funcionarios claves del gobierno nacional, defendiendo los recursos de la provincia. Digo, el gobierno nacional ha sido votado por una mayoría muy importante del pueblo argentino y tiene todo el derecho del mundo de poner en marcha las políticas que crea mejores y necesarias para salir de este lugar tan difícil, tan triste, por el que está atravesando la Argentina desde hace varios años. Pero. que no me toquen los recursos de mi provincia. Yo ahí también me pongo “el cuchillo entre los dientes” y los recursos de la provincia los voy a defender en todos los lugares que sean necesarios. Y eso es lo que he estado haciendo aún antes de asumir. Porque he estado en Buenos Aires la semana anterior a asumir peleando por recursos que entendía son de la provincia y que el gobierno nacional -en decisiones demagógicas vinculadas con la campaña electoral- nos había sacado. Por suerte, pudimos recuperar una parte de esos recursos y vamos a dar la pelea para que a esos recursos no los toquen.

Austeridad y lucha contra el nepotismo

 

-Gustavo Bordet modificó la ley del Consejo de la Magistratura y otorgó facultades al Superior Tribunal de Justicia, pese a que la Constitución de la provincia lo excluía. El bloque de diputados de su partido anunció que en un futuro gobierno de su signo político derogaría la modificación. ¿Tiene el tema en carpeta?

-Por supuesto.

-El otro punto, y siempre remarcando que estamos hablando de un poder independiente, uno ve los vínculos políticos y o familiares entre miembros del Superior Tribunal de Justicia e integrantes del Partido Justicialista que son tan innegables como evidentes y que proyectan serias dudas en cuanto a la transparencia e independencia del Poder Judicial. Usted dijo y remarcó en la Legislatura y frente a la Casa de Gobierno que se acabó el nepotismo en la provincia. Y acá hay muchas situaciones de nepotismo.

-No solo lo hice como una expresión de deseo. Voy a presentar un proyecto de ley para terminar con el nepotismo. Es un poder independiente. Voy a invitar a todos los Poderes del Estado a imitar las políticas de austeridad extrema que va a adoptar el Poder Ejecutivo provincial.

-Usted anunció varios proyectos de ley que en realidad se podrían tratar en todos estos días.

-Sí, sí, los estamos terminando de definir. Acabo de asumir hace menos de 48 horas.

-Sí, está bien, pero usted tiene colaboradores que seguramente están trabajando en todo esto.

-Sí, sí, están trabajando 24 horas en esto.

 

Nombramientos en el STJ

-Quizás haya vacantes en el Superior Tribunal de Justicia a raíz de algunas jubilaciones de sus integrantes. Hay uno de ellos que ya inició el trámite, pero son varios los que están en condiciones de jubilarse. ¿Cómo resolverá las designaciones que haya que hacer en esta potestad que tiene el Gobernador en la medida que vayan apareciendo vacantes?

-Como yo creo que hay que hacerlo: con la misma impronta que me han escuchado en cada oportunidad que he tenido de hacer referencia a estos temas. Con total independencia del poder político de turno. Los jueces tienen que ser independientes y la política no tiene que meterse en esas decisiones. Voy a ser inflexible en ese punto. No quiero jueces amigos, no quiero jueces vinculados con el poder circunstancial de la política.

– ¿Y entonces? ¿Y ahí cómo haríamos?

-Bueno, los vamos a elegir cumpliendo ese mandato.

Lucha contra la corrupción y gastos reservados

-¿Cuál es su límite para con aquel funcionario que comete una irregularidad, un delito de corrupción y termina con una denuncia en la justicia? ¿Se tiene que apartar del cargo, o defenderse, o puede seguir en ese lugar del Estado?

-Me parece que es muy genérica la pregunta.

-No, no, le hacemos una pregunta concreta: si usted tiene un funcionario denunciado por corrupción, ¿qué hará? ¿Le pide que se vaya, que se quede a defenderse en su oficina ?

-Una cosa es una denuncia y otra cosa es un procesamiento, por ejemplo, donde la justicia determina que hay pruebas suficientes como por lo menos procesarlo. Me parece que son dos aspectos distintos: si la justicia interpreta que hay pruebas como para avanzar en un procesamiento de un funcionario de mi gobierno, ese funcionario va a tener que dar un paso al costado.

-¿Y sobre los gasto reservados? Usted dijo que no hay más gasto reservado. Hoy por hoy gasto reservado tenía el gobernador, el ministro de Gobierno y el jefe de Policía en función de hechos muy especiales. Además, usted dice que nadie tiene que ganar más que el gobernador.

