Novedades

Funcionarios del Gobierno podrán importar autos de lujo y pagarlos a dólar oficial

La falta de dólares que viene sufriendo el Banco Central obliga a la entidad monetaria a restringir cada vez más el acceso a la divisa norteamericana, incluso cuando se trate para fines comerciales. Es por ello que la semana pasada, la institución presidida por Miguel Pesce, lanzó un comunicado donde se notifica que no entregará dolares a las concesionarias para que importen vehículos cuyo valor supere los 25 mil dólares.

Junto con el comienzo del año, el Banco Central anunció un nuevo cepo a la importación de autos en la Argentina: la entidad monetaria redujo la base imponible de los vehículos que se pueden traer al país accediendo al «dólar oficial». Ese tope, que no existía en 2020, debutó en 2021 con una base imponible de 35 mil dólares (leer nota de archivo) y se redujo a 25 mil dólares con el comienzo de este 2022. De esta manera, todos los autos que cuesten más de 25 mil dólares de Valor FOB (precio en puerto de origen, antes de impuestos y fletes) deberán conseguir financiación externa y realizar la compra al exterior con el dólar no-oficial («blue»).

La comunicación completa del BCRA, los modelos a los que afectará y los efectos que esta medida tendrá en el mercado automotor argentino se informaron en esta nota.

Sin embargo, la comunicación no sólo bajó la base imponible del Valor FOB. El texto también mencionó algunos casos que estarán exceptuados de esta media: los organismos y entidades estatales tendrán el privilegio de seguir accediendo al dólar oficial para importar autos de lujo.

Es importante señalar que la medida del BCRA se refiere de manera exclusiva a los autos de pasajeros. No hace referencia a vehículos de fuerzas de seguridad ni a móviles sanitarios, que siempre contaron con permisos de importación especiales. Esta nueva excepción beneficiará de manera exclusiva a los autos de flota para transportar a funcionarios de las siguientes áreas: «i) el sector público, ii) todas las organizaciones empresariales, cualquiera sea su forma societaria, en donde el Estado Nacional tenga participación mayoritaria en el capital o en la formación de las decisiones societarias, iii) los fideicomisos constituidos con aportes del sector público nacional, iv) las entidades financieras por importaciones propias de servicios que realice la misma entidad, o v) las entidades para la cancelación de cartas de crédito o letras avaladas emitidas u otorgadas hasta el 6.1.22 inclusive.»

De esta manera, el BCRA otorga un privilegio inédito para que funcionarios de esas áreas del Estado puedan utilizar los dólares de las reservas para importar y disfrutar de autos de lujo para uso oficial. Así, nace una nueva casta privilegiada en el mercado automotor argentino: «El sector público», definido con esas mismas palabras por el propio Banco Central.

s

La medida afecta a todos los autos cuyo valor de venta al público es de u$65.000 pero excluyó a funcionarios
compartir