Novedades

Gasoducto en Vaca Muerto: exfuncionario a cargo del proyecto negó presiones en la licitación

En la causa que investiga presuntas irregularidades, el ingeniero Antonio Pronsato declaró como testigo ante el juez federal Daniel Rafecas y rechazó haber sido objeto de tráfico de influencias o negociación incompatible por parte de algún funcionario para beneficiar a alguna empresa en la licitación.

El ingeniero Antonio Pronsato, exfuncionario que encabezó la unidad ejecutora de Enarsa a cargo del proyecto del Gasoducto en Vaca Muerta negó este lunes ante la justicia haber presionado para beneficiar a alguna empresa, informaron fuentes judiciales con acceso al expediente en el que se investiga si hubo irregularidades en la licitación de la obra.

Pronsato declaró como testigo, bajo juramento de decir verdad, ante el juez federal Daniel Rafecas y negó haber sido objeto de tráfico de influencia o negociación incompatible por parte de algún funcionario para beneficiar a alguna empresa en la licitación, según detallaron las fuentes que están al tanto la declaración.

 

El exfuncionario explicó además que su renuncia se debió exclusivamente a las demoras en las tomas de decisiones requeridas para avanzar con la obra, que comenzó a advertir desde mediados de abril de este año, y por la notoria falta de coordinación entre los organismos intervinientes.

En la parte más “técnica” de la declaración, el ingeniero explicó que los caños de 36 pulgadas son los más eficientes y adecuados para la obra, descartó la posibilidad de usar chapa naval y fundó que el rechazo a pedidos de prórroga de otros posibles oferentes de caños en la premura de ejecutarla.

También advirtió que en la licitación de válvulas ningún oferente cumple con los plazos de entrega exigidos, dijeron las fuentes.

Esta declaración se produjo luego de que el viernes último el exministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, negara que la licitación hubiera sido direccionada en favor de la multinacional Techint.

“En ningún caso me consta que se hayan producido hechos de corrupción relacionados con la licitación del gasoducto Néstor Kirchner”, sostuvo el exministro al prestar declaración testimonial ante el juez Rafecas y el fiscal del caso Carlos Stornelli.

“Si hubiese tenido algún elemento que indicara posibles actos de corrupción los habría denunciado en sede judicial”, aseguró el exfuncionario nacional en la declaración testimonial que se concretó el viernes en el tercer piso de Comodoro Py 2002.

Este martes, habrá una junta de expertos en extracción de gas y el miércoles una reunión similar de especialistas en transporte de esa sustancia.

De la audiencia del martes participarán especialistas de cuatro empresas que extraen gas en Vaca Muerta (Pluspetrol, YPF, Tecpetrol y Total Austral) para que expliquen en calidad de testigos los “requerimientos técnicos” necesarios para la construcción del gasoducto; las previsiones y proyecciones de extracción y posterior transporte de gas.

La audiencia se llevará a cabo en una de las salas de juicio de los tribunales federales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro, y el juzgado previó que pueda ser grabada para luego ser difundida a través de YouTube, por el interés público que se suscitó en relación a este tema.

El miércoles 15, a las 10, se llevará a cabo una segunda audiencia a la que fueron convocados cuatro expertos designados por las empresas TGN y TGS (Transportadora Gas del Norte y del Sur), Enargas y Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires.

Después de las audiencias, quedará configurado un escenario probatorio a partir del cual el juez Rafecas podrá definir si corresponde seguir investigando la posibilidad de que hubieran sido cometidos ilícitos en la licitación ventilada o si corresponde archivar las actuaciones por inexistencia de delito.

Las líneas de investigación planteadas por la fiscalía, sobre las que deberá definir el juzgado son tres: el supuesto direccionamiento de la licitación en favor de Techint, la posible violación a la ley de compre nacional en relación a adjudicación para la provisión de válvulas y la posibilidad de que algún empresario hubiera ejercido influencias indebidas para quedarse con algún tramo de la obra.

En este expediente se acumularon denuncias presentadas por dirigentes de la oposición y abogados particulares inspiradas en el informe ‘en off’ que el viernes por la noche se difundió desde el Ministerio de Desarrollo Productivo con cuestionamientos al proceso licitatorio -que aún está abierto-; planteos que fueron rechazados y desmentidos por la empresa Ieasa (Integración Energética Argentina Sociedad Anónima) a través de un comunicado.

