Novedades

Gas Nea apeló la rescisión del contrato con el Gobierno de Entre Ríos

La distribuidora de gas natural Gas Nea -que tiene la concesión en la Novena Región del país, que abarca cinco provincias: Entre Ríos (excepto Ciudad de Paraná), Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa- inició una batalla legal contra la decisión del Gobierno de Entre Ríos de rescindir el contrato para la prestación del servicio a nivel local.

De acuerdo a lo que pudo averiguar Entre Ríos Ahora, Gas Nea presentó un recurso de revocatoria ante el titular del Poder Ejecutivo provincial, Gustavo Bordet para que se revea la rescisión del contrato de concesión. Aunque el trámite no ha podido avanzar por cuanto la Administración Pública está, hasta el próximo viernes 13, en receso.

La medida quedó contenida en el decreto Nº 3.921, firmado por el gobernador Gustavo Bordet-  y se fundó en la casi nula inversión realizada por la compañía. “Frente a la magnitud de la inversión realizada por la Provincia, que ronda los 600 millones de dólares, Gas Nea sólo puede afirmar que en 25 años construyó 30 kilómetros de gasoductos a la localidad Villaguay”, explicó el Gobierno.

La rescisión del contrato de concesión dispuesto por la Provincia tuvo  efecto inmediato, aunque el futuro de la prestación del servicio de gas natural en la IX Región lo determinará el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), que ya fue notificado. La zona abastecida por Gas Nea tiene una población de más de 5,2 millones de habitantes, representando un 12% de la población nacional. En la actualidad, Gas Nea opera en 55 localidades, abasteciendo a más de 110.000 usuarios, entre ellos, hogares, comercios, industrias y estaciones GNC, mediante una red de 4.295km de cañerías y 110 plantas reguladoras.

De momento, el Enargas no se ha expedido, y la decisión que se adopte es esperada con expectación con los gobernadores de la región donde la distribuidora tiene actualmente la concesión. El dato lo revelan en el Gobierno como auspicioso. “Quieren replicar lo que hizo Entre Ríos. Y por eso están muy a la expectativa de qué es lo que finalmente se resuelva en el Enargas.

En diciembre de 2020, el Gobierno puso en marcha el Plan Gas.Ar, una iniciativa que tiene como objetivo contractualizar la producción de gas con una base de 70 millones de metros cúbicos diarios para asegurar el abastecimiento de la demanda prioritaria, así como sustituir parte de las importaciones de Gas Natural Licuado (GNL) y de combustibles líquidos, con la consecuente ahorro fiscal.

El ministro de Economía, Sergio Massa, destacó, en el lanzamiento del Plan Gas.Ar 2023-2028, que ese programa permitirá al Estado un ahorro en subsidios de US$ 19.500 millones en los próximos cinco años y afirmó que esto «pone a la Argentina frente a la oportunidad más grande de construir orden fiscal”.

Dijo que el plan significa “un cambio de paradigma en la balanza económica y comercial de la Argentina para los próximos cinco años” que permitirá un “ahorro para el Estado en subsidios de US$ 19.500 millones” en ese período.

“Pone a la Argentina frente a la oportunidad más grande de construir orden fiscal sobre la base de haber alineado un recurso estratégico, inversión privada e incentivos del sector público bien alineados”, aseguró en el acto que se realizó en el CCK.

En el Gobierno de Entre Ríos miran con interés y atención ese programa y de qué modo la provincia podría resolver el tema de la adjudicación de la prestación del servicio de gas natural.
Analisis

compartir