-Bueno, me parece que es lo lógico, me parece que hay una distorsión salarial en el sector público de la provincia que hace imposible una buena gestión, creo que eso es parte de lo que tengo que ordenar, de las tantas cosas que tengo que ordenar. Voy a ordenar también eso: la distorsión enorme que hay en la política salarial dentro de la provincia. Hay salarios que duplican al del gobernador en la gestión pública, ¿cómo se explica eso?

-¿Usted es consciente de que hay varios sueldos que están por encima del gobernador?

-Los tenemos que ordenar, en varios organismos.

-¿Usted cree que hay que ordenarlo?

Sí, por supuesto. La gran mayoría de los entrerrianos cree que hay que ordenarlo. Los vamos a ordenar.

La relación con la oposición

-¿Y cómo va a ser su relación con la oposición? Porque usted fue muy frontal el otro día y se molestaron mucho en el bordetismo?

-Le insisto con la cuestión: he sido siempre muy respetuoso, nunca personalizo en la política. No tengo ganas de hacer un gobierno que mire todo el tiempo por el espejo retrovisor. Quiero mirar para adelante, quiero resolver problemas. Quiero que los problemas los resolvamos juntos todos los entrerrianos. Son demasiado complejos y difíciles como para que los resuelva una persona o un espacio político. Le insisto que realmente todos cinchemos para el mismo lado. Por primera vez la gente está esperando eso de nosotros. Ahora, no me condicionen a mentir. Yo voy a decir siempre la verdad.

-Está bien, pero aparece como una especie de contradicción. Usted dice, “no quiero el espejo retrovisor”, pero usted el otro día habló con vehemencia de la causa contratos truchos, aunque sin nombrarla de esa manera…

-Pero ¿cómo no voy a plantear qué gobierno estoy recibiendo? Bueno, una cosa es estar todo el tiempo mirando para atrás y otra cosa es decirles a los vecinos, a los ciudadanos de Entre Ríos qué provincia estoy asumiendo, en qué condiciones. Y además lo de la causa de contratos, que usted hace referencia, lo planteo no porque yo me quiera meter en la Justicia. Estoy esperando que la Justicia, por supuesto, resuelva ese tema. Creo que la sociedad merece saber qué pasó con ese tema. Pero yo no me meto con la justicia. Yo quiero que la política sume la parte de responsabilidad que le toca en esta materia. Después de que quedó comprobado que hubo millones y millones de pesos (53 millones de dólares) que no se destinaron a mejorar la actividad de los legisladores, sino a llenar los bolsillos de unos vivos, de unos delincuentes; nosotros no reaccionamos desde la política y deberíamos haber reaccionado haciendo una reducción drástica del presupuesto que iba a los contratos de los legisladores. Si se comprobaron que estaban de más, que no mejoraban la actividad legislativa, ¿por qué siguen estando esos contratos? Eso es lo que yo planteé en la legislatura el otro día. Y creo que es del sentido común lo que dije. No estoy atacando a nadie.

-Sin duda. Pero le insisto: colisionaba con la cuestión del espejo retrovisor.

-Una cosa es estar todo el día hablando de estos temas y otra cosa es el día en que asumo como gobernador y tengo que contarle a la gente la verdad.

-Pero usted es consciente que cada vez que asume un gobierno hay funcionarios que miran y preguntan ¿con qué nos encontramos? ¿Y esto qué vamos a hacer? ¿No lo vamos a denunciar? Porque si encontraron que hay una irregularidad se debe denunciar.

-Pero si el funcionario que encuentra algo que está mal y no lo denuncia, es cómplice de eso que pasó.

-Pero usted dice que no quiere “el espejo retrovisor”.

-Una de las cosas es que yo quiero estar más preocupado y más ocupado en resolver problemas para adelante y aprovechar el enorme potencial que tiene nuestra provincia que de estar mirando todo el día para atrás, echar culpas, pasar facturas. Ya le conté a los ciudadanos entrerrianos lo que me encontré. Por supuesto que no todo, porque tuve pocas horas de asumido. En las próximas semanas, en los próximos meses, seguramente tendrá una perspectiva mucho más clara y contundente de la provincia que heredé. También se lo voy a contar a los entrerrianos.

-Y eso lo va a informar públicamente.

-Por supuesto, porque creo que es mi obligación. Eso no es contradictorio con que a mí me van a ver trabajando todo el día, mirando para adelante, resolviendo problemas para adelante, aprovechando de nuevo el enorme potencial que tiene nuestra provincia que está dormido desde hace demasiado tiempo. Yo quiero eso. No quiero estar pasando facturas y echando culpas todo el día. Pero, también tengo la obligación de decir la verdad, de contarle a los entrerrianos que tienen el derecho a saber qué provincia tenemos hoy.

Analisis Digital

compartir