El sábado, en su respuesta, la empresa estatal Energía Argentina (Ieasa) criticó el ‘off’ de Desarrollo Productivo al considerarlo “una nota carente de conocimiento técnico” y negó que se haya armado “un pliego de licitación a la medida de Techint”.

En esa réplica, la empresa aseguró que ese grosor en el laminado de la chapa responde a estándares internacionales que exigen determinados “alcances técnicos” para los gasoductos, en proporción a la extensión del trazado y la presión del gas a transportar.

Además, informó que para la adquisición de válvulas “el proceso licitatorio aún se encuentra abierto y será declarado fracasado, debido a que ninguna de las ofertas cumple con los plazos de entrega solicitados”, con lo cual respondió otro de los reproches incluidos en la nota ‘en off’ enviada por WhatsApp.

Con información de agencias.

IG y DA

Curriculum del ingeniero Pronsato

Pronsato es la cabeza del equipo de ingenieros, abogados y economistas que redactaron los pliegos de las licitaciones del gasoducto, entre ellas, dos que quedaron en la mira judicial por los dichos del exministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, que terminó relativizando ante la Justicia.

“Pronsato es responsable de las obras civiles de 5.000 kilómetros de gasoductos en Argentina -durante su gestión como interventor del Enargas- y entre otras cosas llevará también un documento de 37 páginas sobre cómo debe hacerse el gasoducto, y por qué se decidió que los caños tengas el diámetro determinado” -las renombradas 36 pulgadas-, explicó a elDiarioAR un hombre allegado al ingeniero, quien también contó que en el entorno de Pronsato debieron frenarlo para evitar que haga una conferencia de prensa desmintiendo a Kulfas la semana última. 

La clave de esas decisiones es la singularidad de Vaca Muerta, determinada por variables como de donde sale el gas; a dónde debe llegar; y cuánto gas y a qué presión tiene que transportar el gasoducto. “Para el gasoducto de Vaca Muerta, los caños deben transportar gas a una presión de unos 90 kilos por centímetro cuadrado. Para tener una dimensión, la explosión y derrumbe del edificio de Rosario en 2013 fue por una fuga de gas de un caño que transportaba 4 kilos por centímetro cuadrado. ¿Usted cree que se puede usar cualquier chapa de acero? ¿La de un auto o un barco?”, agregó la persona consultada. Estos son algunos de los puntos que justificarían cómo estuvo planeado el pliego de la licitación que ganó Techint para vender los tubos por casi US$500 millones.

Entre los 5.000 kilómetros de gasoductos en su haber, el ingeniero Pronsato tiene la obra civil de la ampliación de los gasoductos que ganó la constructora brasileña Odebrecht (gasoductos General San Martín y Neuba) gracias a una licitación a medida por la que el exministro De Vido y el ex secretario de Energía, Daniel Cameron, deben afrontar un juicio oral y público. Pronsato no estuvo imputado en la causa de los gasoductos de Odebrecht, que se centró en la etapa previa a su participación, aclaró un allegado ante la consulta.

En aquel caso, funcionarios y ejecutivos de Odebrecht pactaron las condiciones para que la constructora brasileña se quedara con el contrato de los gasoductos de 2006-2008 por al menos US$2.300 millones. Se armó una licitación que sólo Odebrecht podía cumplir, según reveló Perfil en 2017 en base a documentos internos del Ejecutivo y confirmó la investigación judicial del fiscal Federico Delgado. El propio Rafecas fue juez de la causa.

El saliente ministro y hombre de confianza del presidente Alberto Fernández había sostenido en un texto distribuido entre periodistas que la licitación para la adquisición de los tubos de acero había estado hecha a medida de la multinacional ítalo-argentina Techint y que una segunda licitación de válvulas no había respetado la ley de compre nacional. Sin embargo, Kulfas negó este viernes ante la Justicia tener conocimiento de supuestos delitos y hechos de corrupción en torno a la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, de acuerdo con su declaración testimonial.

compartir